Jornada 2

El Atlético exorciza su trauma europeo en el Metropolitano

Antoine Griezmann celebra su primer gol ante el Brujas en el Metropolitano. /AFP
Antoine Griezmann celebra su primer gol ante el Brujas en el Metropolitano. / AFP

Supera en una buena segunda mitad a un Brujas que mostró resistencia y sacó a flote el recuerdo del Qarabag

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

El Atlético se dirige a buen ritmo a los octavos de final de la Champions tras un trabajado triunfo ante un Brujas que, por momentos, devolvió a la afición rojiblanca el recuerdo del Qarabag antes de que los colchoneros se pusiesen en modo ofensivo para evitar un empate comprometedor. Y es que poco antes de las diez de la noche, la hinchada local afrontó el bocadillo con dudas al terminar la primera mitad con 1-1. ¿Está el Metropolitano bajo un embrujo en Champions? Las dudas las generó un desconocido para casi todos menos para el líder de los atléticos: Diego Pablo Simeone.

Y es que minutos antes Arnaut Groeneveld Danjuma había confirmado el temor anunciado por el Cholo en la previa del partido: «El Brujas tiene gente que por la banda corre muy bien, por la izquierda el número 47 (Groeneveld para la UEFA, Danjuma en su camiseta) tiene buen tiro de media distancia». Y así es, porque este joven (formado en la academia del PSV y que con el NEC en Segunda holandesa, logró 13 goles y 17 asistencias) demostró su ímpetu con un zapatazo desde la frontal, aunque bien es cierto que gozó de tiempo para detenerla y buscar la curva al palo más largo.

Dudas y recuerdos azeríes del pasado porque de salida Simeone había optado por un plan para superar el 3-5-2 rival que consistía en calcar el dibujo ajeno. Giménez, Godín y Lucas cerraban con Arias y Saúl pegados a la cal, de carrileros puros. Por dentro Thomas, Koke y Lemar dejando arriba a Griezmann con Costa. Los dos puntas parecieron a ratos algo desesperados, incluso el francés llegó a discutir con el árbitro cuando chocaron de manera accidental. Ocasiones crearon y se movieron a la espalda incluso aprovechando la salida directa de Giménez pero a veces les faltó compenetrarse con Koke, que erró en los momentos del último pase. El Atlético llegaba por inercia, tampoco sin un fútbol muy excelso ante un rival ordenado pero de una segunda jugada tras un córner se adelantó.

3 ATLÉTICO

Oblak, Arias, Godín, Giménez (Filipe Luis, min. 46), Lucas, Thomas, Koke, Lemar, Correa, Diego Costa (Rodrigo, min. 68) y Griezmann.

1 BRUJAS

Letica, Poulain, Mechele, Denswil, Vlietinck (Mata, min. 57), Vormer, Vanaken, Rits (Openda, min. 75), Groeneveld Danjuma, Schrijvers (Nakamba, min. 57) y Wesley.

GOLES:
1-0. min. 27, Griezmann. 1-1. min. 40, Groeneveld Danjuma. 2-1. min. 67, Griezmann.
ÁRBITRO:
Ivan Kružliak (Eslovaquia). Amonestó a Rits, Giménez, Openda y Lucas.
INCIDENCIAS:
Partido de la segunda jornada del grupo A de la Liga de Campeones 2018-2019, disputado en el Wanda Metropolitano. Unos 68.000 espectadores, 2.700 de ellos del Brujas.

Mutación del plan inicial

Un barullo en el área el que Griezmann encontró un túnel a la red entre las piernas de Poulain. Con el gol llegó el momento de la decisión: atacar por lograr una mayor renta o actuar con sigilo pensando más en proteger el botín. Elegir la segunda opción concedió vida a los belgas. Así, una bola al área desde la izquierda, que se quedó entre los pies de los centrales y pudo atraparla Oblak antes de que Wesley la remachase, fue el preludio al comentado golazo del '47', el chico de los tres nombres.

Simeone tras el empate aprovechó el intermedio para modificar el plan con Filipe por Giménez, tocado en el muslo y con amarilla, y pasar al 4-4-2. Así acogotó más al Brujas en torno a su portero Letica y ver a los suyos cerca del área animó a la hinchada. Optó Ivan Leko por reforzar su centro del campo y pasó a jugar con un 5-4-1 en el que sólo Wesley habitaba por el círculo central. Sin Thomas, Saúl -que jugó en tres posiciones- sujetaba un equipo volcado en el que empezaron a aflorar los nervios. Se contagió la grada que empezó a ver en el Brujas algunos fantasmas azerís de mal recuerdo.

El Cholo tiró de su revulsivo habitual, Correa, para agitar un partido que podía haber desequilibrado Koke tras una pérdida belga que Costa convirtió en ocasión clarísima de gol con un taconazo pero el canterano se durmió cuando debía dar el pase de la muerte a Griezmann que acabó porfiando la bola aunque se topó con el cuerpo de Letica. De la insistencia llegó el tanto del triunfo, ejecutado por Griezmann tras una buena combinación con un Costa que se lesionó cuando hizo el regate previo hacia dentro antes de que el 'principito' -presente en 18 de los últimos 20 goles ante su afición- volviese a cruzar a la red con un disparo entre las piernas de los centrales. Igualito que el 1-0 con el que se abrió el marcador. Ese doble eurotúnel que encontró Grizzi, que esprintó y asistió para que Koke sentenciara en la prolongación, deja al Atlético con seis puntos en este grupo A, los mismos que un Dortmund que parece consolidarse como el rival por el liderato y contra el que afronta ahora un doble duelo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos