Athletic

Berizzo, nuevo entrenador del Athletic

Eduardo Berizzo abandona las instalaciones de Lezama tras hacerse oficial su fichaje por el Athletic./Ignacio Pérez
Eduardo Berizzo abandona las instalaciones de Lezama tras hacerse oficial su fichaje por el Athletic. / Ignacio Pérez

El técnico argentino será presentado esta tarde en San Mamés y en poco más de un mes comenzará a trabajar con el equipo

R. BASIC | J. ORTIZ DE LAZCANOBilbao

Eduardo Berizzo ya es del Athletic. El club bilbaíno ha oficializado su contratación por una temporada –el período electoral no dejaba margen de maniobra– y ha comunicado que será presentado a las 18.30 horas de esta tarde en San Mamés, donde el argentino esbozará las líneas maestras de su proyecto y desgranará sus principios futbolísticos. El nuevo técnico ha visitado esta mañana las instalaciones de Lezama. Las ha abandonado a las 13.10 horas al volante de un BMW, sonriente y agradeciendo con gestos de aprobación alguna felicitación que ha recibido. Unos instantes antes salía también de la factoría rojiblanca el director general del Athletic, Jon Berasategi.

Hace tiempo que las partes llegaron a un entendimiento y acordaron respetar una serie de plazos y de condicionantes antes de hacer público su aterrizaje en Bilbao, donde afrontará el reto de reconstruir un equipo roto y devolverlo al territorio europeo. Ibaigane entiende que es el hombre idóneo para tomar el control del vestuario y restañar las heridas abiertas a raíz de una campaña lamentable, que derivó en el despido de José Ángel Ziganda y la salida al mercado en busca de un entrenador de garantías y con un perfil concreto. El 'Toto' es la elección del presidente Josu Urrutia, su cuarto técnico, quien confía en que bajo el mando de este discípulo de Marcelo Bielsa los rojiblancos remonten el vuelo y vuelvan a ilusionar.

Hace meses que el club trabajaba en la contratación de un nuevo entrenador y manejaba un abanico de candidatos entre los que destacaba Berizzo. El director deportivo, José María Amorrortu, había puesto su nombre encima de la mesa a la hora de perfilar el sustituto de Ernesto Valverde, pero Urrutia desoyó sus consejos –al igual que las propuestas de algunos de sus directivos– y decidió ejecutar su plan de promocionar a Ziganda. El equipo se descosió y acabó firmando la segunda peor clasificación de su historia, lejos de todos los objetivos marcados al comienzo del curso. Para entonces, el deustoarra ya había mantenido contactos con el argentino y le hizo saber que le quería en el banquillo de San Mamés. Es más, este periódico adelantó el pasado 17 de marzo que el presidente estaba trabajando en el proyecto de la próxima temporada y que en su cartera de técnicos –manejaba varios– sobresalía la figura del preparador de Cruz Alta, quien finalmente se hará cargo de la primera plantilla.

De todos modos, la operación se ha ido cocinando a fuego lento y tampoco estaba exenta de altibajos, de dientes de sierra que dibuja una negociación y que marca picos y bajadas. Berizzo albergaba ciertas dudas que más que con el Athletic, que también, tenían que ver con su vida privada. Acababa de superar un cáncer de próstata y reflexionaba sobre la conveniencia de regresar a los banquillos o de tomarse un tiempo con la familia y aparcar de manera temporal su carrera profesional. Pero la idea de dirigir a los rojiblancos le seducía y finalmente dio el sí a Ibaigane, que formalizó el acuerdo por una temporada con el hombre que bebió del ideario futbolístico de Bielsa. Huelga decir que la enfermedad está superada y que el argentino se encuentra bien, físicamente activo y listo para comenzar con la construcción del Athletic 2018-2019. Una campaña especial por el tema del proceso electoral y sus consecuencias.

Equipo de trabajo

Berizzo aterrizará en Lezama con su equipo de trabajo integrado por cinco personas: tres ayudantes (el exportero de Barcelona y Alavés Roberto Bonano, Ernesto Marcucci y Mariano Uglessich), preparador físico (Pablo Fernández) y entrenador de porteros (Carlos Kisluk). Son los hombres del 'Toto', gente en la que confía a pies juntillas y que le acompañará en su aventura rojiblanca. Este es el núcleo duro de colaboradores con los que trabajará el argentino en el Athletic. Estuvieron a su lado también en el Sevilla, una experiencia que terminó mal y en forma de despido. Se produjo además en un momento delicado, aunque el técnico jamás quiso escudarse en su enfermedad ni usarla como pretexto para justificar los malos resultados del equipo. Aceptó la decisión del club sin decir una palabra más alta que otra y un par de meses más tarde el propio conjunto hispalense informó de que había superado el cáncer.

Cerrados y firmado el contrato, el Athletic ya está en manos de un hombre que conoce perfectamente la Liga y que tras su paso por el Celta y el Sevilla afronta uno de los mayores retos de su carrera. Tal vez el mayor. Sabe que dirigir a los rojiblancos es algo especial y que está obligado a devolverles el brillo perdido en la última temporada, en la que nada salió como debía y en la que el equipo dejó de reconocerse en el espejo. Él no puede permitirse ese lujo porque solo tiene una temporada rubricada y muchos años de carrera por delante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos