Los ingresos de los hogares españoles aún no se han recuperado de la crisis

Los ingresos de los hogares españoles aún no se han recuperado de la crisis
Efe

La OCDE asegura que es uno de los países donde se corre más riesgo de que la clase media desaparezca y exige a los gobiernos que los proteja

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

La clase media se ha reducido en la mayoría de los países del mundo. A las generaciones más jóvenes les resulta más difícil llegar a tener los ingresos necesarios para serlo. La OCDE define 'clase media' como aquella cuyos ingresos están entre el 75% y el 200% del sueldo medio. En España, donde el sueldo medio está en los 26.156 euros anuales, este colectivo lo formarían aquellos cuyos ingresos están entre los 18.300 y los 52.000 euros. Así, mientras que en la generación del 'baby boom' el 70% de los hogares pertenecía a este colectivo a los 20 años, ahora solo el 60% de los 'millennials' podrían considerarse clase media, explica un nuevo informe de la OCDE.

Además, la influencia económica de la clase media también se ha reducido «drásticamente». En los países que componen la OCDE los ingresos medios han subido de media solo un 0,3% en diez años. «Hoy en día la clase media se parece cada vez más a un barco navegando entre aguas rocosas», señaló Angel Gurría, secretario general de la OCDE, en la rueda de prensa en Nueva York tras la publicación del informe. «Los gobiernos deben escuchar las preocupaciones de la gente y proteger los estándares de vida de este colectivo para impulsar un crecimiento económico inclusivo y sostenible», explicó.

Así, el coste de la vida de la clase media ha aumentado más rápidamente que la inflación, dice el informe. La vivienda, por ejemplo, es el elemento de gasto más grande para los hogares con estos ingresos, ya que supone alrededor de un tercio de la renta disponible, frente a un 25% en la década de los años 90. Desde la OCDE alertan de que el precio de la vivienda ha crecido tres veces más rápido que el ingreso promedio de los hogares en las últimas dos décadas.

El 70% de la generación del 'baby boom' era clase media a sus 20 años, frente al 60% de los 'millennials' ocde

En el caso de España la vivienda es un asunto muy problemático. El porcentaje de gasto que absorbe es un punto mayor que en la media de la OCDE hasta llegar al 33% de la renta disponible en 2015, frente al 29% de 2005 o el 24% de 1995, momento en el que incluso se situaba un punto por debajo de la media global.

Asimismo, la OCDE explica que España se sitúa en la parte baja de la tabla de aumento de los ingresos desde hace diez años. «En Grecia, Italia, Japón, México y España los ingresos medios de mediados de la década de 2010 son considerablemente más bajos que en 2008, teniendo en cuenta la inflación», señala el informe, que felicita solo a nueve países del grupo (Corea, Suecia, Hungría, Israel, Polonia, Chile, Turquía, China e India) porque el crecimiento del ingresos medios de los hogares superaron del 2% al 5% anualmente la media.

Más ricos y más pobres

Esto da como resultado que el colectivo de clase media en España sea ligeramente más pequeño que en la media de la OCDE, del 58% y el 61% respectivamente. En cuanto al grupo con bajos ingresos, España y la OCDE están prácticamente en el mismo nivel, pero los datos confirman la polarización a la que se está llegando en nuestro país. Y es que por un lado la clase alta, la que ingresa más del 200% del sueldo medio (en el caso de España más de 52.000 euros) en nuestro país representa el 12% de la población mientras que en el conjunto de la OCDE es solo el 9%. Por contra, el colectivo con ingresos menores al 50% del sueldo medio (de 0 a 13.000 euros al año) en España representa el 16% mientras que en la OCDE es solo el 11%.

Gurría explicó además que más de uno de cada cinco hogares de ingresos medios gastan más de lo que ganan, por lo que el sobreendeudamiento es mayor para este colectivo que para los de ingresos bajos y altos. Incidió en que las perspectivas del mercado laboral son cada vez más inciertas: uno de cada seis empleados (18%) de ingresos medios actualmente trabaja en un puesto con alto riesgo de automatización, que en España se dispara hasta el 24%, lo que supone que uno de cada cuatro trabajadores de clase media en nuestro país podría ser sustituido próximamente por una máquina.