Segunda ronda

Muguruza toca fondo en Nueva York ante la 202 del mundo

La tenista española Garbiñe Muguruza en acción ante la checa Karolina Muchova./EFE
La tenista española Garbiñe Muguruza en acción ante la checa Karolina Muchova. / EFE

La hispano-venezolana sufre contra Muchova la peor derrota de su carrera en un Grand Slam

ENRIC GARDINER

La española Garbiñe Muguruza encajó su derrota más dura en un Grand Slam al perder con la checa Karolina Muchova por 3-6, 6-4 y 6-4 en más de dos horas y veinte de partido y, por lo tanto, ceder por tercera vez en la segunda ronda de un Grande este año.

El desenlace tardío del partido entre el estadounidense Jack Sock y el georgiano Nikoloz Basilashvili obligó a que el partido de Muguruza se retrasara durante más de dos horas, pero eso, lejos de despistar a la española, le espoleó y le sirvió para calcar la misma seriedad que en su debut e infligir un arranque de 3-0 a su rival, la número 202 del mundo, Muchova, procedente de la fase previa y quien viviría una noche inolvidable.

Incapaz de aguantar su servicio o de dañar el de la española, Muchova se vio superada en cada línea por una Muguruza mucho más asentada y con la rabia y el hambre en los ojos de quien necesita de las victorias como el comer para maquillar una temporada bastante gris hasta el momento.

La Muguruza más eficaz y tranquila del año no tuvo problemas en entrar en peloteos, sentenciar con el servicio o incomodar con el resto. La propia Muchova se echaba las manos a la cabeza, con gesto de incredulidad, cuando la española era capaz de levantar un intercambio de más de veinte golpes, robarle la iniciativa y rematar la faena apuntándose cinco juegos consecutivos.

La racha fue cortada de raíz con un saque directo de Muchova, que se llevó la ovación por salvar un rosco, el que hubiera sido el segundo seguido para Muguruza, si se cuenta el que endosó a su rival en primera ronda. Ese juego dio unas temporales alas a la checa, que apretó hasta el 5-3, pero ya no pudo dar la vuelta a una situación que comenzó muy cuesta arriba para sus intereses.

Sin embargo, la reacción del ocaso de la primera manga se concretó en la segunda, donde Muchova se apuntó los tres primeros juegos y puso los cimientos para un set que Muguruza estuvo a punto de remontar, pero pese a que remó desde el 1-4, se quedó a las puertas. En el primer punto de set de Muchova, la checa remató con un paralelo a la línea en carrera y certificó el primer parcial en contra en el bolsillo de la española.

Con Muchova en la cresta, Muguruza, muy irregular sobre la pista, sacó adelante un juego decisivo, pero no definitorio. Muchova tuvo oportunidad para empezar 0-1 arriba, la desperdició y la caraqueña, nacionalizada española, aprovechó su bola de rotura, aguantó su servicio y, aunque tuvo cuatro oportunidades de ponerse 3-0, una doble falta le condenó al 2-2. El partido era una montaña rusa, el servicio salvaba a Muguruza y la mayor variedad de golpes y táctica a Muchova. La checa se merecía la victoria, por haber propuesto más, y se embolsó el mejor triunfo de su vida a la segunda bola de partido, como en el segundo set, en el décimo juego y sobre el saque de Muguruza.

Esta derrota completa la desastrosa temporada de Muguruza, que perdió en segunda ronda también en Australia y Wimbledon y que solo salvó el honor en Roland Garros, donde escaló hasta semifinales.

Treinta veces Serena contra Venus

El cuadro femenino dejó sentadas las bases de uno de los enfrentamientos más esperados en el torneo y más repetidos en los últimos años. La tercera ronda del Abierto de los Estados Unidos vivirá el duelo número treinta entre las hermanas Serena y Venus Williams, que se deshicieron de Carina Witthoeft y Camila Giorgi, respectivamente. La rivalidad la lidera Serena con 17 victorias, aunque su último encontronazo, en Indian Wells 2018, se lo quedó Venus, la mayor de las Williams.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos