Precedente liguero

Rubiales secó al Madrid en la única victoria del Levante en el Bernabéu

Salva convierte el penalti que le dio la victoria al Levante./
Salva convierte el penalti que le dio la victoria al Levante.

En la temporada 2006/07 el equipo granota ganó 0-1 en el coliseo blanco con el actual presidente de la Federación como lateral izquierdo

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉSMadrid

El Levante ha jugado una docena de veces en el Santiago Bernabéu en partido liguero y sólo en dos ocasiones consiguió sacar puntos del coliseo blanco. Con el empate a uno de la pasada temporada aún muy reciente, hay que remontarse doce años atrás para hallar el segundo precedente positivo para el equipo granota a orillas de la Castellana. En la temporada 2006/07 Fabio Capello ocupaba el banquillo del equipo blanco, que navegaba con dudas por la Liga al comienzo de la segunda vuelta. Por su parte, en el Levante un tal Luis Rubiales era el dueño del lateral izquierdo.

El club del barrio de Orriols visitaba por cuarta vez el Bernabéu con un balance histórico de tres goleadas, un gol a favor y 12 en contra, pero el tanto de Salva Ballesta de penalti permitió al equipo entonces dirigido por Abel Resino llevarse los tres puntos del estadio blanco, que despedía encolerizado a sus jugadores en mitad de una pañolada en las gradas. Pocos podían imaginar entonces que el Madrid acabaría conquistando esa temporada su trigésima Liga en un final de temporada épico. Mientras, el Levante lograría la segunda permanencia de su historia en la máxima categoría del fútbol español.

El actual presidente de la Federación logró frenar en aquella tarde de infausto recuerdo en Concha Espina a los Raúl, Van Nistelrooy, Higüaín, Reyes, Robinho o Guti. Con una defensa bien plantada en el césped, un centro del campo batallador y el peligro arriba de Salva, que había recalado en el Levante en ese mercado de invierno, los granotas consumaban una de las más grandes hazañas de la historia del club.

Ya en la siguiente temporada, con Bernd Schuster al frente de la nave blanca y el Real Madrid ya campeón liguero, a punto estuvo de peligrar la visita del Levante al Bernabéu de la última jornada por una posible huelga de los jugadores levantinistas ante las deudas del club en materia de salarios. «La plantilla está muy afectada y decepcionada y nos vemos en esta situación por incumplimiento del club. No hay garantías salariales y por esto nos vemos en esta situación», aseguraba el entonces portavoz y jugador del club Luis Rubiales, que posteriormente ocuparía la presidencia del sindicato de futbolistas AFE antes de dar el salto este año a la Federación.

Finalmente, la huelga se desconvocó y el Levante rindió visita al equipo blanco, al que hizo pasillo como campeón. Rubiales jugó aquella tarde del mes de mayo del año 2008 su último partido en Primera y no pudo evitar el 5-2 del Madrid en una tarde festiva en la que además recibió el trofeo de campeón. Posteriormente, el actual dirigente recalaría en el Alicante, donde disputó la 2008/09 en Segunda antes de jugar sus últimos partidos como profesional en el Hamilton escocés.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos