Clasificación Mundial

Burgos lleva a España en volandas hasta la victoria

7.500 burgaleses presenciaron el España-Eslovenia en el Coliseum/IAC
7.500 burgaleses presenciaron el España-Eslovenia en el Coliseum / IAC

La afición burgalesa disfrutó de un vibrante partido entre España y Eslovenia, arropando al combinado nacional y, en especial a Sebas Saiz

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Los burgaleses volvieron a demostrar, esta vez en un partido de la Selección Española, que son una de las mejores aficiones del país. 7.500 aficionados cambiaron el azul por el rojo, animaron al combinado nacional, como si del San Pablo Burgos se tratase, y consiguieron llevarla en volandas hasta la victoria.

Nada importó que la mayor parte de los jugadores de España que forman parte de este equipo debutaron hace sólo dos días con Sergio Scariolo por la guerra abierta entre la FIBA y la Eurliga. Las ganas de ver un partido oficial ante la actual campeona de Europa vencieron a esa plantilla más desconocida y consiguieron, además, contagiar a los jugadores.

Pero la noche más especial de todos ellos fue para Sebas Saiz, jugador del San Pablo Burgos, que ejerció por momentos de capitán, fue coreado y cerró una gran actuación que le permitirá llegar con fuerzas renovadas a su vuelta con el conjunto burgalés.

El partido de Sebas Saiz seguramente comenzó antes de lo que tenía previsto, ya que tuvo que relevar a Fran Vázquez en el minuto 5:12 del primer cuarto, después de que el pívot lucense se hiciera daño daño en el tobillo. Sebas pisó la pista arropado por el público burgalés, que quiso dar una cálida acogida a su jugador, como premio a su debut con la camiseta de la Selección Española. Con Sebas en pista, el juego del combinado nacional no brilló más, pero sí tuvo un especial protagonismo local.

La participación del azul fue errática en las primeras acciones, aunque eso no impidió que el juego del equipo siguiese pasando por sus manos casi en cada acción. Además, en poco más de un minuto sobre el parquet, Saiz consiguió hacer sus dos primeros puntos, desde la pintura, donde más le gusta. Si bien, su emparejamiento con uno de los mejores jugadores de la Selección Eslovena, Gasper Vidmar, le obligó a estar más centrado en labores defensivas que ofensivas.

Con la conclusión del primer cuarto terminó también su primera aparición sobre la arena burgalesa. El primer cuarto también dio para ver a la afición burgalesa desplegar la característica y monumental de pancarta de la Peña Andrés Montes, haciendo un guiño al San Pablo Burgos. También el periodo inicial dio para escuchar corear el nombre de Javi Vega, el otro jugador azul que se encuentra convocado con la Selección Española, pero que no había entrado en la lista de los dos hombres de Sergio Scariolo y veía el partido desde la grada.

Pero, volviendo a Saiz, éste no entró hasta el ecuador del tercer periodo, cuando el partido seguía igual de apretado que al principio. La participación del pívot del San Pablo fue más destacada. A la mayor movilidad en los sistemas, se sumó una mayor aportación ofensiva, que levantaron al público burgalés, para que coreasen su nombre por primera vez. Saiz fue capaz de sumar cinco puntos en este tercer cuarto y no sólo eso, el 2+1 anotado ante Dimec, generó su expulsión, mermando el poder en la puntura de los eslovenos, que tuvieron que encomendarse a Vidmar.

La destacada aportación del jugador del San Pablo le garantizó su continuidad, a pesar de que Fran Vázquez sólo tenía dos faltas y podía seguir acumulando minutos. Además, en los primeros minutos del último cuarto, con Vidmar como pareja de baile, la Selección Española siguió aumentando su ventaja (78-65). El tiempo de Saiz acabó tras jugar 4 minutos y 21 segundos de periodo y dejar el partido prácticamente encarrilado para victoria de la Selección Española (82-72).

La diferencia fue suficiente para que Sebas Saiz y los burgaleses disfrutasen de una importante victoria en la carrera por la clasificación para el Mundial de China 2019. Saiz enfiló el túnel de vestuarios muy satisfecho con su actuación, que se concretó en 8 puntos, 3 rebotes y 6 tantos de valoración, tras jugar 14 minutos y 17 segundos. Por su parte, la afición local salió del Coliseum consciente de que, una vez más, habían sido el sexto jugador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos