9ª etapa

Al Attiyah, a un día de su tercer Dakar

El catarí Nasser Al Attiyah, tras una de sus victorias. /EFE
El catarí Nasser Al Attiyah, tras una de sus victorias. / EFE

El catarí gana la penúltima etapa sin oposición y pone 51 minutos de margen sobre Nani Roma

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMadrid

Nasser Al Attiyah está a 379 kilómetros, los que se van a disputar entre Pisco y Lima, de conquistar su tercer rally Dakar. El catarí se impuso con autoridad en la penúltima etapa del raid con más de cinco minutos de ventaja frente a Nani Roma, al que ahora sólo le queda rezar.

Aunque es complicado que ocurra, visto cómo ha ido esta edición peruana del Dakar, al español sólo le queda esperar una avería o un problema de Al Attiyah, que es el único de los favoritos que los ha esquivado en lo que va de raid. Todos los favoritos han ido cayendo uno a uno, incluido el legendario Stepháne Peterhansel, que se vio obligado a decir adiós este miércoles por un fuerte accidente que dejó seriamente dañado a su copiloto, David Castera, en la espalda. Sebastien Loeb también tuvo una avería que le hizo despedirse de sus opciones de ser segundo (afrontaba el día apenas unos segundos por detrás de Roma y se dejó más de una hora al final) y Carlos Sainz rozó la descalificación por una reparación que se alargó mucho más de lo previsto y casi se pasa del tiempo establecido para tomar la salida.

Así, si Al Attiyah no falla, el podio del Dakar en coches está prácticamente definido. Muy distinto es cómo se afronta el último día para las motos. Las características de la penúltima jornada propició que no se arriesgase nadie de los de arriba, toda vez que salían de cuatro en cuatro en paralelo.

La victoria en las dos ruedas fue para el francés Michael Metge, que con su Sherco se impuso al boliviano Nosiglia y a un Pablo Quintanilla que tiene aún serias posibilidades de ganar el Dakar. De hecho, tiene sólo un minuto de desventaja sobre un Toby Price que no podrá tomarse con relax la última etapa. En caso de que el australiano no falle, se proclamará ganador del Dakar por segunda vez en su carrera deportiva del raid más duro del mundo y mantendrá el reinado de KTM.

Un reinado que parece estar acompañado de la suerte del campeón. Si era Ricky Brabec el que rompía el motor en la etapa del martes, este miércoles era Adrien Van Beveren el que veía cómo su Yamaha decía basta y le obligaba a abandonar. Las lágrimas del galo en la arena de Pisco eran muy amargas, ya que tenía margen para intentar dar la campanada y pelear con Walkner, Quintanilla y Price hasta el último día.

Los españoles van a volver a dejar el pabellón bien alto en este Dakar, con especial mención a Laia Sanz. La española estuvo muy cerca de verse abocada al abandono por un inoportuno virus estomacal que le dejó muy tocada en la primera semana del raid, pero no sólo lo superó, sino que su incansable espíritu de lucha le hizo reponerse con fuerza. A un día de la meta, la catalana ocupa la undécima posición, que si mantiene se convertirá en su segunda mejor participación en el Dakar. El mejor español será Oriol Mena, que repetirá 'top 10'. Dos Dakar disputados, dos veces entre los diez mejores para el de la Speedbrain.

El susto de Carlos Sainz

Carlos Sainz no va a olvidar su Dakar 2019, porque posiblemente sea el más duro de los que ha disputado. Todo han sido problemas para él, y hasta el penúltimo día ha sufrido las penurias de un Mini que no ha estado a la altura de lo que se esperaba. El madrileño, este miércoles, estuvo a punto de verse abocado a la descalificación después de una avería que obligó a sus mecánicos a afanarse mucho más de lo previsto.

La normativa es clara: si los competidores no toman la salida después de que lo haga el último clasificado, quedan descalificados. Sainz y Cruz se desesperaban viendo cómo los componentes del X-Raid, una de las estructuras más potentes del Dakar, corrían de aquí para allá para dejar su Mini montado para que pudiera salir a afrontar la penúltima etapa. Con apenas 20 minutos de margen, lo logró… pero sin más presión que la de llegar a meta. Visto lo ocurrido con Loeb, Peterhansel y Despres, con quienes formó el 'Dream Team' que conquistó el Dakar en 2018, completar el día ya fue todo un logro.

Si Roma sostiene el podio este jueves, no será el único español que se lleve una plata. Gerard Farrés acabó segundo la etapa de Pisco a tres minutos del brasileño Varela, que le acompañará en el cajón de campeones de la categoría SxS que acabará ganando, con toda probabilidad, Francisco 'Chaleco' López. El chileno tiene casi una hora de margen sobre el español.