Guerra Liga-Federación

La guerra Liga-Federación también llega al VAR

A la izquierda, la imagen oficial del VAR; a la derecha, la mostrada por Mediapro./R.C.
A la izquierda, la imagen oficial del VAR; a la derecha, la mostrada por Mediapro. / R.C.

Mediapro asegura que cumplió con su obligación como realizador mostrando las imágenes del posible fuera de juego en el gol que le dio la victoria al Valencia en San Mamés, mientras que la Federación habla de «manipulación para cuestionar públicamente la decisión del árbitro»

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉSMadrid

Nuevo capítulo de la guerra abierta entre Liga y Federación y de nuevo, con el VAR de por medio. La polémica jugada del gol del Valencia ante el Athletic en San Mamés, con el posible fuera de juego del valencianista Maxi Gómez, ha reabierto una herida que sigue supurando desde el cambio de proveedor tecnológico para el videoarbitraje de Mediapro a Hawk-Eye.

Mario Melero López, árbitro del Athletic-Valencia, decidió conceder el gol de Cheryshev tras la recomendación desde el VOR de Las Rozas. Sin embargo, la realización del partido, a cargo de Mediapro, mostró una imagen de la acción que a través de unas líneas ajenas al VAR mostraba la posición antirreglamentaria de Maxi Gómez en el inicio de la jugada.

La decisión de Mediapro levantó un aluvión de críticas y desató la indignación en el seno de la Federación, que manifestó la ausencia de «rigor técnico de unas imágenes que no se corresponden con las del VAR y que ofrecen una visión distorsionada de la jugada».

Según el ente federativo, la «maniobra» de Mediapro «puede conducir a crear una alarma social así como una pérdida de confianza en el actual proveedor del VAR y en la pericia de los árbitros españoles y aún en el supuesto de que el proveedor tecnológico del VAR (Hawk-Eye) no hubiera facilitado en tiempo o forma las imágenes o las mismas no hubieran sido solicitadas por el realizador sea cual sea la situación, resulta inapropiado el comportamiento del productor y contrario a las reglas más básicas de la competición insertar supuestas imágenes del VAR sin serlo, manipulando las imágenes y pudiendo cuestionar públicamente la decrisión del árbitro».

Asimismo, la Federación anunció que «elevará la denuncia pertinente a los organismos judiciales y futbolísticos internacionales para que analicen la situación y apliquen las medidas correspondientes».

Por su parte, LaLiga indicó en un comunicado que «la línea oficial del VAR no llegó a la unidad móvil hasta el minuto 9 de la segunda parte, cuando la acción fue en el minuto 29 de la primera, y al llegar fue emitida en televisión».

Ya este lunes, Mediapro explicó que se limitó a cumplir con su obligación, «ofreciendo al espectador la jugada desde todos los ángulos». Según la versión de la productora, intentaron «contactar con la sala VOR para disponer de las imágenes», pero ante la ausencia de respuesta, optaron por ofrecer una «segunda tanda de repeticiones» que «no se rotularon como VAR ni los comentaristas las identificaron como tal». «En ningún momento se produjo ninguna manipulación de imágenes», añadió.