Jornada 17

Un penalti con VAR da una sufrida victoria al Atlético

Los jugadores del Atlético celebran el gol de Griezmann. / AFP

El Espanyol mereció más en el primer tiempo, pero Oblak volvió a erigirse en salvador de los rojiblancos

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

Ya que el Atlético de Madrid no tiene gol, tuvo que ser un penalti, ratificado por el VAR, el que diese una sufrida victoria al equipo rojiblanco ante el Espanyol, para cerrar el año con alegría antes de que Gabi recibiese su tardío homenaje en el Wanda Metropolitano, escenario de una nueva demostración de fútbol pobre, altibajos y paciencia de los colchoneros. Hubo que esperar casi a la hora de juego para que el Atlético abriese el marcador, después de haber padecido ante un rival muy atrevido durante la primera parte, en la que Jan Oblak volvió a erigirse en salvador del conjunto de Diego Pablo Simeone. También lo hizo Diego López para el Espanyol al filo del descanso, con un par de paradas consecutivas a Antoine Griezmann, que ante la desaparición en ataque de sus compañeros decidió intentar resolver con acciones individuales, aunque chocó contra el exportero del Real Madrid.

Fue precisamente Griezmann el autor del triunfo del Atlético, aunque desde el punto fatídico, después de que, en los mejores momentos de ataque y ambición de los rojiblancos, Koke recibiese dentro del área un patadón de Granero. La jugada acabó en gol de Correa, pero el claro penalti al centrocampista madrileño lo anuló, para permitir al delantero francés marcar su séptimo tanto en esta Liga. A ella sigue muy agarrado el Atlético, aunque su juego continúe ofreciendo demasiadas dudas, sin contundencia en las áreas y con escasa profundidad ante rivales relativamente ordenados, como el Espanyol, que firmó la peor racha de su historia. Ya seis derrotas consecutivas del equipo de Rubi, que mereció más en un primer tiempo en el que fue superior a un Atlético que fue de más a menos y permitió demasiado a los blanquiazules.

1 Atlético de Madrid

Oblak, Arias, Savic, Godín, Saúl, Correa (Montero, min. 72), Thomas (Gelson, min. 77), Rodrigo, Koke, Griezmann y Kalinic (Vitolo, min. 65).

0 Espanyol

Diego López, Rosales, David López, Naldo (Melendo, min. 72), Dídac Vilà (Pedrosa, min. 82), Duarte, Granero, Darder, Baptistao, Borja Iglegias y Sergio García (Piatti, min. 70).

GOL:
1-0, min. 56: Griezmann, de penalti.
ÁRBITRO:
Melero López (Andaluz). Señaló penalti de Granero a Koke en el minuto 54. Mostró tarjeta amarilla a Granero.
INCIDENCIAS:
Partido correspondiente a la 17ª jornada de Liga, disputado en el Wanda Metropolitano. 58.069 espectadores.

Sostenido por Oblak, y también por el palo, que evitó un tanto del Espanyol a la media hora tras un paradón del esloveno a Baptistao, le cuesta muchísimo al Atlético dejar que su guardameta pase desapercibido y, aún más, encontrar portería. Sin Diego Costa hasta febrero y con Kalinic de nuevo inédito hasta que fue sustituido, al igual que Correa, los rojiblancos deben encomendarse a Griezmann, pero el francés no siempre es suficiente. Bastante mejor que todos los jugadores de ataque del Atlético estuvieron la primera mitad Baptistao, que hizo sufrir al lateral Saúl y, sobre todo, Borja Iglesias, que podría haber logrado en el minuto 15 uno de los goles de la temporada tras una cabalgada desde el propio campo al intentar picarla desde 30 metros ante Oblak. Sin embargo, el esloveno sacó una mano milagrosa y, cuando el Atlético se puso por delante, Simeone y los suyos, aunque terminaron pidiendo la hora, ya se sintieron cómodos atrás defendiendo contra un Espanyol que se quedó sin pulmones ni llegada.

 

Fotos

Vídeos