Los cambios de operador de telefonía marcan récord por la guerra de precios

Un usuario con su móvil en Córdoba. /R. C.
Un usuario con su móvil en Córdoba. / R. C.

La portabilidad de líneas superó los 10 millones de traspasos en 2018 en beneficio de las firmas más pequeñas, mientras que la competencia por los paquete de fútbol definen los cambios del sector

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

La estrategia que tienen enmente muchos ciudadanos por optar por un cambio de compañía telefónica para conseguir mejores precios y unos servicios ampliados está calando en un sector que ve cómo la portabilidad de líneas está más que a la orden del día. Solo en 2018 se registraron casi 10 millones de traslados de operador lo que supone un récord, el nivel más alto de la historia, según los datos actualizados de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). De todas esas portabilidades, un 75% corresponden a líneas móviles y el otro 25% a las fijas. En los dos casos, también con máximos.

En un mercado plagado de ofertas, contraofertas, soluciones personalizadas, paquetes ampliados y todo tipo de estrategias que llevan a cabo las compañías, se registraron 7,5 millones de portabilidades de telefonía móvil, lo que supone un incremento del 15% con respecto a los datos del ejercicio anterior. En este fuerte repunte aparece como protagonista MásMóvil. Esta operadora se ha hecho ya con el 12,6% del mercado, afianzándose como cuarto grupo tras ganar casi 1,75 millones de líneas. A cierre de 2018, la CNMC contabilizaba 6,7 millones de líneas, aunque la propia empresa confirmó hace pocos días que ha alcanzado el listón de los siete millones. Dentro de sus registros se incluyen los de Lebara.

Por su parte, Telefónica ganó durante el año pasado más de 422.000 líneas hasta alcanzar las 16,1 millones. La operadora histórica, a través de Movistar, tiene casi un tercio de cuota de mercado. Por detrás se sitúa Orange, con casi un 26% del total tras perder 152.000 líneas. En el caso de los operadores móviles virtuales (OMV) se aproximan ya al 8% del total.

La tercera operadora por número de clientes es Vodafone, que ha sufrido una merma durante los últimos meses hasta registrar un 23,5% de cuota de mercado. Durante el año pasado, Vodafone perdió 408.000 líneas y cerró el año con 12,5 millones. La filial española de la corporación de origen británico se encuentra inmersa en la negociación de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) cuyo planteamiento inicial supondría que podrían salir de la empresa unos 1.200 trabajadores, casi una cuarta parte de su pantilla.

Por meses, la telefonía móvil registro en octubre el mejor periodo en cuanto a portabilidades se refiere, con 708.000 cambios, un máximo histórico. En diciembre, por el contrario, se registró el menor número de transferencias de líneas entre operadoras, con 538.000.

En el caso de la telefonía fija, la fuerte competencia entre operadores de telecomunicaciones hizo que en el conjunto de 2018 se alcanzaran los 2,3 millones de portabilidades. En diciembre, se portaron 184.888 números fijos, algo menos que los 189.169 de noviembre y 4,1% menos que en el mismo mes del año anterior.

Estos movimientos setán muy relacionados con la 'guerra del fútbol', uno de los alicientes con los que cuentan las compañías para atraer a clientes de la competencia. La decisión de Vodafone de no adquirir los derechos para emitir la Champions League y el Partidazo de La Liga esta temporada desató este verano una batalla comercial entre operadores para captar clientes, principalmente en los meses de agosto y septiembre, que ha llevado a registrar niveles récord de cambios de operador.

En su último informe, la CNMC apunta que el sector de la telefonía móvil cerró el último mes del año con un parque de líneas de 53,4 millones, lo que supone un 2,8% más que en diciembre de 2017, tras ganar 53.230 líneas respecto a noviembre. Además, añade que las líneas máquina a máquina (M2M) superaron los 5,8 millones de líneas, lo representa un 19% más.

El parque de líneas móviles que ofrecen servicios de voz con banda ancha móvil cerró diciembre con un total de 43,9 millones de líneas, lo que supone un 4% más que en el mismo mes de 2017, tras sumar 81.186 nuevas líneas respecto a noviembre.

En cuanto a la telefonía fija, el informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia indica que se mantuvo prácticamente estable en el último mes del año con un total de 19,12 millones de líneas.

El total de líneas de fibra óptica hasta el hogar (FTTH) superó los 8,5 millones en diciembre, tras sumar 129.132 líneas en comparación con el mes anterior, de las que 3,9 millones corresponden a Telefónica, el 46% del total. En términos interanuales, las líneas FTTH sumaron dos millones de nuevas altas, mientras que la tecnología DSL perdió 1,3 millones de líneas.