Roban dos bancos callejeros convertidos en obras de arte en Guadalajara

Uno de los bancos pintados en Guadalajara con motivo el Día Internacional del Beso./Colectivo Naturaleza Obstinada
Uno de los bancos pintados en Guadalajara con motivo el Día Internacional del Beso. / Colectivo Naturaleza Obstinada

Nueve ejemplares fueron decorados por voluntarios con motivos alusivos al amor para celebrar el Día Internacional del Beso

J.V. MUÑOZ-LACUNAGuadalajara

Ladrones de bancos andan sueltos por Guadalajara. Pero no de bancos con billetes, monedas, divisas y cajas fuertes sino de mobiliario urbano convertido en obra de arte con el amor como trasfondo. Dos de los nueve bancos de Guadalajara que el pasado fin de semana fueron pintados y adornados con motivo del Día Internacional del Beso han sido robados. Bancos que animaban a los transeúntes a detenerse y sentarse en ellos y a fijar el instante de un beso en una foto que después se subía a las redes sociales con varias etiquetas: Besos en Guada, Por un beso, Rincón del beso, Beso obstinado, Beso por amor al arte…

La iniciativa, promovida por el colectivo Naturaleza Obstinada en colaboración con el Ayuntamiento de Guadalajara y la Escuela de Arte Elena de la Cruz, fue todo un éxito pero alguien –podría ser un coleccionista de arte o un enamorado correspondido o despechado- ha decidido quedarse con dos de estos bancos, desaparecidos la noche del pasado domingo. «El balance de esta iniciativa en este primer año ha sido muy positivo y nos han pedido que los bancos conserven los mensajes, pero lo negativo ha sido el robo de estas obras que se han hecho con el esfuerzo de mucha gente», lamenta Alfredo Villalba, de Naturaleza Obstinada.

Cartel de 'se busca' de uno de los bancos robados.
Cartel de 'se busca' de uno de los bancos robados. / Colectivo Naturaleza Obstinada

«Estas obras son de todos y, si no aparecen, las repondremos y anclaremos en el suelo para que no vuelvan a volar porque nos sobran ganas e ilusión», reconoce Villalba.

A la espera de que los bancos robados aparezcan o sean recuperados por las fuerzas de seguridad, el Ayuntamiento de Guadalajara ha decidido conservar los demás con sus mensajes y protegerlos como obras de arte y reclamos turísticos para la ciudad.