Final a cuatro voces

Final a cuatro voces

'La Voz' elige este miércoles al ganador de su sexta edición, la primera del 'talent' musical en Antena 3

JULIÁN ALÍA

Veinticuatro galas después, 'La Voz' baja el telón. El 'talent' de Antena 3, que ha conseguido una audiencia media de 2.719.000 espectadores, con un 18,7% de cuota de pantalla, emite este miércoles, en directo, a las 22:40 horas, su gran final. En ella, se suben al escenario Alejandro Sanz, Melendi, Manuel Carrasco, Sebastián Yatra y Juanes. Y, por supuesto, los cuatro finalistas: María Espinosa, Ángel Cortés, Andrés Martín y Javi Moya, a la espera de que el público, y no los 'coaches', que ya no tienen ningún poder de decisión, los elijan como ganadores de la sexta edición del formato, la primera en un canal de Atresmedia.

La única chica «que ha sobrevivido», como dice entre risas María Espinosa, discípula de Luis Fonsi, encara la final con «mucha ilusión». Anteriormente, solo se había presentado a 'castings' regionales y este era su debut a nivel nacional. «Mi familia tuvo mucho que ver para convencerme para venir al programa», comenta la cantante, que se animó a presentarse porque «había tenido un año de trabajo un poco chungo y necesitaba volver a renacer». «Año regulero de cantar», porque es a lo que se dedica exclusivamente. La sevillana interpretará «una canción que todo el mundo conoce» y en español: «Como me tenga que poner yo a cantar en inglés.».

Con «serias dudas» para superar las audiciones a ciegas llegó al formato Ángel Cortés, el 'talent' de Paulina Rubio, que ha visto como hasta en dos ocasiones el público se ponía de su parte para cambiar el resultado. «No sabía cómo dar las gracias al público. Que se vuelquen tanto como para darle la vuelta al marcador por segunda vez consecutiva. Nunca podré agradecer semejante gesto», se sincera el policía, para quien esa respuesta de los espectadores significa «un plus de energía y autoconfianza». También de «gratitud», en palabras del concursante, al que le gusta «ir partido a partido, tener los pies en el suelo» y ser él mismo siempre.

También tiene hoy su oportunidad Andres Martín, que eligió como 'coach' a Pablo López porque fue lo que le «pidió el corazón en aquel momento». Cantante de metro, y sufridor años atrás de 'bullying' en el colegio, el 'talent' asegura que le presentaron al 'casting' en contra de su voluntad. «Mi hermana me grabó a traición en una actuación que tuve en Madrid. Me dijo que estuviese atento al teléfono, y, claro, yo me puse en alerta, pensando en hospitales, policías, si habría pasado algo. Luego resultó que no, que me había metido en los 'castings online' de 'La Voz'», recuerda, algo por lo que «a día de hoy» todavía le da las gracias. «Si fuese por mí, por miedo, por vergüenza. no lo hubiese hecho», confiesa Andrés, como también que se «veía fuera muchas fases antes». «Pensé que en las audiciones a ciegas no se iba a girar nadie. Ha sido una sorpresa supergrata. Aún no me lo creo. Creo que va a sonar el despertador», afirma.

De una manera similar le llegó la oportunidad al otro finalista, Javi Moya, del equipo de Antonio Orozco. Una amiga le grabó en la escalera de su casa y mandó el vídeo. Después recibió una llamada en la que le dijeron que «estaba seleccionado para 'La Voz'», y eso que no tenía ni idea de que se había presentado. «Gracias, Paloma», dice ahora, ya como uno de los cuatro mejores concursantes de la cuarta edición. Quiere cantar una canción «a solas» con su guitarra y asgura que todavía no sabe «cómo agradecérselo a la gente que ha invertido su tiempo y dinero» en apoyarle.