Elecciones

Ceferin afronta «desafíos complejos» con Rubiales en el Comité Ejecutivo

Aleksander Ceferin, tras su reelección como presidente de la UEFA. /AFP
Aleksander Ceferin, tras su reelección como presidente de la UEFA. / AFP

Reelegido presidente de la UEFA hasta 2023, el esloveno garantiza que «no habrá Superliga europea» mientras él esté al frente del máximo organismo continental

STANISLAS TOUCHOT Roma

Reelegido este jueves como presidente de la UEFA al no tener rival y presentarse como único candidato, el esloveno Aleksander Ceferin tiene ahora un mandato de cuatro años para afrontar los «desafíos complejos» que esperan a la Europa del fútbol, cuyas relaciones con la FIFA parecen tensas. Ceferin, de 51 años, fue proclamado máximo dirigente de la UEFA en septiembre de 2016 en sustitución de Michel Platini, suspendido de toda actividad ligada al fútbol.

Tras la reelección de Ceferin, el presidente de la Federación Española de Fútbol (FEF), Luis Rubiales, fue elegido miembro del Comité Ejecutivo de la UEFA, también para los próximos cuatro años, para sustituir a Juan Luis Larrea, al recibir 47 apoyos de las 55 federaciones y ser el segundo más votado, con los mismos sufragios que el croata Davor Suker. «Que Europa piense en España, que podemos aportar cosas, es un paso importante. Sin trabajo no se consigue nada y nosotros estamos apoyados por un trabajo importante. Estamos consiguiendo más ingresos y es importante que la UEFA reconozca cuando se trabaja con honestidad», destacó Rubiales, presidente de la FEF desde mayo de 2018, agradecido por haber sido respaldado «con un 90% de los votos siendo joven, el más joven y el más inexperto».

Único candidato este jueves en el congreso organizado en un gran hotel de Roma, Ceferin fue reelegido sin votación, entre los aplausos de los representantes de las 55 federaciones europeas. «¿Qué va a pasar ahora? Esa es la pregunta que muchos se hacían cuando fui elegido hace dos años. Fue una pregunta legítima y pertinente y que yo mismo me planteé. Fue un poco un salto a lo desconocido», reconoció el esloveno antes de su reelección.

Más información

«El fútbol estaba entonces afectado, en el plano europeo y en el plano mundial, por la más grave crisis de gobierno de su historia. Pero pusieron su confianza en un semidesconocido. Una crisis es ante todo una ocasión única para cambiar, para cambiar a mejor. Y la primero que queríamos hacer fue recuperar la unidad perdida», añadió. En su segundo discurso, una vez reelegido, replanteó la misma pregunta. «Sigue siendo legítimo y pertinente preguntarse qué va a pasar ahora. Es una cuestión que me replanteo y espero hacérmela con menos dudas y escepticismo», comentó.

Relación con la FIFA

«No debemos permitirnos que nuestros éxitos recientes pero de corto plazo escondan los desafíos mucho más complejos que nos esperan. No es suficiente, no debemos dormirnos en los laureles. Debemos hacer más», lanzó como primera promesa de presidente elegido. Ceferin aseguró que la UEFA sería «una fuente de ideas constructivas para la FIFA, y no una fuente de oposición».

«Estamos dispuestos a trabajar con la FIFA para que el fútbol siga siendo el deporte número uno», explicó, cuando las instancias europea y mundial se oponen sobre diversos proyectos lanzados por la FIFA, como un Mundial de Clubes ampliado de 7 a 24 equipos y una Liga Mundial de Naciones. Gianni Infantino, presidente de FIFA, presente en Roma, también tendió la mano al esloveno: «Debemos ser innovadores. Debemos continuar desarrollándonos. Y eso sólo se puede hacer trabajando juntos, y será discutiendo y debatiendo. Intentemos encontrar lo que debemos hacer juntos para recuperar el tiempo perdido».

El calendario internacional es uno de los más importantes para Andrea Agnelli, presidente de la Juventus de Turín y de la ECA (Asociación Europea de clubes), cuya unión con la UEFA se vio aún más reforzada con la firma el miércoles de un nuevo protocolo de entendimiento. El presidente de la UEFA declaró este jueves que el organismo iba a trabajar «agarrado de la mano de la ECA para las competiciones de clubes del futuro y para que sigan siendo abiertas».

Superliga europea y Mundial 2030

Ceferin aseguró que «no habrá Superliga europea», mientras que él y Andrea Agnelli, presidente de la ECA, sigan en sus puestos. «Mientras que Andrea Agnelli y yo sigamos al frente de nuestras organizaciones respectivas, no habrá Superliga. No es una promesa, es un hecho», declaró Ceferin en su discurso de apertura del Congreso.

«Parece que, un poco antes, y en los meses que siguieron a mi elección, algunos grandes clubes europeos se plantearon realizar una secesión», declaró Ceferin. «Nos hemos hablado. Nos hemos escuchado. Nos hemos comprendido. Hoy estamos de nuevo unidos», añadió. «Si ustedes, los grandes clubes, hubieran seguido lo que habían planeado, habrían tal vez perdido su estatus de grandes clubes», estimó Ceferin.

Por último, hizo una declaración de intenciones de cara al Mundial de 2030 para llevarlo a Europa (España tiene previsto presentar candidatura), cuando también podrían aspirar, con una candidatura conjunta, Argentina y Uruguay, coincidiendo con el centenario de la primera copa, en 1930 en el Río de la Plata. «Haremos todo lo posible para tener el Mundial 2030 en nuestro continente, doce años después del gran éxito que fue el Mundial en Rusia», declaró.

 

Fotos

Vídeos