GP de Argentina

Jaume Masiá hace historia en Termas de Río Hondo

Jaume Masiá, en el podio. /Juan Mabromata (Afp)
Jaume Masiá, en el podio. / Juan Mabromata (Afp)

El piloto español gana en Moto3 tras salir desde la 'pole' en una carrea de muchas alternativas en la que Darryn Binder y Tony Arbolino completaron el podio

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Jaume Masiá se convirtió en el GP de Argentina en el cuadragésimo cuarto piloto español en conseguir una victoria en el Mundial de motociclismo. El piloto de Algemesí firmó un fin de semana fantástico tras culminar su primera 'pole' con un triunfo histórico, el primero en su trayectoria después de 23 carreras. Darryn Binder y Tony Arbolino completaron el podio en una carrera loca.

El asfalto del circuito de Termas de Río Hondo confirmó que la categoría de Moto3 es imprevisible y emocionante a partes iguales. Cualquiera podía llevarse el triunfo en una carrera en la que los pilotos se intercambiaban adelantamientos sin piedad y pasaban de liderar la prueba a la quinta posición en una sola curva o en una frenada. Demasiadas alternativas como para apostar por quién se llevaría la victoria en una carrera que coleccionaba líderes –hasta once- con el paso de cada vuelta.

Más Información

Arón Canet se dejaba ver en los puestos de cabeza y Gabriel Rodrigo, piloto nacido en Barcelona pero que corre bajo la bandera argentina, provocaba el delirio en las gradas liderando la prueba en varias ocasiones. El ritmo de carrera era lento y eso permitía que cualquiera tuviera posibilidades de luchar por los puestos de cabeza. Era muy difícil escaparse y había pocos huecos entre los pilotos, que se tocaron en varias ocasiones.

Pero el triunfo fue para Jaume Masiá, que supo gestionar a la perfección una última vuelta en la que hubo toques, pasadas de frenada y en la que el español llegó primero a la última curva, a la que sólo le separan 43 metros de la línea de meta. Una victoria que no olvidará el español, tercero en la general por detrás de Kaito Toba, que mantiene el liderato a pesar de su décimo puesto, y Dalla Porta, séptimo en Argentina. Finalmente Arón Canet, que estuvo luchando por los puestos de la parte delantera, tuvo que conformarse con una decepcionante duodécima posición.