Serie A

Ancelotti acepta el reto del Nápoles y firma por tres campañas

Carlo Ancelotti junto al presidente del Nápoles, Aurelio De Laurentiis./
Carlo Ancelotti junto al presidente del Nápoles, Aurelio De Laurentiis.

El italiano sustituirá en el banquillo partenopeo a Maurizio Sarri, que se encuentra próximo al Chelsea

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉSMadrid

Carlo Ancelotti será el nuevo entrenador del Nápoles para la próxima temporada. El italiano firma por tres temporadas y regresa a la Serie A nueve cursos después de abandonar el 'calcio'. En el club partenopeo tendrá la difícil misión de hacer olvidar a su compatriota Maurizio Sarri, que suena con fuerza para el banquillo del Chelsea tras llevar al equipo de San Paolo a rozar el título de liga en Italia, en una temporada en la que ha peleado el trono del fútbol transalpino a la Juventus, dueña y señora del mismo en las últimas siete temporadas.

Sarri tenía dos años más de contrato con la entidad presidida por Aurelio De Laurentiis y una cláusula de rescisión de ocho millones de euros, pero tras varios desencuentros con el mandatario su salida se ha resuelto este miércoles.

Por su parte, Ancelotti llega a la ciudad del Vesubio tras su infructuosa experiencia en el Bayern, donde también firmó un contrato de tres temporadas y en el que apenas estuvo un año y medio, conquistando la Bundesliga y cayendo en cuartos de Champions ante el Real Madrid en su primer curso como entrenador de los bávaros, cargo del que fue destituido en septiembre, tras una errática trayectoria liguera inicial y un contundente 3-0 adverso ante el PSG en el Parque de los Príncipes. Los desencuentros con algunos de los pesos pesados del club muniqués, como Franck Ribéry, Arjen Robben o Thomas Müller, diluyeron su efecto inicial de entrenador ganador en Champions y gestor de grandes vestuarios, con un estilo relajado, alejado del rigor táctico de su predecesor en Múnich, Pep Guardiola.

El entrenador regiano, que conquistó la Décima con el Real Madrid y ganó Premier League y Ligue 1 con Chelsea y PSG, vuelve al fútbol italiano, donde triunfó con un Milan que conquistó dos Ligas de Campeones, un Scudetto y una Copa italiana. Previamente, el que fuera jugador del legendario Milan de Arrigo Sacchi pasó por los banquillos de la Reggiana, Parma y Juventus. Ahora, la entidad napolitana, que ha oficializado este miércoles la contratación, espera que su presencia en el banquillo de San Paolo sirva para atraer a jugadores de primer nivel y consolidar así un ambicioso proyecto, que pretende conquistar ese ansiado título liguero que se resiste desde 1990 tras tres subcampeonatos en las últimas seis temporadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos