Fútbol | Primera

Solari se agarra al apoyo del jugador número 12

Santiago Solari, entrenador del Real Madrid. /Efe
Santiago Solari, entrenador del Real Madrid. / Efe

El técnico del Real Madrid cree que para ganar al Rayo Vallecano serán clave «la entrega, el orden, la solidez y el apoyo del público»

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Santiago Solari se mostró más serio de lo habitual en la previa del partido entre el Real Madrid y el Rayo Vallecano, último partido en casa del año 2018. El argentino parece ser consciente que tras la derrota inesperada y dolorosa ante el CSKA de Moscú el pasado miércoles en la Liga de Campeones, necesita una victoria balsámica para afrontar el Mundial de Clubes con la moral elevada y para ello hizo un llamamiento a la grada. «Trataremos de cerrar con una victoria» el año en casa en el Santiago Bernabéu. «Va a requerir de toda nuestra concentración y energía y del apoyo de nuestra afición», apelaba el técnico argentino.

Enfrente tendrá a un Rayo Vallecano necesitado, penúltimo en la clasificación, y que llega al estadio blanco sin nada que perder y con mucho que ganar, lo que le convierte en un rival peligroso como avisaba Solari. «Es un equipo que tiene muchas virtudes, que maneja bien la pelota, que nunca la regala y que tiene buenos inicios», señaló. Por eso, el técnico blanco dejó claro que para conseguir los tres puntos deberán «salir a ganar desde el minuto uno», como siempre hacen, y «con entrega, orden, solidez y el apoyo del público», en una nueva llamada a la afición madridista que salió decepcionada y que expresó su descontento con pitos tras la derrota ante el conjunto ruso en la Liga de Campeones.

«Cómo no vamos a creer en el Real Madrid tras 115 años de historia, 13 Champions y tantos títulos y leyendas»

La sensación que se respira en el Real Madrid es pesimista, algo en lo que no está de acuerdo Santiago Solari. «Cómo no vamos a creer en el Real Madrid tras 115 años de historia, 13 Champions y tantos títulos y leyendas», señalaba el técnico blanco. «Creo sinceramente y, y lo digo con ternura, que están (la prensa) instalados en la hipérbole. Es el campeón de cuatro de las últimas cinco ediciones de la Champions, estamos vivos en las cuatro competiciones y necesitamos energía», reivindicaba Solari. «Después el fútbol es un deporte de competición y tiene picos, mesetas y bajos… Es la historia del fútbol y en la historia el Real Madrid ha tenido más picos que mesetas y bajos», señaló el técnico en una nueva respuesta institucional que bien habría firmado el presidente Florentino Pérez.

Más esquivo se mostró al ser preguntado por nombres propios, encabezados por Isco, que el pasado miércoles recibió pitos de la afición y pareció encararse con la grada. «He visto de muy lejos. Me da la impresión de que protesta un córner o una falta, no lo sé», justificó. «He escuchado aplausos el otro día», matizaba el técnico. «La afición se expresa y es respetable y válido. Buscamos siempre el apoyo de la afición y lo queremos. A lo largo de estos 115 años de historia hay una cosa clara y es que se han conseguido a través de la unidad nuestra y de la afición con nosotros». Además, se mostró cansado de las críticas porque «los partidos que se ganan siempre tienen peros» y aclaró que «estamos aquí para encontrar soluciones y no buscar problemas».

Isco y Keylor

De nuevo con Isco como protagonista, Solari volvió a regatear las preguntas porque «comprendo vuestro trabajo y el foco está en lo anecdótico». «Isco es un hombre maduro. Un profesional que le ha dado un montón de cosas y alegrías a este club y estamos seguros que se las va a seguir dando. Trabaja día a día para dar lo máximo y estar disponible», justificaba antes de asumir que es suya la decisión de quién debe jugar cada partido. «El entrenador la labor ingrata es decidir lo que tienen que participar, los que van al banquillo y los que no se visten. Es la parte más dura del entrenador porque todos son buenos. Siempre hay alguno que se tiene que quedar fuera». El mismo argumento utilizó al ser preguntado por la suplencia de Keylor Navas ante el CSKA.

Pero el argentino insistió en que «nuestro trabajo tiene que estar puesto en otras cosas y eso es el partido de mañana y afrontar al Rayo con la alegría y actitud que hemos mostrado en la gran mayoría de nuestros partidos», al tiempo que volvió a hacer un llamamiento a la afición al señalar que será vital «el apoyo de nuestra gente».

«Isco es un hombre maduro. Un profesional que le ha dado un montón de cosas y alegrías a este club y estamos seguros que se las va a seguir dando»

El técnico confesó haber analizado la derrota ante el CSKA, pero confesó que «los análisis quedan para nosotros». «No esperábamos la derrota porque salimos siempre para ganar», reconoció, pero siempre positivo añadió que «ha sido útil para ver y analizar muchas cosas». Además, advirtió que el partido fue muy útil «para que muchos jugadores que necesitaban el descanso lo tuvieran, para que muchos jugadores que necesitaban minutos los tuvieran, y para que los que necesitaban rodaje lo tuvieran».

Para el partido ante los rayistas es seria duda Gareth Bale, que terminó el duelo ante el CSKA con el tobillo tocado. «No es una cuestión de descanso es su tobillo», señaló Solari. «Veremos cómo evoluciona de ayer a hoy, y de hoy para mañana. Hablaremos con los médicos y con él y decidiremos», finalizó.