Resumen 2018

Bajo la sombra de la final del Metropolitano

Griezmann celebra el segundo de sus goles en la final de la Europa League ante el Marsella. /Philippe Desmazes (Afp)
Griezmann celebra el segundo de sus goles en la final de la Europa League ante el Marsella. / Philippe Desmazes (Afp)

El Atlético cierra el año con dos títulos europeos y tras confeccionar la plantilla más cara de su historia con la Champions como obsesión

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Si 2017 terminó con la decepción de la eliminación de la Liga de Campeones para el Atlético tras dos ridículos partidos ante el Qarabag, 2018 llega a su fin con la ilusión intacta de cumplir su sueño de estar en la final de la Champions League en el Metropolitano del próximo 1 de junio y con dos títulos más en el bolsillo. Eso sí, cuando suenen las campanadas de la Puerta del Sol, los aficionados rojiblancos no podrán quitarse de la cabeza que el primer rival al que se deberán enfrentar para alcanzar la final soñada será la poderosa Juventus de Turín, con Cristiano Ronaldo al frente.

Porque 2018 ya se ha hecho un hueco en la historia del Atlético ya que el equipo fue segundo en Liga, campeón de la Europa League y campeón de la Supercopa de Europa tras ganar al Real Madrid en Tallín. Un pequeño desquite tras las dos 'orejonas' perdidas ante los blancos. Un consuelo menor, pero consuelo al fin y al cabo. Además, en el año que ahora expira, los rojiblancos consiguieron un éxito equiparable a un título como es mantener a su gran estrella en el equipo: Antoine Griezmann. El francés es uno de los cuatro o cinco mejores jugadores del mundo y su salida parecía un hecho hasta que llegó la 'decisión -con documental 'made in USA' incluido- y el atacante se quedó en el Metropolitano a cambio de una buena cantidad de billetes, que todo hay que decirlo, y de una promesa de proyecto deportivo competitivo con Simeone al frente.

Y el Atlético se ha construido con el principal objetivo de levantar la ansiada Liga de Campeones en el Metropolitano el 1 de junio. Una meta que se ha convertido en una obligación a pesar de no haberlo conseguido nunca. Casi en una obsesión. Y además el reto es doble, porque ningún club ha logrado levantar la 'orejona' al cielo de su ciudad en la era Champions. El Bayern lo rozó en 2012, pero fracasó en la gran final. Un reto descomunal para el equipo de Simeone que ha puesto la chequera en la mesa para construir un conjunto que pueda aspirar al máximo sueño continental. El Atlético se ha gastado 175 millones en fichajes en este 2018. Encabeza esa lista Thomas Lemar, francés como Griezmann y amigo del galo, que se convirtió en el fichaje más caro de la historia del Atlético tras pagar 72 millones de euros al Mónaco (el equipo monegasco mantiene el 30% del pase futuro). El siguiente nombre, por coste del fichaje, es Diego Costa, por el que el Atlético tuvo que afrontar los 50 millones de los 66 que costó su fichaje (16 se abonaron el curso pasado por la cesión).

Los futbolistas del Atlético celebran uno de los tantos que les permitieron adjudicarse la Supercopa de Europa ante el Real Madrid.
Los futbolistas del Atlético celebran uno de los tantos que les permitieron adjudicarse la Supercopa de Europa ante el Real Madrid. / Toms Kalnins (Efe)

Además de estos dos futbolistas, los rojiblancos se hicieron con los servicios del mediocentro Rodri, por el que pagaron 20 millones al Villarreal a pesar de salir hace años de la cantera atlética, el lateral colombiano Santiago Arias, -procedente del PSV- y Nikola Kalinic -del Milan- por diez millones de euros cada uno. En la portería se reforzaron con una alternativa de peso para Jan Oblak como Adán, por el que pagaron 1,5 millones al Betis. La lista se completa con Nehuén (2,5 millones) y Jonny (siete millones), dos fichajes de futuro y que no están esta campaña en la plantilla de Simeone, y con Gelson Martins, que llegó libre del Sporting de Portugal, aunque el Atlético mantiene una negociación con el club luso tras la reclamación presentada a la FIFA.

El año termina con la sensación de un 2018 inolvidable, con la esperanza de que en 2019 se consiga, por fin, el sueño de todos los atléticos: ganar la Liga de Campeones. De momento, tendrá un hueso duro de roer, quizá el que más, para mantener con vida la ilusión.

 

Fotos

Vídeos