Telecomunicaciones

Bruselas amenaza con sancionar a Telefónica

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager. /EFE
La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager. / EFE

Presenta un pliego de cargos donde la acusa de incumplir sus promesas a Competencia para que autorizara la compra de E-Plus en Alemania

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

La Comisión Europea parece que quiere ejemplarizar con Telefónica, a la que acusa de ser el primer grupo que presuntamente habría vulnerado un pacto suscrito con las autoridades de Competencia de la UE para autorizar una concentración empresarial. Se refiere, en concreto, a la compra de la operadora alemana E-Plus por la multinacional española, anunciada en 2013 por cerca de 5.000 millones de euros.

Según anunció este viernes el departamento de la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, la compañía que preside José María Álvarez-Pallete no habría cumplido con unas de las tres condiciones que se le fijaron entonces a cambio de dar luz verde a la operación. Telefónica Deutschland debía, según Bruselas, ofrecer servicios mayoristas de 4G a todos los actores del mercado interesados «a los mejores precios», pero no lo habría hecho porque los técnicos comunitarios han verificado que terceras empresas «se habrían beneficiado de condiciones más ventajosas de acceso» a esa red.

Desde la filial de la operadora defienden que sí ha cumplido con lo pactado, «de la misma forma que se ha hecho con otros remedios de la fusión», que es como se conoce en términos técnicos a las condiciones que se ponen a una transacción para que no reduzca la competencia en el mercado». En la Comisión sí admiten que ha realizado los otros dos puntos de aquel acuerdo: la venta de hasta un 30% de su red conjunta (en Alemania) a un operador móvil virtual y traspasar a otra empresa parte de su espectro de ondas de radio y otros activos diferentes.

Pero la responsable de Competencia lo ve insuficiente y por eso ha presentado ya un pliego de cargos, porque «nos tomamos muy en serio» cualquier acto que «perjudique a los consumidores». Telefónica Deutschland tiene hasta el 5 de abril para presentar alegaciones. De no ser estimadas se enfrenta a una multa de hasta el 10% de su facturación, que en 2018 fueron 7.320 millones. Incluso en el escenario peor para la operadora, la adquisición autorizada en octubre de 2014 podría llegar a ser revocada parcial o totalmente.