La Organización Nacional de Trasplantes abre una investigación por el 'Caso Abidal'

Eric Abidal y Sandro Rosell durante una rueda de prensa. /Efe
Eric Abidal y Sandro Rosell durante una rueda de prensa. / Efe

Un juzgado de Barcelona, con el apoyo de la Fiscalía, archivó en abril la supuesta compra ilegal del hígado de Abidal tras no encontrar indicios penales ni al supuesto autor de la venta

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

La Organización Nacional de Trasplantes ha abierto una investigación para tratar de esclarecer si hubo algún tipo de irregularidad en el trasplante de hígado al que fue sometido Éric Abidal. El organismo estatal encargado de coordinar los trasplantes señala en un comunicado que «ante la gravedad de los hechos denunciados, ha iniciado una investigación interna en colaboración con la OCATT (Organización Catalana de Trasplantes) y el Hospital Clínic de Barcelona».

La ONT adelanta que, a día de hoy, lo que le consta es que todo se hizo «acorde con la legislación vigente y los protocolos clínicos habituales en materia de trasplante de donante vivo». Además, recuerda que en España el tráfico de órganos está penado con «hasta 12 años de prisión».

Tres controles diferentes por trasplante

La Organización Nacional de Trasplantes recuerda que «en los casos de la donación de vivo, el sistema español de trasplantes contempla controles a tres niveles diferentes precisamente para garantizar que la donación de vivo, renal o hepática se realiza bajo los principios éticos de altruismo y voluntariedad total».

El primer control se realiza «por parte de un equipo médico independiente del que va a realizar la extracción del órgano y su posterior trasplante». El segundo «radica en el Comité de Ética del Hospital que tiene que emitir una resolución positiva o negativa de la donación de vivo caso por caso», mientras que el tercero «el donante, acompañado por un médico del equipo que va a realizar la extracción del órgano y del médico que ha evaluado al donante, se entrevista con un juez, que tiene que autorizar la donación y comprobar que ésta se va a realizar sin ningún tipo de contraprestación económica o presión psicológica».

La ONT señala que «si en cualquiera de los tres controles existe alguna duda de que la donación no se produce de forma expresa, libre, desinteresada, o que puede haber algún tipo de prestación económica, no se realiza la extracción del órgano y por tanto se paraliza la donación».

El juzgado de instrucción 28 de Barcelona recibió, hace poco más de un año, una inhibición por parte de la Audiencia Nacional en relación a unos supuestos hechos delictivos que implicarían a Sandro Rosell por una supuesta compra ilegal de un órgano, según han confirmado fuentes judiciales.

El juzgado practicó una serie de diligencias que no permitieron definir ni ilícito penal ni el supuesto autor/es como el envío de una comisión rogatoria a Francia para contrastar si el donante había cobrado o no y las circunstancias del proceso. Las autoridades francesas aseguraron que el tipo penal no se correspondía con el de España, y después de recibir esa información, el juzgado archivó el tema sin practicar más diligencias. Por tanto, con informe favorable de la Fiscalía, se acuerda el archivo de las diligencias a principios de este año 2018 del caso.

El propio jugador dijo que había sido un primo suyo llamado Gerard el que le había donado el órgano con el que pudieron hacerle el trasplante, pero la Guardia Civil intervino llamadas en la causa contra el expresidente Sandro Rosell que apuntaba a que se había conseguido ilegalmente el órgano, según El Confidencial. En una de ellas una persona le dice a Rosell: «Vamos a ver una cosa, que no... Sandro... es que va contra nosotros, a este tío le compramos un hígado ilegal. Y vendimos que era del primo, ¡que era del primo! Le pagamos dos años de contrato, lo que le quedaba». A lo que Rosell responde: «Sí, sí, sí».

Irritación y tristeza de Abidal

El actual secretario técnico del Barcelona ha mostrado este miércoles su irritación y tristeza por las informaciones aparecidas y ha vuelto a defender a su primo Gerard, de quien remarca que le «salvó la vida».

«Me siento en la obligación de comunicar mi irritación y tristeza en relación con la noticia aparecida hoy acerca de un supuesto trasplante ilegal de hígado», ha señalado Abidal en un comunicado publicado en su cuenta de Twitter. «Por respeto a mi familia, al equipo médico y a todos los que han padecido una situación similar, me gustaría disculparme sinceramente si en algún momento ha habido dudas por la falta de solidez por la información publicada hoy», ha añadido el exfutbolista, que remacha el texto ensalzando a su primo, que fue el donante: «Mi primo Gerard donó su hígado para salvar mi vida y por ello estoy sinceramente agradecido con él. (En el trasplante) Se siguieron los procedimientos y protocolos existentes en todo momento y toda la documentación médica que así lo demuestra y está disponible».

Previamente, la Fundación Éric Abidal había emitido otro comunicado, en su nombre y en el del exfutbolista, en el que desmentía «categóricamente las informaciones difundidas en algunos medios informativos sobre irregularidades en el tratamiento de su enfermedad». Además, señala que «todo el proceso relativo a su trasplante se adecuó a los procedimientos y protocolos establecidos».

Por último, «lamenta que se ponga en duda la honorabilidad de todos los implicados en el proceso, a quienes Eric Abidal les profesa una gran admiración y un enorme agradecimiento, en especial al donante, su primo Gerard».

Desmentido del Barcelona

El Barcelona, donde Éric Abidal es ahora el secretario técnico del primer equipo de fútbol, emitió asimismo un comunicado en el que «desmiente rotundamente cualquier hecho irregular, como ya ha hecho el propio interesado y los responsables del Hospital Clínic de Barcelona». En el mismo añade que «la información difundida omite un hecho trascendente como es el archivo de esta causa por un juzgado de Barcelona, con fecha del 18 del pasado mayo, circunstancia que perjudica la honorabilidad de Éric Abidal, de todas las organizaciones vinculadas a los trasplantes, del club, y de su expresidente Sandro Rosell».

El club azulgrana «lamenta» además, «el poco rigor en la difusión de informaciones relativas a un tema tan sensible, y reafirma su compromiso con Éric Abidal y su fundación, para contribuir a mejorar la vida de niños y jóvenes afectados por tratamientos médicos similares».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos