Ketama vuelve a la carretera con la gira 'No estamos locos tour'

Los hermanos Carmona, Ketama, en su vuelta a los escenarios./Diego López-Luis
Los hermanos Carmona, Ketama, en su vuelta a los escenarios. / Diego López-Luis

La banda de los Carmona inicia en Granada los doce conciertos programados con el cartel de 'no hay entradas'

COLPISAMadrid

Juan, Josemi y Antonio Carmona, Ketama, aseguran que «se juntan porque quieren». Por ello regresan y lo hacen a lo grande con la gira 'No estamos locos tour' en el que, además de las sorpresas con artistas invitados, la banda interpreta sus grandes éxitos.

Y es que la prometedora gira que ha empezado de un modo inmejorable en Granada, para continuar el próximo sábado en Sevilla. El tour pasará por Barcelona, San Sebastián, Málaga, Murcia, Zaragoza, Madrid, Valladolid, Mallorca, Bilbao, Córdoba y finalizará en Santiago de Compostela.

Después de 14 años, la vuelta de Ketama a los escenarios es ya un hecho y un sueño cumplido para muchos. El sabado volvieron al escenario, en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Granada, con el concierto inaugural de la gira. La banda interpretó muchos de sus grandes éxitos como 'Vente pa Madrid', 'Problema', 'Vengo de Borrachera', 'Flor de Lis' y su último single 'Loko de amor'.

Tras varios 'medleys' y una oleada de ovaciones, parecía que la noche no podía mejorar cuando se sumó a la fiesta el maestro de la guitarra Pepe Habichuela, al que la banda considera una inspiración y su primer padrino artístico, en el escenario junto con su hijo Josemi a la guitarra, y sus sobrinos Juan y Antonio al laúd y las percusiones. Kiki Morente, hijo del cantaor granaíno Enrique Morente y joven promesa del cante, también participó del espectáculo.

Los Ketama presentan en su tour la reedición de uno de sus grandes álbumes: el ya clásico disco grabado en directo, 'De akí a Ketama', remasterizado en Abbey Road Studios de Londres, que suma cuatro 'bonus tracks' que incluyen las colaboraciones de Jorge Drexler y Pablo Alborán.

Los Carmona forman parte de una generación de músicos desprejuiciados, conocedores de la pureza pero sin miedo a introducir nuevos sonidos, lo que supuso el gran triunfo del nuevo flamenco. La música en España se escribiría de otra manera de no ser por la irrupción de una banda a principios de los 80 que cambió la manera de acercarse al flamenco. En una época de apertura y cambio, en la que el rock y el pop se ponían al día para recuperar el tiempo perdido, Ketama insufló aire nuevo a la tradición y la abrió al gran público.