Grupo F | Tercera jornada

La Juve perdona y acaba sufriendo

Dybala celebra su gol al Manchester United. /AFP
Dybala celebra su gol al Manchester United. / AFP

El equipo italiano fue muy superior al Manchester United en la mayor parte del encuentro pero no marcar el segundo gol hizo que el equipo inglés tuviese opciones de empatar hasta el final

JACOBO CASTROMadrid

La Juventus de Turín se llevó una importante victoria de Old Trafford con un gol de Paulo Dybala en la primera mitad. El equipo de Massimiliano Allegri, en la vuelta de Cristiano Ronaldo al que fuese su estadio, dominó ampliamente el encuentro los primeros 60 minutos, tuvo varias ocasiones para sentenciar el partido, pero entre las grandes paradas de David De Gea, los errores y la relajación, terminó sufriendo para mantener el 0-1. Paul Pogba, con un tiro al palo, y Marcus Rashford, con un disparo final detenido por el meta Wojciech Szczesny, tuvieron las principales ocasiones del equipo de un Jose Mourinho que ante la falta de soluciones en el banquillo no hizo cambios.

El protagonismo del partido tenía un nombre claro: Cristiano Ronaldo. El portugués volvía a la Champions tras su sanción de la primera jornada, volvía a encontrarse con Mourinho, con el que terminó de mala manera en la etapa que coincidieron en el Real Madrid y, sobre todo, volvía a Old Trafford, el estadio que le vio llegar como un joven sin experiencia en la elite y lo observó marcharse convertido en uno de los mejores jugadores del mundo. Y fue este último punto el que convirtió en más que especial el partido para Cristiano. En cuanto salió a calentar, recibió una cerrada ovación a la que respondió aplaudiendo al público. Era su noche.

0 Manchester United

De Gea; Young, Lindelof, Smalling, Luke Shaw; Pogba, Matic, Mata; Rashford, Lukaku y Martial.

1 Juventus

Szczesny; Cancelo (Douglas Costa, min 87), Bonucci, Chiellini, Alex Sandro; Pjanic, Betancur, Matuidi; Dybala (Bernardeschi, min 78), Cristiano Ronaldo y Cuadrado (Barzagli, min 81).

goles
0-1 Dybala, min 17.
árbitro
Milorad Mazic (SER). Amonestó a Young por parte del Manchester; y a Matuidi y Chiellini por parte de la Juventus.
incidencias
Partido correspondiente a la tercera jornada del Grupo G de la Liga de Campeones disputado en el estadio de Old Trafford.

Pero el partido que parecía destinado a llevar su nombre, acabó llevando el de la Juventus. Un equipo con mayúsculas donde CR7, pese a su rango de estrella, es uno más. El equipo de Allegri se plantó en Old Trafford y en la primera mitad pasó por encima de un United que únicamente pudo inquietar a balón parado. A los cinco minutos de juego, el equipo de Mourinho, impresionado por la abrumadora posesión de su rival, dio un paso atrás y el encuentro se convirtió en un monólogo juventino que movía la pelota de un lado a otro buscando huecos. El escenario podría parecer bueno para el técnico portugués, que años atrás convirtió en arte el encerrarse atrás y salir a la contra. Sin embargo, su equipo actual, ni defiende bien ni es capaz de asustar en velocidad.

Mientras tanto, vista la situación, la Juventus, lejos de desesperarse, comenzó a buscar grietas en el muro inglés. Empezó probándolo por alto, buscando a Cristiano, incluso a Dybala, pero no resultó. Visto el fracaso de la prueba, pasó a la segunda idea: intentarlo por abajo. Y ahí la Juve cantó bingo. Una jugada de Ronaldo por banda derecha, que acabó con un centro a medio altura terminó convirtiéndose en una pelota muerta dentro del área para que Dybala fusilase a De Gea. El gol dejó muy tocado el planteamiento del United, que no se movió de su posición, pero comenzó a sufrir aún más con las acometidas de la Juve. Joao Cancelo, Cristiano, Blaise Matuidi o Rodrigo Betancur pusieron a prueba a un United que, ni adelantando líneas en la parte final del primer periodo, fue capaz de imponerse a una Juve que a la contra también ponía en aprietos al equipo inglés. Cuando el árbitro decretó el descanso, nadie en 'el teatro de los sueños' dudaba de que acababa de ver un repaso en toda regla.

