Temporada 2018-2019

La Liga vuelve a bailar samba

Vinícius, el día de su presentación con el Real Madrid. /Mariscal (Efe)
Vinícius, el día de su presentación con el Real Madrid. / Mariscal (Efe)

Vinícius, Arthur y Malcom confían en seguir el camino que marcaron en su día Romario, Ronaldo o Ronaldinho

MELISA CABALEIROMADRID

Brasil evoca a fútbol y samba. Las playas de Río de Janeiro han visto y verán crecer a numerosas estrellas del balón. Niños anónimos que viven con la pelota cosida al pie y sueñan con jugar algún día en Europa. Entre 207 millones de habitantes, sólo unos pocos elegidos pueden cumplir sus fantasías.

Con todo, Brasil es el país del mundo que más futbolistas exporta. Más de 1.200 jugadores, de los cuales el 65% recaló en 2017 en ligas del Viejo Continente, 43 de ellos en algún club español.

Precisamente en Primera juegan los dos equipos que mueven el mundo: Real Madrid y Barcelona. Gigantes que históricamente han girado la vista hacia Brasil, para incorporar a las jóvenes promesas que crecieron en las playas cariocas.

En su política de fichar a «las estrellas del futuro», Florentino Pérez soltó en mayo de 2017 45 millones de euros por Vinícius Júnior, la perla del Flamengo, que entonces tenía 16 años. Nunca antes se había pagado tanto por un brasileño tan joven, ni siquiera por Neymar. Este verano se incorporó al Real Madrid y hay quien incluso apuesta por una delantera 'BBV': Bale-Benzema-Vinícius. En la 'casa blanca' comparte vestuario con sus compatriotas Marcelo y Casemiro.

Malcom besa el escudo del Barcelona.
Malcom besa el escudo del Barcelona. / Albert Gea (Reuters)

El Barcelona, por su parte, se decidió hace tiempo a cambiar la cantera por la cartera. En invierno apostó por un 'canarinho' consagrado como Philippe Coutinho y ahora se ha hecho con los servicios de dos jóvenes como Arthur y Malcom. El primero, procedente de Gremio, ha costado 31 millones en una operación que se aceleró tras el adiós de Paulinho, otro brasileño. Malcom llega al Barcelona para reforzar la parcela ofensiva. Extremo zurdo a banda cambiada, combina una excelente conducción y una velocidad explosiva. También decide en el área rival: marcó doce goles y repartió siete asistencias con el Girondins de Burdeos la pasada temporada.

Pero la apuesta de Madrid y Barcelona por la samba no es de hoy. A lo largo de los últimos 25 años ambos clubes han firmado a algunos de los talentos brasileños, a veces por explotar, que acabaron rubricando su firma en la eternidad.

Romario (del PSV Eindhoven al Barça - 2,4 millones)

El PSV Eindhoven le trajo a Europa y Johan Cruyff le convirtió en el referente de su Barcelona en 1993. Ganó la Liga y el Pichichi, y fue la estrella de Brasil en el Mundial de Estados Unidos. Su carácter fiestero marcó su corta carrera en la Ciudad Condal.

Romario remata rodeado de jugadores del Manchester United durante un partido de la Copa de Europa.
Romario remata rodeado de jugadores del Manchester United durante un partido de la Copa de Europa. / Archivo

Ronaldo Nazario (del PSV Eindhoven al Barça - 15 millones de euros / del Inter de Milán al Real Madrid- 45 millones de euros)

Fue un talento precoz en el Cruzeiro y ganó Mundial de Estados Unidos sin jugar un minuto. Tenía 17 años y tras el torneo fichó por el PSV -como Romario-, donde se hartó a marcar durante dos temporadas 'comprando' su billete para el Barcelona -también como Romario-. Gracias a los goles del '9', el equipo azulgrana ganó Copa, Recopa de Europa y Supercopa de España en la 1996/97.

Ronaldo, en su época en el Barcelona.
Ronaldo, en su época en el Barcelona. / Lluis Gene (Efe)

El Inter de Milán pagó su cláusula y tras cinco años Florentino Pérez lo convirtió en su tercer 'galáctico': las lesiones amenazaban su carrera, pero el brasileño se salió en el Mundial de 2002 y acabó vistiendo de blanco tras un culebrón eterno. En los cuatro años que pasó en el Bernabéu fue un ídolo para la afición.

Ronaldo, en su etapa en el Real Madrid.
Ronaldo, en su etapa en el Real Madrid. / Emilio Naranjo (Efe)

Roberto Carlos (del Inter de Milán al Real Madrid - 3,6 millones de euros)

Tiene el honor de ser considerado por muchos el mejor lateral izquierdo de la historia. El Real Madrid lo fichó del Inter en 1996, y en el Bernabéu pasó los mejores años de su carrera. Un total de 527 partidos -el extranjero con más en la historia del club- en once temporadas en las que levantó tres Champions, dos Intercontinentales, una Supercopa de Europa, tres Supercopas de España y cuatro Ligas.

Roberto Carlos, el extranjero con más partidos en la historia del Real Madrid.
Roberto Carlos, el extranjero con más partidos en la historia del Real Madrid. / Emilio Naranjo (Efe)

Ronaldinho (del PSG al Barça - 27 millones de euros)

El mago de la eterna sonrisa llegó al PSG en 2001 y dos años después, con el Mundial en su palmarés, el Barcelona lo fichó para mitigar el 'efecto Beckham'. En el Camp Nou desplegó su mejor fútbol, arrancó los aplausos del Bernabéu y ganó la Champions en 2006. Durante dos años fue el mejor jugador del planeta y conforme la noche ganó protagonismo en su vida, su estrella se fue apagando, hasta que con la llegada de Pep Guardiola en 2008 dijo adiós al club.

Ronaldinho logró salir ovacionado del Santiago Bernabéu cuando militaba en el Barça.
Ronaldinho logró salir ovacionado del Santiago Bernabéu cuando militaba en el Barça. / Víctor Fraile (Reuters)

Robinho (del Santos al Real Madrid - 24,5 millones de euros)

Canterano del Santos, con apenas 21 años el Real Madrid lo incorporó en 2005 con la vitola de 'nuevo Pelé'. Durante cuatro temporadas brilló a golpe de bicicleta, liderando a los blancos a ganar dos Ligas antes de salir por la puerta de atrás en el verano de 2008. Tras declararse en rebeldía se convirtió en el primer crack del Manchester City, aunque su carrera ha caído en picado en los últimos años.

Robinho desborda a Zambrotta en un Real Madrid-Barcelona.
Robinho desborda a Zambrotta en un Real Madrid-Barcelona. / Félix Ordóñez (Reuters)

Kaká (del Milan al Real Madrid - 65 millones de euros)

Fue la gran decepción de Florentino Pérez. El mediapunta llegó al Real Madrid en 2009 junto a Cristiano y Benzema, tras brillar con la 'canarinha' en la Confederaciones. Dos años antes había ganado la Champions y el Balón de Oro con el Milan, pero en el Bernabéu nunca cumplió con las expectativas por sus innumerables lesiones.

Florentino Pérez habla con Kaká el día en que el brasileño fue presentado en el Santiago Bernabéu.
Florentino Pérez habla con Kaká el día en que el brasileño fue presentado en el Santiago Bernabéu. / Ballesteros (Efe)

Neymar (del Santos al Barça - 57 millones de euros)

Como Robinho, fue otro 'nuevo Pelé'. Cuando todavía era un niño el Real Madrid se interesó por él, aunque el movimiento no se concretó y Neymar Júnior acabó siendo la estrella del Barcelona una década después. En el Camp Nou brilló durante cuatro campañas en las que lo ganó todo, incluido el 'triplete' en 2015. En 2017 protagonizó el traspaso más caro de la historia: al PSG por 222 millones de euros.

Neymar supera a Casemiro en un Real Madrid-Barcelona.
Neymar supera a Casemiro en un Real Madrid-Barcelona. / Mike Ehrmann (Afp)

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos