Los mayores ingresos impositivos reducen el déficit del Estado en 6.000 millones

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero./Efe
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. / Efe

La cifra desciende hasta los 12.300 millones, el 1,02% del PIB, porque los recursos crecieron a un ritmo que casi duplicó el de los gastos

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

Los últimos datos de déficit público no eran muy positivos. El Estado cerraba septiembre reduciendo tres centésimas este valor en el último mes y solo medio punto respecto al mismo periodo de 2017. En cambio, las cifras actualizadas este jueves por el Ministerio de Hacienda sobre el mes de noviembre han cambiado mucho las tornas al bajar el déficit público casi un 35% y el de la Administración central un 31,6%.

Así, el déficit del Estado hasta noviembre se redujo hasta los 12.378 millones de euros, el equivalente al 1,02% del PIB. Este dato supone la reducción de medio punto porcentual en un solo mes, lo que suponen más de 6.000 millones de euros, desde los 18.585 millones que marcó octubre. La razón es clara: el Estado ha ingresado bastante más de lo que ha gastado. Concretamente, los datos de ejecución presupuestaria publicados este jueves por Hacienda revelan que los recursos no financieros han crecido un 8,5%, mientras que los gastos no financieros lo han hecho un 4,6%.

¿De dónde vienen esa cantidad de ingresos? Hacienda destaca que los recursos no financieros sumaron en noviembre casi 181.000 millones, lo que equivale a casi el 15% del PIB, un aumento del 8,5% interanual. Se debe a la mejora en la partida de impuestos, que sube un 8,4% hasta los más de 157.000 millones de euros. Los que más aumentan su recaudación son el del IRPF (sube el 11,8%), el IVA (6,1%) y las importaciones (5%). Por otro lado, las rentas de propiedad también son un factor a destacar, que aumentan un 28,7% hasta los más de 5.300 millones por los mayores dividendos del Banco de España, Loterías y Apuestas del Estado y del gestor de la navegación Enaire. «Este incremento se compensa con el descenso en las ayudas de los fondos Feder, que pasan de 632 millones en 2017 a 97 en 2018», explican desde Hacienda.

Esta diferencia de casi cuatro puntos entre recursos y gastos no financieros supone que el superávit primario del Estado -la diferencia entre ingresos y gastos sin contar el coste de la deuda- ascendió hasta el 0,96% del PIB, casi medio punto más que el registrado en el mismo mes del año pasado.

Por administraciones

Si se desglosa el dato por administraciones, el déficit se redujo tanto este mes por la caída sobre todo del de la Administración central, que a pesar de seguir siendo de 9.077 millones de euros hasta octubre, supone un 0,75% del PIB, una bajada de cuatro décimas respecto al mismo mes de 2017. Ello se debe al aumento de los ingresos un 9,2% como consecuencia de una subida del 8,7% en los impuestos, mientras que los gastos también aumentaron pero en menor medida, un 5,3%.

Por su parte, las comunidades autónomas cuadruplicaron su superávit hasta superar los 2.000 millones de euros en octubre, 1.500 millones más que en el mismo mes del año pasado. Se debe a la evolución positiva de los ingresos (+5,7%) y el aumento de las entregas a cuenta recibidas (+6,1%). Así, 10 de las 17 comunidades registraron superávit, destacando el caso de Andalucía y Madrid, que pasan de situación de déficit en 2017 a superávit este año.

Asimismo, los fondos de la Seguridad Social registraron un déficit de 5.900 millones de euros hasta octubre, una cifra elevada pero que disminuye levemente en 600 millones de euros respecto al mismo periodo del año pasado. Y es que, según la información de Hacienda, los ingresos se han incrementado un 5,7% por la favorable evolución de las cotizaciones, que crecen un 5,3%. Además, los empleos suben un 4,9%.

Por el lado de los ayuntamientos, con datos solo hasta septiembre, siguen presentando superávit pero un 20,8% menor hasta situarse en 4.381 millones equivalentes al 0,36% del PIB, una décima menos que en el mismo mes de 2017. Se debe a un aumento de los ingresos del 2%, sobre todo por incremento de impuestos, frente a un alza de los gastos de casi el 5%. La razón principal se debe al aumento en empleo del 13,2% de las transferencias a otras administraciones públicas, sobre toro por el primer vencimiento del Cupo vasco.

 

Fotos

Vídeos