GP de Italia

Márquez juega con las Ducati y pulveriza el récord de Mugello

Marc Márquez, pilotando en Mugello./Afp
Marc Márquez, pilotando en Mugello. / Afp

El español logra su cuarta pole de la temporada en seis grandes premios

BORJA GONZÁLEZCircuito de Mugello (Italia)

«Este circuito es en el que hemos cambiado más cosas de puesta a punto, es de los que hemos llegado más tarde al momento de encontrarme cómodo, que ha sido en el FP4. En los anteriores desde el FP2 ya me encontraba bien y tocábamos click arriba o click abajo, poquitas cosas, pero aquí sí que hemos tenido que hacer grandes cambios ya que es un circuito especial y cada año nos cuesta un poco, pero acabamos llegando y mañana en la carrera para mí un podio ya sería un buen resultado».

Marc Márquez ya apuntaba el jueves que el objetivo para Mugello, circuito en el que no gana desde 2014, iba a ser la pelea por el podio, aunque sin descartar nada. Un trazado en el que le cuesta marcar diferencias, en un fin de semana al que no llegó en la mejor condición física, víctima de una gripe que se ha ido alargando en estos días de entrenamientos. Un hecho que no se sabrá si va a ser un hándicap o no hasta mañana, en una de esas pruebas especialmente duras: tensa, como todas, en una pista muy técnica, lo que no permite una falta de concentración, y muy exigente desde el punto de vista físico, en la que la estrategia será clave. Aunque justo en ese aspecto el líder de la general tiene algo más que el resto, como se vio el sábado durante el entrenamiento oficial.

A pesar de todo ello, a base de estrategia Marc Márquez consiguió una valiosa pole en Italia a rueda de Andrea Dovizioso, al que considera su máximo rival y que sólo pudo clasificarse en el noveno puesto de la parrilla. Una buena ventaja para una carrera especialmente dura y exigente.

«Él tiene unas características, es muy fuerte en diferentes aspectos, pero todavía más cuando tiene que jugar con los demás: en la pelea, en tirar cuando quiere, es capaz de exprimirse al cien por cien cuando quiere, y esta es una característica que tiene y que pocos tienen», reconoció Andrea Dovizioso, 'víctima' en Mugello de Márquez. «Juega con esto. Creo que a tres cuartos de mi última vuelta no estaba tan cerca de mí, estaba bastante lejos, y ha sido capaz de pillarme y colocarse en la posición ideal para hacer el tiempo. No es tanto la capacidad de hacer una estrategia adecuada, si no de que tiene unas cualidades en ciertos aspectos en las que es superior al resto». Y es que el piloto español usó a las Ducati en el entrenamiento oficial para lograr una pole estratosférica (siete décimas mejor que la del récord histórico del año pasado de Valentino Rossi, justo al piloto al que ha rebasado en la lista de más primeros puestos en la parrilla de salida de MotoGP, con 56, a sólo dos de la mejor marca de la clase reina, todavía en poder de Mick Doohan).

«Ha sido una combinación de velocidad más estrategia, quizás un poco improvisada y provocada, puesto que he salido y he visto, o me ha dado esa impresión, que desde el primer momento Pirro me estaba marcando todo lo que hacía, si me iba largo o no, luego he parado a cambiar el neumático y me seguía esperando y entonces le he dicho rápidamente a Santi (NdR: Hernández, su jefe de mecánicos) 'vamos a cambiar y vamos a emplear la misma estrategia pero al contrario', y es ahí donde estaba esperando para que Pirro tirase, pero como no lo hizo decidí que íbamos a seguir a Dovizioso y lo hemos hecho así y nos ha salido bien. No es la mejor manera de conseguir una pole porque siempre soy de los pilotos que tira solo delante, pero hoy tocaba esto», confesó el de Honda, cauto a la hora de interpretar lo que pueda pasar en carrera.

Y es que los pilotos esperan una prueba de inicio lento, con un ojo puesto siempre en el comportamiento de los neumáticos y en un día en el que se espera que suban las temperaturas, lo que afectará a su durabilidad. La duda estará pues en decantarse por un compuesto que garantice velocidad desde el inicio con la duda sobre qué pasará al final, o escoger algo más consistente en detrimento de marcar la ventaja con vueltas rápidas. Esto en un fin de semana con muchos nombres diferentes delante, casi todos con diferentes estrategias.

Fabio Quartararo volvió a volar y terminó segundo en el oficial, en su caso sin referencias delante, después de haber mostrado un ritmo sorprendente en el último entrenamiento libre; una sesión en la que también brilló Maverick Viñales, que erró en su estrategia en la pelea por la pole, lo que le retrasó hasta la séptima plaza de la parrilla; Danilo Petrucci se colocó tercero como mejor Ducati, dos líneas por delante de Dovizioso, que también tendrá por encima a Jack Miller y Pecco Bagnaia, consistentes con sus Ducati; y a todo esto con Alex Rins decimotercero y sin haberse mostrado en estos días, y con la sorpresa de ver partir al ídolo Rossi desde el decimoctavo puesto, en un gran premio de momento para olvidar, aunque el italiano siempre deja la puerta abierta a sus famosas resurrecciones dominicales.

Parrilla de salida GP de Italia:

1. Marc Márquez (ESP/Honda) 1:45.519

2. Fabio Quartararo (FRA/Yamaha-SRT) a 0.214

3. Danilo Petrucci (ITA/Ducati) a 0.362

4. Franco Morbidelli (ITA/Yamaha-SRT) a 0.440

5. Jack Miller (AUS/Ducati-Pramac) a 0.510

6. Cal Crutchlow (GBR/Honda-LCR) a 0.560

7. Maverick Vinales (ESP/Yamaha) a 0.662

8. Francesco Bagnaia (ITA/Ducati-Pramac) a 0.741

9. Andrea Dovizioso (ITA/Ducati) a 0.774

10. Takaaki Nagakami (JPN/Honda-LCR) a 0.868

...

18. Valentino Rossi (ITA/Yamaha)