Iberdrola atribuye la caída del 8% de la luz a la suspensión de los impuestos

Iberdrola atribuye la caída del 8% de la luz a la suspensión de los impuestos
FOTOLIA

La compañía, que ha obtenido unos beneficios de 2.100 millones, apunta que pierde dinero por su negocio nuclear y el de las hidroeléctricas

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Octubre está a punto de cerrar con un precio de la luz que no será el más barato de 2018. Pero al menos dará un respiro a los hogares después de una vuelta de vacaciones en la que el recibo se disparó hasta máximos del año en una espiral de precios que parecía no tener nunca fin. A falta de una semana para que culmine el mes, el coste de la electricidad ha descendido más de un 8% con respecto a septiembre.

El precio de generar energía se sitúa, por ahora, en los 65,5 euros/Mwh frente a los 71,2 euros/Mwh de hace un mes, según los datos del operador OMIE. Si se mantiene esta rebaja en el coste de generación hasta final de mes, la reducción del importe de la factura media sería de un 2,5%.

Esta caída se debe a una leve mejora en la aportación que realizan las plantas renovables -sobre todo las eólicas- al sistema, lo que permite suavizar los costes de producción. Pero, sobre todo, a la suspensión de los dos impuestos que gravaban esta actividad: el de generación, que aplicaba un tipo del 7%; así como del céntimo 'verde', durante seis meses. Con esta medida, aprobada por el Gobierno el pasado 6 de octubre, el precio de producción ha caído casi en la misma proporción que ha supuesto la retirada de ambas figuras tributarias. Porque el resto de condiciones del mercado -precios elevados de las materias primas o elevada emisión de dióxido de carbono- se han mantenido casi inalterables.

Esa es la opinión que mantiene el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, sobre la evolución de los precios eléctricos en octubre. El responsable de uno de los grandes grupos generadores de electricidad en España afirmó ayer que la suspensión de los impuestos está teniendo un impacto directo en el mercado mayorista, reduciendo las importaciones de energía y, por tanto, el coste para familias o empresas.

Durante la presentación de resultados de la corporación ante los analistas, Galán indicó que existe una relación clara entre la medida del Ejecutivo y la situación del 'pool'. Y ha recordado que Iberdrola ha mantenido siempre esta postura favorable a descargar de la factura las partes que más gravan su alto coste, por el efecto que tiene sobre la competitividad de toda la economía española frente a los socios europeos. El ejecutivo viene insistiendo desde hace tiempo que los precios en España «están inflados artificialmente» por las cargas que soportan.

Menos extraordinarios

Iberdrola ha obtenido un beneficio neto de 2.090 millones de euros hasta septiembre, un 13,5% menos que en el mismo periodo del año anterior. Este resultado se ha visto afectado por los menores extraordinarios y por la peor evolución del área de generación y clientes en España. La firma ha aprobado una remuneración de al menos 0,15 euros por acción a cuenta de 2018, un 7,1% más que al abonado en 2017.

En la presentación de los resultados trimestrales, Galán aclaró la idea generalizada de que los activos de generación hidroeléctrica y nuclear de Iberdrola ya están amortizados. «No es real», apuntó para aclarar que sus resultados son «se pueden ver» porque son «públicos» para comprobarlo. De hecho, recordó que el negocio nuclear arrojó 100 millones de pérdidas en 2017 y las hidroeléctricas también tuvieron resultado negativo el año pasado, sobre todo por la sequía que afectó al país.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos