Oliu se queja del «injusto» trato a la banca en los conflictos hipotecarios

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu. /R. C.
El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu. / R. C.

El presidente del Sabadell critica que los «análisis interesados» sobre el fallo del IRPH les provocan «daños económicos»

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, ha reclamado una mayor seguridad jurídica a los partidos políticos ante los conflictos que han afectado en los últimos años a la banca, como el de las cláusulas suelo, el del impuesto de las hipotecas o, el que está por venir, el del índice IRPH. Lo ha hecho ante los accionistas de la entidad, que hoy celebraban su junta anual en Alicante, donde ha reconocido que todas estas cuestiones tienen un impacto «injustamente» tratado en la reputación de las entidades financieras, así como en la cotización bursátil de estas cotizdaas.

Oliu se ha referido así al debate generado en noviembre por la retroactividad del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados de las hipotecas tras las sentencias «contraditorias» del Tribunal Supremo sobre esta cuestión. Finalmente son los bancos los que tienen que pagarlo, como así lo estableció el Gobierno en un decreto ley a finales del año pasado. Sin embargo, el presidente del Sabadell considera que hay una «creciente impresión de inseguridad jurídica» por «ciertas resoluciones judiciales» en el caso del IADJ y otros simialres.

También ha tildado de «análisis interesados» los que se están haciendo públicos en las últimas semanas en torno a otra controversia hipotecaria pendiente de juzgar, la del IRPH y su posible carácter abusivo entre los clientes que tienen ese índice para determinar el cálculo de su cuota mensual. Oliu considera que esas interpretaciones sobre una sentencia futura contraria a la banca les causan «daños económicos y de reputación» que son, a su juicio, «de difícil reparación». El ejecutivo ha recordado que este indicador ha sido utilizado en multitud de operaciones, que se trata de un índice oficial, publicado por el Banco de España, y que su utilización por parte principalmente por las cajas estaba «amparada en normas administrativas» del momento.

Ante sus accionistas, que le han renovado en el cargo por cuatro años más, Josep Oliu ha reconocido que la lbanca debe trabajar con los mejores estándares de conducta, con transparencia y los más exigentes niveles éticos. Pero al mismo tiempo ha reclamado «unos marcos jurídicos y políticos estables» que le permitan desarrollar su actividad con seguridad y eficacia.

En la junta, Oliu también ha recordado la crisis vivida hace ahora un año con su filial británica TSB por la migración tecnológica, indicando que tanto él como el consejero delegado, Jaume Guardiola, renunciaron a la retribución variable por su responsabilidad en aquellos acontecimientos.

La junta del Sabadell ha acordado, entre otras propuestas, la distribución de un dividendo bruto por acción con cargo al resultado del ejercicio 2018, de 0,03 euros por acción, en efectivo. De ellos, 0,02 euros fueron abonados el pasado 28 de diciembre como dividendo a cuenta y 0,01 euro será abonado a partir del próximo 5 de abril, como dividendo complementario, una vez aprobada esta propuesta de acuerdo. Con ello, la retribución total al accionista del ejercicio 2018 supone un payout del 51%.