Grupo H | Tercera jornada

Neto sostiene a un Valencia que se hunde

El penalti de Parejo que supuso el empate del Young Boys. /Reuters
El penalti de Parejo que supuso el empate del Young Boys. / Reuters

El equipo de Marcelino sufre para sacar un empate ante el Young Boys y ve cada vez más lejos la clasificación

MIGUEL OLMEDA

Se avecina gota fría en la capital del Turia. Avanzan los partidos y el Valencia no sólo no termina de despegar, sino que parece una caricatura del equipo de la temporada pasada. A Berna llegaba con un toque de atención del Leganés y de Berna sale con un ultimátum continental. El pase a octavos ya obliga a la heroica ante el United o la Juventus, dos conjuntos que a día de hoy funcionan a más revoluciones que el de Marcelino; y la Europa League, un consuelo menor, no admite más resbalones.

1 Young Boys

Wolfli, Mbabu, Lauper, Von Bergen, Benito, Sulejmani (Ngamaleu, min. 74), Sow, Sanogo, Fassnacht (Bertone, min. 85), Assale y Hoarau (Nsame, min. 79).

1 Valencia

Neto, Piccini, Gabriel, Diakhaby, Gayà, Soler, Parejo, Kondogbia (Coquelin, min. 70), Ferran Torres (Gameiro, min. 66), Rodrigo y Batshuayi.

GOLES:
0-1: min. 26, Batshuayi. 1-1: min. 55, Hoarau.
ÁRBITRO:
Andris Treimanis (Letonia). Amonestó a Mbabu del Young Boys y a Gabriel y Soler del Valencia.
INCIDENCIAS:
Partido correspondiente a la tercera jornada del Grupo H de la Liga de Campeones disputado en el Stade de Suisse de Berna.

Tardó el Valencia poco más de un cuarto de hora en cogerle el pulso al césped sintético del Stade de Suisse. Antes el Young Boys había amenazado la portería de Neto con un lanzamiento de falta de Sulejmani y un remate en escorzo de Hoarau. Ambos veteranos disfrutan en un plano secundario de una competición con la que soñaron en grande hace años. No son los mismos que cuando ficharon por Ajax y PSG, pero quien tuvo retuvo. Orgullo también.

Algo parecido le ocurre a Batshuayi, todavía cuestionado tras dos meses en Mestalla. Lógico teniendo en cuenta que hasta este martes apenas había marcado un gol. En Berna recordó que, como Sulejmani y Hoarau, él también es un talento de Champions. Con un barrido por el área del Young Boys hizo bueno un robo de Carlos Soler, desbordó a Wolfli y a puerta vacía acabó con una sequía en Europa que se prolongaba más de 200 minutos.

«Por este camino no vamos a ganar y tenemos que reconocerlo»

Marcelino García Toral reconoció tras el empate en Berna ante el Young Boys, que el cuerpo técnico y la plantilla están preocupados por el juego mostrado. En su comparecencia, Marcelino insistió en varias ocasiones en que el rival fue superior en la segunda parte y que pudo haber ganado el partido. «Estamos preocupados por lo que hemos visto. Me cuesta encontrar una respuesta a lo que pasó hoy. Estuvimos a buen nivel en la primera parte y pudimos cerrar el partido en el primer tiempo. Todo indicaba que sería el camino que deseábamos, pero en el segundo tiempo el rival nos generó ocasiones muy claras, perdimos el balón fácilmente y nos superaron por velocidad», dijo Marcelino en rueda de prensa.

Para Marcelino fue clave el mal arranque de la segunda parte, en la que incluyó el penalti que supuso el empate del rival. «En una falta de concentración llegó el penalti y eso le dio alas al rival. En la segunda parte el partido fue de ida y vuelta pero en estos segundos 45 minutos el rival nos superó y si hubieran ganado lo hubiéramos aceptado. Tenemos que estar contentos con el empate porque ellos merecieron ganar. Fallaron muchísimas cosas en la segunda parte. Organización, trabajo defensivo, ganar duelos, trabajo colectivo.... Por este camino no vamos a ganar y tenemos que reconocerlo. Reconozco que me sorprende el cambio que dio el equipo del primer al segundo tiempo», aseguró.

Además, destacó que es inaudito haber resuelto con empate nueve partidos de doce jugados y que es «evidente que cada uno tiene que aumentar la responsabilidad para ganar de una vez». Sobre Parejo y su estado de forma, Marcelino comentó que es un jugador muy importante para el equipo y que ha tenido partidos buenos y otros regulares como otros futbolista de el equipo. «¿Si concibo un equipo sin Parejo? Sí que lo concibo. pero tengo que buscar en él, al igual que en otros jugadores, su mejor versión», concluyó.

Preocupante segunda parte

Del paso por los vestuarios salió un Valencia que no es de Champions. Ni siquiera de Europa League. Más bien de la ya extinta Intertoto. Fassnacht y Mbabu hicieron y deshicieron a su antojo en la banda de un Gayà que pide a gritos descanso. Diakhaby en su cobertura también quedó retratado, pero la falta de precisión del lateral derecho suizo y el buen hacer de Neto ante un chut cruzado del extremo evitaron un disgusto más grande. El daño ya lo había hecho Hoarau desde los once metros entre una y otra ocasión: en un saque de esquina Parejo se fue al suelo temerariamente y cometió un penalti marca de la casa.

Movió Marcelino el árbol con lo poco que tenía, aunque ni Gameiro ni Coquelin le dieron otro aire al equipo. Gerardo Seoane guardó la ropa dando por bueno el empate y pese a ello el Young Boys tuvo la ocasión más clara para romperlo, pero Neto voló para desviar al poste el cabezazo picado de Sow en los últimos minutos. Preocupante para el Valencia que frente al rival más débil del grupo, que había encajado seis goles en las dos jornadas anteriores, su mejor jugador fuera el portero. Al menos a ese clavo todavía puede agarrarse en la Champions.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos