Octavos | Vuelta

Thiago, gol y lesión en el trámite ante el Besiktas

Thiago Alcántara, atendido por los doctores del Bayern ante el Besiktas. /Reuters
Thiago Alcántara, atendido por los doctores del Bayern ante el Besiktas. / Reuters

El centrocampista del Bayern tuvo que ser sustituido por James a dos días de que Lopetegui ofrezca la convocatoria para los amistosos ante Alemania y Argentina

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKOMadrid

Thiago Alcántara, en condiciones normales un fijo en la lista de Julen Lopetegui para el próximo Mundial de Rusia, sigue gafado con las lesiones y ya suma seis desde que está en el Bayern. El centrocampista salió de inicio en el once de Jupp Heynckes para el trámite en Besiktas y focalizó el protagonismo en este distrito localizado en la parte europea de Estambul, junto a la costa del Bósforo. Inauguró el marcador a los 17 minutos y poco después fue sustituido por James Rodríguez tras recibir un golpe.

Pareció más precaución que otra cosa y se dolió de un pie, no de esas rodillas de cristal que han maltratado al canterano del Barça. El contratiempo surge dos días antes de que Lopetegui ofrezca la convocatoria para los amistosos de alto nivel ante Alemania y Argentina. A su vez, el colombiano reaparecía tras su lesión de hace tres semanas, precisamente en el choque de ida ante el Besiktas.

1 Besiktas

Zengin, Gönül, Medel, Uysal, Erkin, Ozyakup, Arslan (Hutchinson, min. 60) Quaresma, Lens (Talisca, min. 60), Pektemek y Vágner Love (Babel, min. 75).

3 Bayern

Ullreich, Rafinha, Boateng, Hummels (Süle, min. 46), Alaba, Vidal, Javi Martínez, Thiago (James, min. 35), Müller, Lewandowski (Wagner, min. 68) y Ribéry.

goles
0-1: min. 17, Thiago. 0-2: min. 46, Gönül, propia meta. 1-2: min. 58, Vágner Love. 1-3: min. 84, Wagner
árbitro
Michael Oliver (Inglaterra): Mostró amarilla a Hummels, Boateng, Rafinha, Hutchinson, Ozyakup.
Incidencias
Partido de vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones, disputado en el Besiktas Park. El Bayern pasa a cuartos por un global de 8-1.

La eliminatoria quedó sentenciada por la manita que le asestó en Baviera el Bayern a un campeón turco diezmado por la temprana expulsión de Vida, pero en la Champions siempre hay algo en disputa. Así, las ‘águilas’ de Senol Günes no conocían la derrota europea en su estadio desde hace tres años y no pudieron despedirse como deseaban tras haber hecho historia al ser el primer equipo turco que acabó líder, y además invicto, una fase de grupos de la Champions. Después de cuatro partidos ante el Bayern, con 12 goles en contra, al menos le marcaron uno. Pobre consuelo. Se presentó a la cita el Besiktas sin sus tres mejores centrales, ya que Vida está sancionado mientras que Pepe y Tosic causaron baja por lesión, y lo pagó caro.

Heynckes, récord de victorias

En el otro bando, el viejo Jupp Heynckes logró el reto de superar el récord de once victorias consecutivas en la Champions con el Bayern, desempatando así con Louis Van Gaal y Carlo Ancelotti. Un equipo algo veterano pero que se pasea con 20 puntos de ventaja sobre el Schalke en la Bundesliga y busca repetir el triplete logrado ya con Heynckes en su banquillo hace un lustro. Sin gran brillo y aplicando la ley del mínimo esfuerzo, los muniqueses confirmaron su buen momento en Turquía, con 15 victorias en sus últimos 16 partidos y sólo un empate sin goles ante el Hertha. Les faltaron Neuer, Tolisso, Coman y Robben, mientras que Kimmich y Rudy, ambos apercibidos, fueron suplentes. Si salió el polaco Robert Lewandowski pese a estar a una amarilla de perderse los cuartos.

El Besiktas trató de mandar desde el principio y le puso más ritmo al juego que un Bayern con más oficio y calidad. Mientras que los turcos amenazaban pero no golpeaban, los bávaros marcaron pronto. Ribéry inició la jugada, el versátil Thomas Müller puso un gran centro y Thiago, sin vigilancia alguna, remató de primeras con el interior de su pie izquierdo al borde de la frontal del área. Dejó su impronta pero se tuvo que ir renqueante.

Más animada fue la segunda mitad, que se inició con un centro de Rafinha que remató en propia meta Gönül, al que se le notó que no es central sino un lateral reconvertido por necesidad. Lograron al menos las ‘águilas’ reponerse y marcar su primer gol a los bávaros. Fue otra jugada tonta, producto de un grave error de Alaba tras recibir en corto del portero Ullreich que aprovechó Vágner Love cayéndose. Con los turcos lanzados en busca de ese empate que les permitiera salir de la Champions sin perder ante su gran afición, que llenó el estadio, Wagner cerró la tarde al marcar con el pecho nada más entrar por Lewandowski. Desde luego, el Bayern tiene pegada.

 

Fotos

Vídeos