El camino inverso de Carolina Durante

Concierto de Carolina Durante. /Ignacio Perez
Concierto de Carolina Durante. / Ignacio Perez

El grupo madrileño publica su primer disco después de triunfar con sus canciones 'Cayetano' o 'Perdona' junto a Amaia Romero

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNMadrid

La primera cita seria fue un 25 de febrero de 2017. Ese día, en la sala El Juglar del multicultural barrio de Lavapiés, Carolina Durante ofrecía su primer concierto cobrando entrada. Llenaron el pequeño local, con apenas para capacidad para cien personas, con 'trampa'. «Eran todos familia y amigos», reconoce con media sonrisa Mario del Valle, guitarrista del grupo. Desde entonces, comenzaron a actuar tanto en Madrid -los cuatro componentes del grupo son de Malasaña, tradicional zona de marcha de la ciudad- como fuera. «Somos cuatro colegas que decidimos montar una banda», resume Martín Vallhonrat, bajista, sobre qué es este grupo de pop que saca ahora su primer disco ('Carolina Durante por Carolina Durante', editado por Universal y Sonido Muchcaho) después de haber asombrado con sus primeros temas.

Unas canciones que no estaban, físicamente, en ningún sitio. «La verdad es que hemos hecho todo un poco al revés. Será nuestro estilo, supongo», razona Diego Ibáñez, vocalista de la banda. Los últimos 17 meses de Carolina Durante (el batería Juan Pedrayes es el cuarto miembro) han sido vertiginosos, sin parar de dar bolos por salas y festivales. Todo sin tener un trabajo largo en el mercado. ¿Suerte? «Puede ser. Fue todo muy loco», explica Ibáñez. Nada más salir a las plataformas de 'streaming' 'La noche de los muertos vivientes', en diciembre de 2017, recibieron una llamada para actuar en el Bilbao BBK Live. «Nos confirmaron con solo una canción y ahí seguimos», añade el cantante.

Pero el gran salto se produjo con 'Cayetano', ese joven de familia bien, que vive en un pedazo de chalet y que ayer votó con total seguridad a Ciudadanos. Una canción que se convirtió en un gran tema por sus instrumentos contundentes y su ironía y un insulto para otros. En Bilbao, tuvieron que alertar a los espectadores de que no subieran al escenario a cantar con la banda. Solo en el canal de YouTube de su sello, la canción ya la han visto 1,2 millones de personas. Incluso 'Cayetano' apareció en un panel de 'La ruleta de la fortuna' para regocijo del cuarteto. Pero el gran vuelco tuvo que ver con Amaia Romero. La ganadora de 'OT' en 2017. Los quince segundos que cantó de 'El himno titular' hizo que las miradas se volvieran otra vez hacia el grupo. «No dejaban de entrar mensajes al móvil», confiesan.

Meses después, Carolina Durante y Amaia Romero cantaron juntos 'Perdona (ahora sí que sí)'. Otra vez a la cresta de la ola: tres millones de visitas en el canal de vídeos más famosos del mundo y millones de escuchas en las plataformas de 'streaming'. Un éxito sin tener ni un solo trabajo en el mercado. Y, cuando lo ponen a la venta el pasado viernes, ninguna de las tres canciones que más reconocen sus seguidores están entre los diez cortes que componen 'Carolina Durante por Carolina Durante', otra ironía a los discos homónimos.

«¿Por qué teníamos que meterlas?», se pregunta Vallhonrat. «No tenía mucho sentido. Ya están grabadas y se han escuchado mucho», argumenta el bajista, acompañado por los asentimientos del resto del grupo. «Siempre que haces algo nuevo es arriesgado», añade Del Valle. «Y confiamos de forma ciega en nosotros mismos», remacha Ibáñez para justificar que no estén estos temas entre los diez elegidos para un disco de debut de treinta minutos contundentes, que no dejan ni un segundo de tranquilidad. Solo se quedaron fuera dos cortes porque no había unanimidad entre los cuatro. «Y hubo una que la dejamos a medias porque Diego era incapaz de cantarla», añade el bajista.

Un disco que se ha convertido en «un segundo paso» de la banda tras darse a conocer. «Mola mucho tener el disco en las manos pero sobre todo mola mucho dar un concierto con canciones que están ya publicadas. El verano pasado estuvimos en los festivales tocando 40 minutos. Eran canciones nuestras que no estaban en ningún lado. Y eso es un poco arriesgado. La gente va a los conciertos sobre todo a cantar y menos a escuchar», explica el vocalista de Carolina Durante, banda que comparan con Los Nikis. «Siempre nos van a poner etiquetas pero ninguna es determinante», comenta Ibáñez que, como el resto de la banda tiene «muchísimas ganas de enseñar los temas en público». Solo para esta primavera, ya están en cartel de una decena de festivales.