Liga de Naciones

Luis Enrique: «Es mi primer partido a todo o nada»

Luis Enrique, durante la rueda de prensa en Zagreb. /Afp
Luis Enrique, durante la rueda de prensa en Zagreb. / Afp

Considera que el encuentro será «totalmente diferente al de Elche» y agradece jugar con público ante una Croacia «a la que solo le vale ganar»

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENEnviado especial a Zagreb

Luis Enrique compareció a última hora de la tarde en el Maksimir Stadion, donde el Dinamo de Zagreb acostumbra a disputar sus duelos como local, ya que España realizó su última prueba para el decisivo duelo en la resolución del grupo 4 de la Liga A de la Nations League en la Ciudad del Fútbol. El asturiano optó por trabajar los últimos detalles en Madrid y volar después del almuerzo para cumplir con la normativa UEFA de atender a los medios en el lugar del encuentro y descansar en suelo croata. Llegó algo más de una hora después de aterrizar en la ciudad y atendió a los medios en manga corta. Las casas de apuestas británicas sitúan a España entre las favoritas para la Liga de Naciones por delante de Inglaterra, con la que comparte grupo en la Liga A, pero esas etiquetas le dicen muy poco al preparador gijonés. Ni siquiera el precedente con los arlequinados de primeros de septiembre.

«Este partido es totalmente diferente al que jugamos en Elche, con lo cual prácticamente pocas referencias podemos sacar para lo que nos vamos a encontrar mañana. Es decisivo y clave como para ellos, que tienen esperanzas y posibilidades para clasificarse ganando los dos partidos que les quedan. El resto forma parte de la historia, nada va a cambiar ese resultado y no tiene ninguna relevancia para mañana ese resultado», dijo, aunque después confesó que sí se han fijado en lo que pasó en ese duelo a lo largo de esta semana porque «en la primera parte -en la que Croacia tuvo 20 buenos minutos con 0-0 antes de desplomarse en la segunda- sí se vio un partido real con cosas que nos puede servir de referencia» más que lo visto en el 2-3 ante Inglaterra.

Intuye otro tipo de duelo y sabe que lo necesita ganar -un triunfo daría el pase a la 'final four' de junio de 2019- ante una afición muy pasional como la croata. «No puedo escoger (jugar de local o de visitante). Tengo que jugar como visitante. Es el primer partido en el que será a todo o nada: si ganamos y hacemos un buen partido, nos clasificamos seguro y no habrá opciones para los demás, y si no, todavía puede quedar alguna opción. En ese sentido, para nosotros es un partido vital», y reconoció que prefiere que haya espectadores en el Maksimir Stadion. «Después de ver el anterior partido, contra Inglaterra a puerta cerrada (en Rijeka), agradecemos que esté el estadio lleno y que, cuanto más espectáculo se pueda ver, mejor para todos. Es más agradable para un profesional que esté el estadio lleno».

Más información

Luis Enrique tiene claro que espera una Croacia más parecida a la del Mundial que a la que se ha visto después del verano. «Creo que Dalic ha dicho que van a atacar. Ya lo veremos mañana. Los entrenadores y jugadores intentamos no dar pistas. Yo creo que van a atacar porque tienen que ganar el partido, no le vale otro resultado» en esta Liga de Naciones que le gusta. «Es una competición corta que te permite tropiezos. Si la última de grupo que es Croacia gana los dos partidos que le quedan, se clasifica. Nosotros intentaremos rematar la faena en esta competición. Falta la guinda».

No quiso, fiel a sus costumbres, dar pistas sobre el once, en el que hay varias dudas, sobre todo en defensa: Sergi Roberto podría ocupar el lateral diestro en lugar de dos hombres más específicos como Azpilicueta o Jonny mientras que Llorente, Iñigo y Hermoso optan a ser acompañantes de Sergio Ramos. «En el caso de Sergi tengo la fortuna de conocerlo muy bien, Antes del partido no quiero dar ninguna pista y creo que me entendéis. Yo te daría el once encantado pero todavía no lo sé. Esta noche lo pensaré», bromeó antes de negar que sea imposible ver juntos a Sergio Busquets y Rodrigo Hernández pese a que su idea inicial es jugar con un 4-3-3. «Yo me planteo todo, cambio de sistemas y de jugadores. La idea es trabajar las mejores opciones que puedan contrarrestar mejor al rival. Ese es mi trabajo».

Luis Enrique no quiso conceder un protagonismo especial a Isco, al que siempre ha alabado, y Asensio que ahora no están siendo titulares en el Real Madrid. «Veo a los 24 preparados para jugar mañana, por cómo han entrenado y por lo que he visto. Todos podrían jugar mañana. Tengo para mañana 24 jugadores disponibles y en perfectas condiciones, y hasta que se demuestre lo contrario los 24 son titulares», dijo antes de irse bromeando con sus excompañeros Manolo SanchÍs y Chapi Ferrer, comentaristas del partido, y presentes en la sala de prensa.

 

Fotos

Vídeos