Jornada 2

Griezmann y Oblak evitan el mal de altura del Atlético

Griezmann y Oblak evitan el mal de altura del Atlético

Un solitario gol del delantero francés y dos grandes paradas del portero esloveno le dan la primera victoria liguera a los rojiblancos

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Dicen que los equipos grandes, que vienen de ganar dos títulos, que reciben elogios sin parar y que disponen de una plantilla impresionante -a la que incluso algunos tildan de la mejor de su historia- suelen sufrir el mal de altura. Eso parece estarle pasando a este Atlético en el arranque liguero, como se pudo comprobar ante el Rayo Vallecano en el primer partido de la temporada en el Metropolitano a pesar de llevarse el triunfo gracias a un gol de Antoine Griezmann. Los rojiblancos homenajearon a sus jugadores franceses, anunciaron una fiesta post partido para celebrar la Supercopa de Europa y entre tantos festejos se olvidaron que había un rival en el campo al que había que ganar y que el objetivo no era otro que sumar los tres puntos.

Y el Rayo Vallecano saltó al campo -en un césped en un pésimo estado- con la intención de jugar un partido de fútbol y llevarse los tres puntos. El que mejor lo entendió fue Embarba, que tuvo las dos ocasiones franjirrojas en los primeros minutos tras un despiste de Lucas y un fallo de Godín que no supo culminar el vallecano, y con un centro envenenado que casi sorprende a Oblak. El Rayo no parecía un recién ascendido y estaba muy suelto, tocando bien hasta tres cuartos de campo y llegando, pero sin hacer daño. Mientras, el Atlético adolecía de falta de juego y autoridad y le costaba un mundo sacar el balón, combinar y no digamos ya llegar a la portería de Alberto -el primer remate fue en el minuto 36-. Tras el parón para hidratarse, el Atlético había crecido en posición y en posesión, encontró las bandas y pareció que quería, pero se mostraba espeso. Hubo tiempo para que el VAR ratificara que una mano en el área del Rayo no era penalti.

1 Atlético de Madrid

Oblak, Juanfran (Thomas, min. 35), Savic, Godín, Lucas, Saúl, Rodrigo, Correa (Koke, min. 65), Lemar, Griezmann (Gelson Martins, min. 76) y Diego Costa.

0 Rayo Vallecano

Alberto, Advíncula, Amat, Abdoulaye Ba, Álex Moreno, Gorka Elustondo, Comesaña (Pozo, min 68), Embarba, Kakuta (Medrán, min. 68), Álvaro García (Sergio Moreno, min. 76) y Trejo.

GOL
1-0: min. 63, Griezmann.
ÁRBITRO
González González (Colegio Castellano leonés). Amonestó a Álvaro García (min. 29) y Koke (min, 88).
INCIDENCIAS
Partido correspondiente a la segunda jornada de Liga 2018-19, disputado en el Wanda Metropolitano. Griezmann, Lemar y Lucas ofrecieron la Copa del mundo a la afición del Atlético. 52693 espectadores.

En el vestuario rojiblanco Simeone debió recordarles a sus muchachos que estaban jugando un partido de fútbol, porque cuando volvieron a saltar al césped mostraron una diferencia de ritmo con respecto a la primera parte. El Atlético se hizo dueño del balón y empezaba a combinar con más criterio, profundidad y con llegada. Mucho más de lo que había hecho en el primer acto del choque. El técnico argentino se volvía loco en la banda viendo a su equipo, desconocido, que tras unos buenos primeros minutos volvió a dejarse llevar ante un Rayo que no renunciaba a la contra y a buscar la portería de Oblak.

Pero este Atlético, sin hacer un buen partido es capaz de ganar. Y lo hizo como lo hacía a la antigua usanza, como el Atlético Aviación. De córner. Lemar puso el balón en el centro del área donde Savic tocó para dejar a Griezmann el balón perfecto para que 'El Principito' celebrara el primer gol rojiblanco de esta temporada en el Metropolitano. Ni con el marcador a favor fueron capaces los rojiblancos de tener la posesión y la posición en el campo y se dedicaron a dejar pasar los minutos de forma incompresible. Se dejaron llevar inmersos en un caos táctico ante un Rayo que no terminó de creerse que podía levarse algún punto y que lo hubiera merecido.

Los minutos finales fueron de vértigo. Un remate pegado al palo de Advíncula y dos buenas paradas de Oblak -sobre todo la segunda a Moreno-helaron los corazones rojiblancos tan acostumbrados a sufrir, pero que pensaban que era cosa del pasado. Pero lo del sufrimiento parece ir en la piel de este Atlético, que bien haría en volver a poner los pies en la tierra, bajar de la nube en la que se ha instalado desde hace unas semanas y volver a ser el Atlético que le ha permitido llegar donde ha llegado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos