El beneficio de Mercadona se dispara un 84% gracias a unas ventas récord

l presidente de Mercadona, Juan Roig (c), posa junto a su equipo directivo tras presentar los resultados económicos de la compañía. / EFE

La empresa valenciana se mantiene como primera en España en facturación, con más de 24.300 millones, y logra ganar 593 millones en 2018 pese a haber invertido más de 1.500 millones

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSVALENCIA

Lo ha vuelto a hacer. Mercadona, un año más, ha batido su propio récord y sus ventas se han incrementado un 6% a lo largo de 2018 hasta los 24.305 millones, por lo que se mantiene como la primera empresa de España por facturación, una vez que el año pasado consiguió desbancar a Repsol.

Y es que la cadena de distribución valenciana ha crecido en 50 tickets diarios en cada una de sus más de 1.600 tiendas, lo que le ha llevado a incrementar su cuota de mercado hasta el 27%, más del triple que sus rivales. Esto significa que más de uno de cada cuatro euros invertidos en alimentación se lo lleva la empresa de Juan Roig.

Abrirá en más de 250 supermercados una nueva sección de comida lista para comer, con una variedad de 35 recetas

«Este año estamos jugando muy fuerte, más fuerte que nunca en nuestra historia», presumió el presidente durante la rueda de prensa en Valencia, en la que presentó los resultados obtenidos en 2018. Así, pese a haber realizado una inversión histórica de 1.504 millones, un 50% superior a la de 2017, cuando ya marcó un máximo, Mercadona ha obtenido un beneficio neto de 593 millones, lo que supone un incremento del 84% respecto al ejercicio anterior. Bien es verdad que en 2017 la compañía valenciana redujo su beneficio a la mitad a consecuencia de su apuesta por la innovación, la venta on line y la remodelación de sus tiendas, pero en 2018 se acercó a las ganancias históricas que obtuvo en 2016, cuando logró un beneficio de 636 millones. «Antes estábamos obsesionados por ganar dinero, hemos cambiado, nos estamos preocupando más por el cliente y nos ha ido espectacular», explicó Roig ante la pregunta de cómo han conseguido ese espectacular incremento de sus ganancias con una inversión tan grande.

Pero Mercadona no ha tocado aún techo y su idea es seguir creciendo, no en número de tiendas en España, que ahí sí consideran que han llegado al máximo en el entorno de 1.600, sino en servicios, calidad, ventas y beneficios. «Estamos muy satisfechos: Mercadona va muy bien y todavía va a ir mejor», predijo su máximo directivo, que aseguró que «estamos seguros de que vamos a ganar mucho dinero», aunque la cadena prevé reducir un 27% su beneficio neto en 2019 hasta los 435 millones. Eso sí, su facturación aumentará otro 3,7% hasta los 25.200 millones.

El presidente de Mercadona, Juan Roig, posa en la nueva sección de 'Listo para comer'.
El presidente de Mercadona, Juan Roig, posa en la nueva sección de 'Listo para comer'. / EFE

Su gran proyecto es expandir el servicio de compra on line, que ya está operativo en Valencia capital y en otras 96 localidades cercanas (donde han duplicado sus pedidos y facturan 2,2 millones al mes), al resto de España. Barcelona será la segunda gran capital que a partir del 12 de julio contará con una nueva aplicación web, más fácil y visual (con fotos de cada producto), y un reparto centralizado desde un almacén logístico –­que denominan 'La Colmena'–. A final de este año o principios del siguiente llegar­á a Madrid y en los próximos ejercicios se implantará en Bilbao, Zaragoza, La Coruña, Murcia, Santander, Alicante, Sevilla, Málaga... hasta llegar a todas las grandes capitales.

Además, la cadena de alimentación puso en marcha en agosto pasado la nueva sección 'Listo para comer', donde se pueden comprar 35 platos preparados, como berenjenas rellenas (su «plato estrella», según desveló el presidente), albóndigas, ensaladas variadas, pizzas, etc. Ante el éxito que ha obtenido en las 17 tiendas en las que ya lo tienen implantado (15 en Valencia, una en Madrid y otra en Barcelona), el objetivo es extenderlo a otros 250 supermercados a lo largo de todo el año. «Estamos muy contentos de cómo nos está funcionando y va a ir muy bien», auguró Roig, que cifró en 5 millones la inversión realizada.

Pero a su vez continuarán con su otro gran proyecto: la remodelación de todos sus centros para convertirlos en lo que denominan 'Nuevo modelo de tienda eficiente' o 'Tienda 8'. En la actualidad ya hay 400 establecimientos actualizados y en 2019 se reformarán otros 400. A partir de 2020 se irán sumando 200 remodelaciones de tiendas al año para que en 2023 todas sean con este nuevo modelo.

1.800 nuevos empleos

Mercadona ha creado en 2018 1.800 nuevos empleos, todos con contrato indefinido y con un sueldo mínimo de 1.200 euros netos al mes, con lo que ha cerrado el año con una plantilla de más de 85.800 personas, todas en España salvo 300 en Portugal, donde este año iniciarán su proceso de internacionalización con la apertura de sus primeras diez tiendas fuera de España, la primera de ellas se inaugurará el 2 de julio en Oporto. En el plazo de siete u ocho años quieren tener unos 150 supermercados en el país vecino y, a su vez Roig dejó entrever que se implantarán en otros países.

La compañía valenciana representa el 3,4% del empleo total del país (da trabajo a un total de 630.000 personas), aporta el 1,9% del PIB español al generar 22.900 millones de euros y cuenta con un volumen de compras en el mercado nacional de 18.640 millones, lo que representa el 85% del total de sus compras realizadas por la compañía. «Compramos en España todo lo que se produce en España, pero ni coco ni salmón», precisó Roig.

El presidente de la compañía valenciana también quiso dejar claro que recaudaron un total de 1.575 millones de euros en 2018, de los cuales 293 millones proceden del impuestos de sociedades (a un tipo efectivo del 22%), 660 millones de las cotizaciones sociales que paga la empresa, otros 130 millones de las cotizaciones que abonan sus trabajadores, 328 millones por IRPF y 164 millones de IVA.