GP de Gran Bretaña

Dovizioso marca el paso sobre el estropeado Silverstone

Andrea Dovizioso y Marc Márquez. /Karim Jaafar (Afp)
Andrea Dovizioso y Marc Márquez. / Karim Jaafar (Afp)

Los baches del trazado británico añaden dificultades a un fin de semana en el que pilotos y equipos viven pendientes de la climatología

BORJA GONZÁLEZCircuito de Silverstone

«Es una pena encontrarnos con unas condiciones así porque es probablemente la pista más bonita del campeonato y la han arruinado. Cuando te ves obligado a pelear con la moto por todos los movimientos que hace es muy complicado. Pero hay que adaptarse». Andrea Dovizioso, ganador en 2017 en Silverstone y primero en el arranque del GP de Gran Bretaña 2018, reflejaba el sentir general de la parrilla de MotoGP con el nuevo asfalto del trazado británico, con matices, desde la aceptación de los pilotos Yamaha en un buen inicio de entrenamientos, pasando por la ironía de Marc Márquez («Se ve por la televisión, hay más baches que el año pasado, no sé si ha cobrado ya la constructora o no») hasta la rotundidad de Aleix Espargaró: «El peor asfalto en el que he rodado con una MotoGP». Una dificultad añadida para un fin de semana en el que pilotos y equipos viven pendientes de la climatología, un clásico por estas tierras.

«Lo más difícil es encontrar la línea con estos baches, y después ser rápido», explicaba Dovizioso. Un hecho que, en cualquier caso no puede considerarse como una sorpresa, después de que durante la visita de la F1 pilotos como Carlos Sainz o Lewis Hamilton avisasen de que las obras en Silverstone iban a ser un problema para sus colegas de las dos ruedas. «Por lo que yo he entendido a lo largo de mi carrera, el secreto es no tener miedo, porque es peor si empiezas a pensar en pilotar de otra manera o no atacas el bache y tratas de esquivarlo», reflexionaba Valentino Rossi, octavo tras el primer día. «Es un poco como en el motocross, donde si vas al bache con miedo es peor. Hay que ir a él y esperar a que todo vaya bien. Nuestras motos no están hechas para los baches y la sensación es muy mala con ellos, pero los neumáticos tienen buen agarre y creo que, más que peligrosos, son difíciles de manejar».

Al italiano le incluyó Márquez, cuarto, entre los mejor posicionados de cara al domingo (si lo concluido en seco mantiene la validez y no aparece la lluvia en el día de carreras), en un pelotón variado. «En el FP1 no me encontraba muy cómodo, estaba a punto de caer todo el rato, empujaba y estaba a punto de caer, pero por la tarde tanto el equipo como la moto y yo hemos mejorado y todo el conjunto ha dado un gran paso», comentó aliviado el líder de la general. «Por eso estoy contento ya que hemos sabido reaccionar, pero no estamos en el sitio que quiero. Mañana tenemos que seguir probando y seguir mejorando ya que sí que empiezo a ir rápido, estoy más cerca de Maverick y Dovizioso que son los más rápidos, pero quiero estar más cerca y si puedo ser más rápido mejor».

Mejoría de las Yamaha

Un grupo en el que Dovizioso también incluyó a Cal Crutchlow (segundo a 5 milésimas de segundo) mientras que ponía entre interrogantes la presencia de Jorge Lorenzo, que en su última vuelta del segundo libre se encaramó hasta el quinto puesto de la clasificación, un resultado importante pensando en el entrenamiento oficial si en el primer libre de este sábado apareciese la lluvia. «Nos hemos encontrado con algunos problemas y poco a poco hemos mejorado y encontrado el camino por el que ir para tener una moto mejor mañana», explicó el mallorquín, ganador en Austria hace menos de dos semanas. «También en algunos puntos estoy perdiendo demasiado en alguna frenada donde tengo que mejorar un poco a nivel de pilotaje. Estoy perdiendo dos o tres décimas ahí que quizás son las que me apartan de estar más cerca de las primeras posiciones».

En esas primeras plazas sí que estuvo esta vez Maverick Viñales, el más rápido por la mañana y que terminó tercero al final de la jornada, a 61 milésimas del tiempo de Dovizioso, y que tras el entrenamiento privado de la semana previa al Gran Premio que pudo hacer en Misano parece haber encontrado alguna mejoría en su Yamaha en eso que tanto les está trayendo de cabeza, la electrónica. «Era importante comprobar que lo de Misano funcionaba en otra pista, confirmar que habíamos mejorado, y se ve que lo hemos hecho», reconoció, algo en lo que coincidió con su compañero de equipo. «Trabajamos en la electrónica en aceleración y parece que hemos mejorado porque la moto es más suave desde abajo y eso es importante para nosotros. Yo siento que es mejor, Maverick también, y eso es positivo», concluyó Rossi, abriendo una ventana a la esperanza en Yamaha de recuperar la competitividad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos