Selección española

Seis madridistas en el once

Marco Asensio y Dani Ceballos celebrando uno de los goles frente a Croacia/AFP
Marco Asensio y Dani Ceballos celebrando uno de los goles frente a Croacia / AFP

La sorpresa de Ceballos y la entrada de Asensio por Aspas amplió la nómina de jugadores blancos

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

Luis Enrique alineó a seis futbolistas del Real Madrid y a sólo uno del Barcelona contra la subcampeona del mundo. Hacía nada menos que 16 años que no había media docena de madridistas en el equipo titular de España. Desde que la selección recibió a Irlanda del Norte en el Carlos Belmonte de Albacete, en partido de clasificación para la Eurocopa 2004, que se saldó con un 3-0 para el equipo entonces dirigido por Iñaki Sáez. El pasado sábado, en Wembley ante Inglaterra, también hubo un único azulgrana (Busquets) en el primer once de Luis Enrique, aunque tras el descanso también jugó Sergi Roberto, mientras que en el minuto 59 en el Martínez Valero España se quedó sin representantes culés. Y con Croacia rendida, tres de los seis goles llevaron la firma de madridistas.

En el estreno del técnico asturiano contra la selección británica fueron cuatro los jugadores blancos (Carvajal, Nacho, Sergio Ramos e Isco), pero en el estadio ilicitano la sorpresa del debutante Ceballos y la entrada de Asensio por Iago Aspas, que fue 'falso 9' en Wembley, amplió la nómina a media docena. El mismo número que el 12 de octubre de 2002 salieron de inicio ante los norirlandeses (Casillas, Míchel Salgado, Raúl Bravo, Helguera, Guti y Raúl), entonces con Puyol y Xavi entre los titulares. Frente a Croacia no se esperaba que Ceballos, sin minutos en el Real Madrid y sin haber jugado nunca con la absoluta, formase parte del once, pero Luis Enrique decidió darle entrada en la banda izquierda del medio campo en lugar de Thiago, desplazando al polivalente Saúl a la banda derecha de la medular.

Ceballos estuvo a un nivel discreto, pero en el caso de Asensio, el jugador mallorquín actuó por la derecha del tridente de ataque y con dos espectaculares disparos reventó a Croacia en la primera parte en un par de minutos. Con Asensio por la derecha e Isco repitiendo pegado a la izquierda, en el Martínez Valero fue Rodrigo quien jugó por el centro de la línea ofensiva. Y el valencianista repitió como goleador, al igual que lo hizo en su propia casa el olvidado en el Mundial, Saúl, con dos goles en el mismo número de partidos con nuevo seleccionador. Aunque España vapuleó a la selección balcánica, en los primeros minutos pudo encajar al menos un gol, porque el equipo nacional, como ocurrió en Wembley, volvió a cometer preocupantes errores defensivos, en esta ocasión con otro que debutó con la absoluta, Gayà, ocupando el sitio de quien quedó en algunos momentos señalado frente a los ingleses: Marcos Alonso.

Ya que Luis Enrique no congenia con Jordi Alba, para el lateral izquierdo cuenta con los defensas del Chelsea y del Valencia -Gayà cumplió en su estreno con la absoluta- y, ahora que tampoco está ya el retirado Piqué, ambos han formado parte de la zaga en los dos encuentros de la Liga de Naciones junto a Carvajal, Nacho y Sergio Ramos. El lateral derecho, después de su gran despliegue ante los ingleses y los croatas, fue sustituido a falta de un cuarto de hora para evitar una sanción tras haber sido amonestado en Wembley, mientras que la nueva pareja de centrales va de menos a más, al igual que la selección en general, que ha recuperado el gol y la autoestima.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos