El Camino de Santiago será el hilo conductor de la segunda etapa de la Vuelta a Burgos

La ronda burgalesa ya calienta motores./GIT
La ronda burgalesa ya calienta motores. / GIT

La jornada saldrá desde Belorado y concluirá en Castrojeriz, recorriendo buena parte del trazado burgalés de la Ruta Jacobea

ICAL

El Camino de Santiago será el hilo conductor de la segunda etapa de la XL Vuelta a Burgos, que se disputará del martes 7 al sábado 11 de agosto. Con un trazado de 163 kilómetros, la segunda entrega de la carrera, que organiza la Diputación de Burgos a través del Instituto provincial para el Deporte y la Juventud (IDJ), unirá las localidades de Belorado y Castrojeriz, municipio de construcción medieval en cuyos campos tuvieron lugar las contiendas entre Juan II de Castilla y el conde de Castro.

Con un trazado prácticamente llano, la carrera ofrecerá la primera oportunidad a los velocistas de apuntarse un triunfo de etapa ya que solo se contempla la ascensión al Alto de Valmala, de tercera categoría, en el kilómetro 21 de etapa. De esta forma, la existencia o no del viento y el ritmo al que rueden los corredores serán elementos determinantes para el desenlace final.

Tras el protocolario corte de cinta en Belorado, población de origen romano, a la que el rey Alfonso I 'El Batallador' repobló y otorgó fueros en el año 1116, la carrera se dirigirá a Pradoluengo, Santa Cruz del Valle Urbión y Valmala para afrontar el Gran Premio de la Montaña. Tras el descenso, la etapa continuará por Alarcia, Villasur de Herreros, Arlanzón y Santovenia de Oca para volver al trazo del Camino de Santiago en Ages y alcanzar Atapuerca, en donde estará ubicada la primera meta volante de la jornada.

El paso por Atapuerca que no será casual, ya que en esta localidad se encuentra uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del mundo que han llevado a la comunidad científica mundial a replantearse la evolución de nuestra especie. Considerados el origen de la evolución humana fueron declarados Patrimonio Mundial de la Humanidad en 1997.

Desde allí, la carrera avanzará por Olmos de Atapuerca, Barrios de Colina, Hiniestra, Villaescusa La Sombría, Piedrahita de Juarros, Santamaría del Invierno, Monasterio de Rodilla, Temiño, Robredo Temiño, Rioseras y Sotopalacios, para disputar la segunda Meta Volante de la etapa, y continuar por Quintanilla de Vivar y Sotragero, en el que será el punto más próximo a la capital burgalesa.

Otras localidades que verán pasar a los corredores en esta segunda etapa de la Vuelta a Burgos serán: Villanueva de Río Ubierna, Celadilla Sotobrín, Las Rebolledas, Mansilla de Burgos, Pedrosa de Río Urbel, Santa María Tajadura, Las Quintanillas y Villanueva de Argaño, tercera y última meta volante de la jornada. Con la carrera lanzada, a veinte kilómetros para el final, los corredores pasarán por Olmillos de Sasamón y Villadiego para retomar el trazado del Camino de Santiago, hilo conductor de esta segunda etapa de la Vuelta a Burgos, y afrontar los últimos kilómetros al paso por Castellanos de Castro, Hontanas y el Convento de San Antón, antes de hacer la entrada en Castrojeriz, hito del Camino, en donde estará ubicada la meta.

Será, además, una llegada inédita, ya que Castrojeriz, que ha sido salida de etapa en varias ocasiones, nunca hasta esta edición había acogido el final de una etapa de la Vuelta a Burgos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos