Perfil

Thomas, un caballero en el trono del rey Froome

Geraint Thomas, durante la última etapa del Tour. /Marco Bertorello (Afp)
Geraint Thomas, durante la última etapa del Tour. / Marco Bertorello (Afp)

Sin palabras altisonantes ni declaraciones explosivas, el galés ha ocupado el lugar en el podio de París que parecía destinado de nuevo a su compañero del Sky

PABLO SAN ROMÁN (COLPISA/AFP)PARÍS

Geraint Thomas, ganador del Tour de Francia, es ante todo galés. Y está orgulloso de serlo. Sin palabras altisonantes, sin declaraciones explosivas, siempre un caballero en sus frases, ha ocupado el trono de su compañero Chris Froome.

Geraint era uno de los caballeros de le mesa redonda del Rey Arturo. Y Thomas ha decidido salir del anonimato entre la guardia pretoriana de Froome dentro del equipo Sky.

Sin ser muy común, Geraint se ha convertido en un nombre utilizado entre la población galesa. Pero su complicada pronunciación y lo poco común que es, ha hecho que sus colegas ciclistas lo conozcan por el apodo de 'G'.

El ciclista de 32 años es un hombre tranquilo, que vive del ciclismo, pero tiene otras inquietudes. Como buen galés, no se pierde ninguno de los partidos de su selección en el Torneo de las Seis Naciones de Rugby. «No suelo estresarme. Obviamente, quiero ganar cada vez que puedo, pero al mismo tiempo, es sólo ciclismo. No es todo o nada. No es como ir a Afganistán o algo así. Eso sí que es duro. Somos privilegiados de estar en la posición que estamos», afirma Thomas.

Sus compañeros en sus inicios en el ciclismo, en Cardiff, lo describen como una persona de gran modestia y solidaridad. Andy Hoskins, uno de sus compañeros en la adolescencia lo recordaba con cariño en un artículo en la prensa inglesa. «Una vez, Geraint estaba en una buena posición para ganar, pero dejó a uno de sus compañeros más mayores vencer en esa carrera. Se dio cuenta de que ese chico no tendría muchas más posibilidades de imponerse en el futuro. Además de tener talento, no es para nada egoísta», afirmaba su excompañero.

Concentración a prueba de bombas

Thomas ha conseguido de forma tardía, con más de 30 años, convertirse en uno de los mejores deportistas galeses de todos los tiempos, a la altura del futbolista Gareth Bale.

Nicolas Portal, su director deportivo en el Sky, señala que puede parecer frío, orgulloso o tímido, pero eso es no conocerlo bien. «Simplemente posee una cualidad para aislarse y aplicar una rutina controlada y organizada para permanecer concentrado en su objetivo. No se distrae fuera de lo que quiere», señala Portal. Wout Poels, compañero en el Sky, coincide. «Cuando está en la bici, está concentrado, pero cuando está fuera es muy divertido», afirma el holandés.

Cuando tenía nueve años, quería nadar, pero sólo tenía cerca una pista de ciclismo que rodeaba a una cancha de fútbol en el suburbio de Maindy, en Cardiff, que casi nadie usaba. Había sido construida para los Juegos de la Commonwealth en 1958, pero hasta los años noventa mucha gente en la zona pensaba que estaba sólo para que los balones de los partidos de fútbol no se fueran muy lejos.

Una de las pocas personas que usaba esa pista de ciclismo era Debbie Wharton, que decidió fundar un club de ciclismo, el Maindy Flyers Youth Cycling Club. Y los padres de Geraint Thomas decidieron inscribirlo.

Bicampeón olímpico

Con sólo 21 años, en 2007, fue campeón del mundo de persecución por equipos, con el equipo británico, un título que renovó en 2008 y 2012, siendo además oro olímpico en la misma disciplina en Pekín 2008 y Londres 2012.

Tras su segundo oro olímpico, dejó la pista un poco de lado y se lanzó definitivamente a la ruta. Hasta esta consagración en el Tour de Francia, fue acumulando éxitos sin gran relumbrón ganando la Vuelta a Baviera (2014), la Vuelta al Algarve (2015 y 2016), la París-Niza (2016), la Vuelta a los Alpes (2017) y una etapa del Tour de Francia (2017). Y este año, antes del Tour de Francia, ya avisó de sus posibilidades venciendo en el Criterium del Dauphiné.

El triunfo en la ronda gala ha servido para descubrir a uno de los caballeros de la mesa redonda del rey Froome. Y el británico nacido en Kenia está contento con la victoria de su amigo galés.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos