Remo

La regata más antigua del mundo cumple 190 años

Imagen de un entrenamiento de la Oxford-Cambridge. /Diario Sur
Imagen de un entrenamiento de la Oxford-Cambridge. / Diario Sur

Cambridge defiende ante Oxford el prestigioso trofeo, tanto en hombres como en mujeres, «en la lucha más brutal, encarnizada e inflexible»

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

«La lucha más brutal, encarnizada e inflexible de todas las actividades deportivas», como definió un historiador de la Oxford-Cambridge la regata más antigua del mundo, cumple este domingo 190 años. Con la primera edición disputada en 1829 y ganada por Oxford, que acumula 80 victorias, tres menos que Cambridge, el desafío deportivo con mayor tradición de Londres volverá a enfrentar en el río Támesis, sobre 6,8 kilómetros, a las dos universidades más 'longevas' de Inglaterra. A las que se encuentran entre las mejores del mundo en 2019, con Oxford quinta y Cambridge séptima, en una clasificación liderada por la estadounidense de Harvard.

Cambridge será la que defenderá el prestigioso trofeo, tanto en hombres como en mujeres, cuya carrera se inauguró un siglo después (1927) y ya ha vivido 43 victorias, frente a las 30 del equipo femenino de Oxford. Según 'The Times', «grandes multitudes hostiles se reunieron entonces», cuando los hombres se opusieron a que las mujeres remasen en una competición ideada como un pequeño reto por dos amigos que estudiaban en los colegios de Christ Church (Oxford) y St. John's (Cambridge), a la que el año pasado acudieron a presenciar 250.000 personas en la ribera del Támesis, y que ha estado marcada por diversas anécdotas e incidentes. Entre ellos, el ocurrido en 2012, cuando un espontáneo se lanzó al Támesis y fue detenido antes de que tocara una de las embarcaciones y, tras ser detenido y reanudarse la carrera, ambos botes chocaron y uno de los miembros de Oxford perdió un remo, lo que aprovechó Cambridge para ganar. A la llegada, uno de los 'dark blues' de Oxford se desvaneció y debió ser trasladado al hospital.

Durante el siglo XX, en 1978 el ocho con timonel de Cambridge llegó a volcar y a hundirse, aunque sus tripulantes resultaron ilesos, mientras que dos años después otro de los remeros de Oxford también desfalleció tras tanto esfuerzo. En aquella época, esta universidad llegó a encadenar diez victorias (entre 1976 y 1985), mientras que a comienzos de siglo Cambridge alcanzó hasta trece triunfos consecutivos. El único empate de tan larga historia de la denominada 'The Boat Race' se registró en 1877, mientras que el récord de 16 minutos y 19 segundos establecido por Cambridge se mantiene desde 1998. En categoría femenina, la plusmarca (18 minutos y 33 segundos) también la firmó esta universidad, hace tan sólo dos años.

Para la presente edición, curiosamente, la media de altura de los equipos masculinos es idéntica (1,94 metros), aunque el peso de la tripulación de Cambridge es ligeramente inferior: 89,8 kilos, frente a los 90 de Oxford. En mujeres, Cambridge supera tanto en peso como en estatura a Oxford, con casi 1,79 y 72,3 kilogramos, frente a 1,77 y 71,1 kilos, y es a priori la gran favorita a revalidar la victoria. Con un creciente protagonismo de la mujer en la legendaria competición, entre las féminas, Sue Brown entró en la historia en 1982 al convertirse en la primera mujer en competir en la prueba masculina, como timonel de Oxford.

Para ser seleccionados y defender a ambas universidades, los atletas deben, no sólo seguir un riguroso plan de entrenamientos durante más de medio año, sino que se les exige también el éxito académico. Al margen de la posibilidad de conquistar tan preciado trofeo, serán premiados, gracias a su participación en el popular reto sobre el Támesis, con la mayor distinción posible concedida por ambos centros a un deportista universitario.