Mundial de China 2019

Ricky Rubio: «Falta la guinda del pastel»

Ricky Rubio, en una acción ante Dellavedova. / Vídeo: Europa Press

El base del Masnou apunta a la fortaleza del grupo como clave de la clasificación de España a la final

COLPISAMADRID

Ricky Rubio terminó emocionado el choque de semifinales del Mundial, en el que la selección española logró el billete por segunda vez en su historia para el duelo por el oro al imponerse a Australia tras dos prórrogas (95-88). «Es increíble. Me quedo sin palabras porque este equipo ha hecho algo muy grande. Aún no hemos hecho nada. Queda un partido más», señaló el base del Masnou.

Apuntó Ricky Rubio al bloque como clave del nuevo éxito del combinado que tutela Sergio Scariolo. «Son muchos años juntos. Sergi, Marc, llevamos muchos campeonatos juntos y es un grado. Nos ha dado el partido eso», manifestó el director de juego de la selección española, que volvió a completar un gran partido ante los 'boomers' con 19 puntos, 7 rebotes y 12 asistencias para un 23 de valoración, sólo superado en esta faceta por el 33 de un excelso Marc Gasol (33 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias).

Pero el hambre de los pupilos de Scariolo no se agota aquí sino que va a más. «Está siendo un muy buen campeonato pero falta la guinda del pastel. No nos conformamos. Hay mucho trabaho, muchas horas y da su recompensa».

Por su parte, Willy Hernángomez era la viva imagen de la satisfacción una vez consumada la clasificación de España para la segunda final mundialista de su historia. «Una vez más hemos puesto el corazón en la pista y lo hemos dado todo», resumió el pívot español. «Han empezado muy bien, metiendo muchos tiros y con Patty Mills muy acertado, pero tras el descanso hemos apretado el culo en defensa y hemos hecho un trabajo en equipo genial», analizó el jugador de los Charlotte Hornets, que en esta ocasión estuvo mucho menos acertado respecto al partido de cuartos de final frente a Austrlia y se quedó con un 0 de 4 en tiros de dos y 0 de 1 en triples con cuatro rebotes en su haber.

La selección española superó una desventaja de once puntos a lo largo del partido y supo tener paciencia para llegar fresca al tramo decisivo del partido, resuelto tras dos prórrogas. «Un partido dura 40 minutos y nadie gana o pierde en 20. Nos hemos encontrado muy bien y hemos demostrado que merecemos estar aquí», concluyó.

«Hemos sufrido durante todo el campeonato. Es un gran éxito pero ahora vamos a por más», señaló por su parte un ambicioso Pau Ribas, autor de siete puntos y tres rebotes.

Más información