Tribunales

La jueza abre juicio a Rosell y le fija una fianza de 78,6 millones

Sandro Rosell. /Emilio Naranjo (Efe)
Sandro Rosell. / Emilio Naranjo (Efe)

El expresidente del Barcelona está acusado de un delito de blanqueo de capitales y organización criminal para apropiarse de fondos de la Confederación Brasileña de Fútbol

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

La jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha abierto juicio oral contra el expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell, su mujer y otras cuatro personas por un delito continuado de blanqueo de capitales y organización criminal al integrar presuntamente una red a través de la cual se apropiaron de fondos de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

La magistrada ha impuesto además a Rosell una fianza de 78,6 millones de euros a depositar en un plazo de 24 horas para asegurar las posibles responsabilidades que pudieran imponérsele en una futura sentencia. También establece una caución de 73,3 millones para el abogado andorrano Joan Besolí, socio de Rosell; de 66,6 millones al presunto testaferro Pedro Andrés Ramos y a la mujer de Rosell, Marta Pineda; y de 53,3 millones para Shahe Ohannessian y José Colomer. En el caso de que los encausados no puedan depositar dichas cantidades en el plazo establecido de 24 horas, advierte de que procederá al embargo de sus bienes para cubrir esas sumas.

Lamela acuerda mantener la prisión provisional decretada en mayo del año pasado para el exdirectivo del Barça y para Joan Besolí, al no haber variado las circunstancias que motivaron su actual situación y señala a la Sala de lo Penal para el enjuiciamiento de este procedimiento de la conocida como 'operación Rimet'.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional solicitó el miércoles once años de cárcel para Rosell y una multa de 59 millones de euros, mientras que para el resto de procesados pidió en su escrito de acusación penas que van de entre seis y once años de cárcel también por delitos de blanqueo y organización criminal. Para Besolí reclamó diez años de prisión y una multa de 55 millones de euros. Para la mujer de Rosell demandó siete años de cárcel y una multa de 50 millones de euros. Shahe Ohanneissian, ciudadano libanés amigo de Rosell, se enfrenta a una petición de siete años de prisión y una multa de 40 millones de euros, mientras que para Pedro Andrés Ramos y Josep Colomer, presuntos testaferros, la Fiscalía solicitó ocho y siete años de cárcel, respectivamente.

Blanqueo de casi 20 millones

Los seis encausados habrían articulado sociedades, muchas de ellas 'offshore', para ocultar cantidades obtenidas de manera ilícita por el expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol Ricardo Teixeira. Según el escrito de la Fiscalía, los acusados, «al menos desde el año 2006, formaron una estructura estable, reforzada por vínculos de amistad y parentesco, dedicada al lavado de capitales a gran escala» de la que era una figura clave Besolí, un gestor que aparecía como titular de numerosas sociedades y cuentas bancarias en Andorra. Al frente de la misma se encontraría Rosell, que en mayo de 2017 ingresó en la cárcel madrileña de Soto del Real y que esta misma semana fue trasladado a la prisión de Brians 2 de Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), a petición suya.

Para llevar a cabo sus actividades se sirvieron de dos mecanismos en los que cada uno tenía una función delimitada: por un lado, de la interposición de una sociedad pantalla y el uso de un complejo entramado con cuentas en Andorra destinadas a hacer llegar el dinero a Teixeira; y, por otro lado, simulando la venta mediante la mercantil Bonus Sport Marketing, propiedad de Rosell y su esposa.

Gracias a ese entramado, la red en cuya cúspide se hallaría Rosell pudo blanquear casi 20 millones de euros de mordidas obtenidas por Teixeira entre 1989 y 2012. La mayor parte de ese dinero correspondería a contratos de compraventa de los derechos audiovisuales de 24 partidos amistosos de la selección brasileña en favor de la sociedad International Sports Events (ISE), domiciliada en las Islas Caimán y dirigida por el billonario saudí Saleh Kamel. Rosell y su esposa habrían recibido casi 15 millones de euros en sus cuentas como parte del negocio. Posteriormente habrían entregado 8,4 millones de euros a Teixeira y conservado para ellos los restantes 6,6 millones. También se les acusa de haber ocultado unos 5 millones de euros obtenidos ilícitamente por Teixeira como parte de un contrato de esponsorización de Nike a la selección brasileña.

Teixeira, exvicepresidente de la FIFA, está siendo investigado por la justicia brasileña y la estadounidense en el marco del llamado 'Fifagate', el escándalo de corrupción que implicó a varios dirigentes del fútbol internacional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos