Una ópera sobre la migración

El contratenor José Hernández, con kufiya, en el papel de Eleja. /Matthew B Spiteri
El contratenor José Hernández, con kufiya, en el papel de Eleja. / Matthew B Spiteri

Malta acoge el estreno de 'Nosotros los refugiados', que protagoniza el contratenor español José Hernández Pastor

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCIMadrid

El terrible drama que se vive en las aguas del Mediterráneo, tumba para miles de migrantes en busca de una vida mejor, tendrá su espejo lírico y dramático en 'Nosotros los refugiados', ópera que se estrena esta semana en Malta, en La Valeta, una de de las capitales europeas de la cultura en 2018.

'Ahna refugjati' es el título original de la ópera, cuyo libreto está escrito en maltés, lengua criolla pero oficial en Europa, que mezcla voces árabes, magrebíes, italianas, inglesas y sicilianas, y que se representará en los majestuosos Graneros de Floriana de La Valeta, del 31 de agosto al 2 de septiembre y con subtítulos en inglés. Es la primera ópera en maltés y recrea un doloroso y muy real drama en el país que cierra su puertos a los náufragos víctimas de la guerra, las hambrunas y la galopante desigualdad del mundo globalizado.

Con libreto de Mario Philip Azzopardi y dirección musical de Richard Brown, es la primera ópera del compositor maltés Mario Sammut, curtido en múltiples proyectos internacionales. Relata la odisea de la familia siria compuesta por Eleja, su esposa Shari, que morirá en la travesía con uno de sus tres hijos, de 20, 18 y 10 años. Todos huidos de una aldea devastada por las atrocidades de la guerra civil, con la esperanza de una vida mejor en Europa.

Recrea sus tribulaciones en el cruce de fronteras, la privación de derechos humanos básicos, el racismo, la separación y la pérdida, y los abusos de las mafias en un viaje alentado por la esperanza de sobrevivir. «Emociona hasta las lágrimas al espectador», explica el contratenor español José Hernández Pastor, musicólogo y director además de cantante, experto en el Renacimiento y el Barroco que encarna a Eleja, el padre de la familia. Completan el elenco la soprano maltesa Miriam Gauci junto a los tenores Nico Darmanin y Joseph Zammit y las 'mezzos' Claire Ghigo y Federica Falzon.

«Aborda cuestiones candentes y universales, como el coste en vidas de la migración a gran escala, la pérdida y el desarraigo como resultado de la política, el racismo y los prejuicios raciales», explica el cantante que se toma como «un estimulante reto» cantar en maltés. «La música es dulce y estridente, muy ligada al drama que se vive en la escena», cuenta. «Cuando los ves en la tele desde tu sofá te cuesta empatizar con los refugiados, pero en escena te conmueven los temores de unos personajes al borde de la muerte y vives su tragedia», añade Hernández, tras dos meses de ensayos en una isla que se blinda ante los desembarcos.

Para Mario Philip Azzopardi, maltés de nacimiento y director de episodios de 'Robocop' o 'Stargate', que lleva dos años y medio con el proyecto, la ópera es una prueba del excepcional talento de su isla. «No es una ópera que hable de un tema fabuloso o fantástico. Aborda un asunto muy real que las generaciones de hoy entienden y saben lo qué significa».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos