Especial Liga 2018-2019

Metamorfosis sin Cristiano Ronaldo

Julen Lopetegui, técnico del Real Madrid, dirigiendo un entrenamiento. /Kena Betancur (Efe)
Julen Lopetegui, técnico del Real Madrid, dirigiendo un entrenamiento. / Kena Betancur (Efe)

La marcha del luso y la llegada de Lopetegui al banquillo marcan al Real Madrid, que necesitará una versión más coral con Bale como líder

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

Tras nueve temporadas agarrado a la voracidad de Cristiano Ronaldo, el Real Madrid tendrá que reinventarse para demostrar que hay vida más allá del luso y su formidable caudal de 50 goles al año. La marcha de quien fuera estandarte mercadotécnico y estilete de los éxitos deportivos del club en una de sus épocas de mayor esplendor ha dejado un vacío difícil de llenar en una escuadra que domina en la Champions, con tres 'orejonas' consecutivas y cuatro en un lustro, pero que sólo ha conquistado dos ligas en el último decenio. La más reciente, en la campaña 2016-2017, a las órdenes de Zinedine Zidane, otro que abandonó a petición propia la 'casa blanca' en un verano tremendamente convulso en Chamartín que obliga a una metamorfosis que deberá llevar a buen puerto Julen Lopetegui.

Al exseleccionador nacional, recambio del marsellés, le tocará reformular la ecuación del éxito, una empresa que el vasco ha descrito como un reto «apasionante» y para la que precisará de una versión mucho más coral de la que exhibió el Real Madrid cuando tenía el paraguas del crack de Madeira. Su sombra es alargada y todos tendrán que dar un plus para que siga brillando el sol en el Santiago Bernabéu.

Alejado de grandes desembolsos desde que hace cuatro años incorporase a James Rodríguez por 80 millones, la entidad que preside Florentino Pérez confía en la estrategia de reclutar jóvenes talentos para que vayan creciendo junto a la columna vertebral que ha forjado una hegemonía continental sin parangón desde los tiempos de Alfredo Di Stéfano, en lugar de entregarse a los desmanes del mercado. No ha llegado ningún galáctico para reemplazar a Cristiano. Neymar, el deseado en la planta noble, permanecerá al menos otro año en el PSG, donde también continúa Kylian Mbappé, la joya que pudo vestir de blanco el verano anterior. Sólo por ellos veía justificado la directiva una operación de proporciones astronómicas, toda vez que se dudaba del rendimiento de Harry Kane fuera de Inglaterra y se consideraba cubierta la demarcación de Eden Hazard.

Focos para Bale e Isco

Descartado el póker de candidatos a tomar el testigo de Cristiano como abanderado del trece veces rey de Europa, la herencia la recoge Gareth Bale, cinco años después de que el Real Madrid le sacase del Tottenham para que asumiese un día ese rol. El galés pasó de tener pie y medio fuera del club en los estertores de la pasada temporada a ser ahora su máximo referente. La salida de Zidane y el doblete en la final de Kiev le han otorgado el papel central que reivindicaba y ahora tendrá que responder con goles.

Courtois es el principal refuerzo de un equipo que sigue reclutando jóvenes talentos como Vinícius

Producción anotadora es lo que se le exigirá a Karim Benzema, único superviviente de los ocho fichajes que acometió Florentino Pérez en su retorno a la presidencia en 2009. El lionés sólo anotó 12 dianas el pasado curso, un registro que paliaron los 44 goles de Cristiano. Pero el galo ya no tendrá ese escudo.

La extinción de la BBC, sellada definitivamente con la fuga de Cristiano, permitirá al Real Madrid recomponer su dibujo en torno a un 4-4-2 con el que Lopetegui espera dotarle de mayor solidez. El gran beneficiado será Isco, hombre de confianza del guipuzcoano.

La consolidación del malagueño será una de las novedades del once tipo de Lopetegui junto a la presencia en la portería de Thibaut Courtois, la más notable de las cuatro incorporaciones realizadas este verano. El belga, que llega procedente del Chelsea por 35 millones de euros, relegará al banquillo a Keylor Navas, el guardameta de las tres Champions consecutivas. Álvaro Odriozola, reclutado de la Real Sociedad, apretará a Dani Carvajal en el lateral derecho, en tanto que Andriy Lunin y Vinícius Jr. profundizan el rejuvenecimiento de una escuadra en la que se espera el empujón definitivo de Marco Asensio y un paso adelante de futbolistas como Dani Ceballos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos