Champions femenina

Aulas: «El fútbol femenino tiene un público más familiar»

Jean Michel Aulas posa en el estadio del Lyon /AFP
Jean Michel Aulas posa en el estadio del Lyon / AFP

El presidente del Lyon, que se jugará la final de la Champions el próximo sábado contra el Barcelona en Budapest, defiende su modelo y augura un éxito increíble en el Mundial de Francia de este verano

FRANÇOIS-JEAN TIXIERLyon

El fútbol femenino tiene un público «más familiar» que el masculino y genera menos «antagonismos», estima en una entrevista con este medio Jean-Michel Aulas, presidente del Lyon, rival del FC Barcelona el sábado en la final de la Liga de Campeones de mujeres. El Lyon, en cuya ciudad se disputarán las semifinales y final del Mundial, es la referencia del fútbol femenino europeo, con cinco títulos continentales, incluidos los últimos tres antes de ese duelo contra el Barça. Es además un pilar importante de la selección de Francia, anfitriona del Mundial femenino (7 junio-7 julio) y uno de los principales candidatos al título.

Pregunta: ¿Desde el principio estuvo convencido de la necesidad de desarrollar el fútbol femenino?

Respuesta: Hubo dos fases. En 2004, el Ayuntamiento de Lyon me propuso asumir la sección femenina del FCL (Football Club de Lyon), que estaba en dificultades, e hizo falta un poco de tiempo para que surgiera la paridad hombres-mujeres y del fútbol femenino. Fue a partir de 2005-2006 cuando empezó a surgir en el proyecto algo diferente a lo que se había hecho anteriormente.

P: ¿El modelo del Lyon es el que todo el mundo copia en Europa?

R: En el plano europeo, hemos dado probablemente ganas a todos los grandes clubes de poder conseguirlo, ya sea adquiriendo un equipo (femenino) o haciendo progresar una sección femenina integrada. Los cuatro semifinalistas de la Liga de Campeones fueron esta temporada grandes clubes europeos y la final Lyon-Barcelona (del sábado) da muestras de que el Barça también quiere estar al más alto nivel.

P: ¿Qué ocurre con el salario de las jugadoras?

R: Hay una gran diferencia entre los de los chicos y las chicas, pero ha habido una evolución considerable. En el Lyon (femenino), los salarios son de 5.000 a 10.000 euros mensuales (de media), pero las mejores jugadoras mundiales pueden tener salarios directos de hasta 500.000 euros anuales, a los que se pueden añadir los derechos individuales o colectivos de imagen, como ocurre con la estadounidense Alex Morgan (exjugadora del Lyon), que en su país tenía contratos de imagen que podían superar el millón de dólares.

P: ¿El fútbol femenino tiene un público diferente?

R: Tenemos un público un poco diferente, el del fútbol femenino es más familiar. Hay menos antagonismos y más consensos sobre la manera en la que juegan las mujeres. Hay tiempos de juego superiores en un partido femenino en relación a los hombres. Probablemente hay menos simulaciones y puede que sea más fácil arbitrarlos.

P: ¿El Mundial de este año en Francia puede marcar un antes y un después para el fútbol femenino?

R: Será un éxito increíble. La mayor parte de los estadios tienen ya la asistencia asegurada. En el Groupama Stadium (el estadio del Lyon en Decines-Charpieu), las entradas para las semifinales y la final están agotadas. En el momento de nuestra candidatura, era un reto. Tenemos 17.000 reservas de estadounidenses de las 59.000 entradas que hemos puesto a la venta en cada uno de nuestros tres partidos. Las televisiones han adquirido los derechos, más modestos que en el fútbol masculino, pero eso supone una apertura al gran público. Estamos en una buena espiral, con un público que responderá. Estamos viendo cómo llegan anunciantes de televisión de las empresas del CAC 40 (índice bursátil francés de referencia) que se orientaban más bien al rugby y que ahora van hacia el fútbol femenino.