Si un espectador hubiese apagado la televisión en el descanso y la hubiese vuelto a poner cuando el árbitro pitó el inicio de la segunda mitad podría haber llegado a pensar que estaba viendo una repetición de la primera mitad pero con una cámara que mostrase a los equipos atacando hacia el lado contrario. La Juve tenía el dominio y añadió un disparo de Cristiano a la escuadra salvado por De Gea para su hoja de ocasiones.

Esa oportunidad en el minuto 52 terminó por relajar a la Juve, convencida de que en cualquier ataque acabaría haciendo el segundo ante una defensa inglesa que cada vez tenías mas agujeros. Sin embargo, ya fuese por recrearse demasiado, por buscar demasiado a Cristiano, o incluso por fallos en el pase de la propia relajación, el segundo no llegaba. Y eso hizo crecerse al United.

Pogba se echó el equipo a la espalda y empezó a jugar. El United pasó de ser un equipo que solo creaba peligro a balón parado a uno que tenía el dominio del juego mientras que la Juve repeglaba, como si los papeles de la primera mitad se hubiesen invertido. Así llegó la mejor ocasión inglesa con un disparo de Pogba que rebotó en la espalda del guardameta Szczesny y se marchó a milímetros de la portería juventina.

«La Juventus está a otro nivel de calidad»

José Mourinho, técnico del Manchester United, afirmó que el Juventus, que este martes venció a los 'Diablos Rojos' en Old Trafford por 0-1, está «a otro nivel de calidad». Cuestionado sobre si respetaron demasiado al Juventus, Mourinho lo negó y dijo que planteó el partido con la idea de dejar que sus jugadores se sintieran positivos y pudieran aprovechar la inercia positiva del partido de Stamford Bridge ante el Chelsea.

«Pero el Juventus está a otro nivel de calidad si soy sincero. Un nivel de calidad, estabilidad, experiencia... La base del equipo es que tienen a Bonucci y Chiellini. Eso les permite libertad en ataque por que si pierden la pelota están ellos. Podríamos haber merecido algún gol por el esfuerzo de lo chicos, pero no fue posible. No tengo quejas hacia ellos», añadió.

El portugués de deshizo en elogios hacia la escuadra de Massimiliano Allegri de la cual dijo que tiene una «inmensa calidad. A veces la gente mira a Cristiano o a Dybala, pero en un equipo así también tienes que mirar a Bonucci y a Chiellini. Creo que el Juventus es el tipo de equipo que cuando lo tienes enfrente es muy difícil», arrancó.

«Creo que no funcionaron las cosas arriba con nuestros atacantes, pero todos lo intentaron y fueron lo suficientemente fuertes mentalmente para intentarlo hasta el final. Fue un partido muy complicado para nosotros. Creo que nos podríamos haber llevado algo, pero no fue posible», agregó el luso.

El entrenador también se refirió a la situación de su delantero centro Romelu Lukaku, quien no marca desde el pasado 15 de septiembre y esta temporada acumula un bagaje goleador de solo cuatro tantos. «No vive un momento dulce. No solo es que no marque goles, es que no está combinando bien y entendiéndose con el equipo. Aun así es nuestro delantero y creemos en él», aplacó Mourinho.

La ola buena del United hizo reaccionar a Allegri, que mostró sus intenciones claramente: fuera Juan Cuadrado y Dybala, dos delanteros, a dentro Andrea Barzagali y Federico Bernardeschi, un defensa y un centrocampista. Mourinho, lastrado por un banquillo en donde solo contaba con un chico, Tanith Chong, de 18 años, como alternativa ofensiva, tuvo que quemar sus naves con el mismo once con el que empezó el partido. Finalmente, un disparo de Rashford parado por el meta de la Juve decretó que los italianos se llevaban los tres puntos de Old Trafford. Los de Turin ya suman nueve puntos y tienen pie y medio en octavos mientras que los de Mou tendrán que continuar peleando con el Valencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos