Túnez encuentra el truco para romper el ayuno del Ramadán

El seleccionador de Túnez, Nabil Maaloul. /AFP
El seleccionador de Túnez, Nabil Maaloul. / AFP

El seleccionador del que será rival de España el sábado reconoce que pidió a su portero fingir una lesión para permitir a sus compañeros beber y comer

COLPISA/AFPTúnez

El seleccionador de Túnez, Nabil Maaloul, ha reconocido haber solicitado a su portero, Mouez Hassen, que simulara una lesión durante los dos primeros partidos de preparación para el Mundial 2018, para permitir a sus compañeros romper el ayuno del Ramadán. Las 'Águilas de Cartago' disputaron dos encuentros, el 28 de mayo en Braga contra Portugal (2-2) y el 1 de junio ante Turquía (2-2), en Ginebra (Suiza), antes de enfrentarse el sábado a España en Krasnodar, ya en Rusia, en el último amistoso antes del comienzo del Mundial.

En las imágenes de los dos encuentros ante Portugal y Turquía se puede ver a Mouez Hassen, del Chateauroux, de la Ligue2 francesa, caer al suelo durante la segunda parte sin ningún contacto visible con los jugadores contrarios. Mientras los miembros del cuerpo médico entran al terreno de juego para 'sanar' al portero tunecino, sus compañeros se acercan al banquillo para beber agua y comer dátiles.

Según las reglas de la Federación Internacional (FIFA), un guardameta lesionado debe ser atendido dentro del terreno de juego, al contrario que los jugadores de campo, que deben ser desplazados fuera del césped para recibir los cuidados oportunos mientras el juego continúa.

El portero de Túnez se duele del brazo y sus compañeros comen dátiles.
El portero de Túnez se duele del brazo y sus compañeros comen dátiles.

En declaraciones a la agencia AFP, el seleccionador Nabil Maaloul admitió haber sido él mismo quien pidió a Hassen que fingiera una lesión, en el momento de la ruptura del ayuno, para permitir comer a todo el equipo. «Lo he preparado. Se ha preparado porque tenemos muchos jugadores que están ayunando (...) Le dije que se cayese para dejar que los jugadores rompan el ayuno. Nosotros también como 'staff'», dijo.

Según el técnico tunecino, «los jugadores tienen derecho a hacer lo que tienen que hacer». «Es nuestra religión. Es difícil permanecer más de 16 horas sin agua, sin beber. Sobre todo si hay dos sesiones de entrenamiento. Pero nos hemos adaptado», afirmó Maaloul.

El mes de Ramadán debe finalizar con el inicio de la Copa del Mundo (del 14 de junio al 15 de julio). En el Grupo G, los tunecinos comenzarán la competición contra Inglaterra, el día 18. Después se enfrentarán a Panamá el día 24 y a Bélgica el día 28. El entrenador señaló que el ayuno no ha tenido un impacto en los jugadores durante su preparación: «El problema no es ahora. El problema será después del Ramadán. Los músculos estarán un poco cansados. Espero que sea así».

 

Fotos

Vídeos