UGT pone al Diálogo Social de Castilla y León como referente nacional

la sala Polisón acoge durante toda la mañana la cita. /GIT
la sala Polisón acoge durante toda la mañana la cita. / GIT

El sindicato organiza una jornada en torno al Diálogo Social coincidiendo con el 130 aniversario de su fundación | La presidenta del consejo de Estado, María Teresa Fernández de la Vega, y los expresidentes de Brasil y Colombia, Dilma Rousseff y Ernesto Samper, participan en la cita

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El Diálogo Social es «el instrumento más importante de desarrollo de la sociedad de manera armónica». Y el desarrollado en Castilla y León desde hace años es un referente. Esa es una de las principales ideas puestas sobre la mesa durante la celebración de la jornada sobre Diálogo Social organizadas por UGT Castilla y León con motivo del 130 aniversario de su fundación. Una jornada que ha reunido en Burgos a afiliados y numerosos dirigentes públicos, como el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, la presidenta del Consejo de Estado, María Teresa Fernández de la Vega, o los expresidentes de Brasil y Colombia, Dilma Rousseff y Ernesta Samper, respectivamente.

Todos ellos han participado en una jornada en la que se ha pretendido poner en valor el potencial del Diálogo Social. Máxime después de ver cómo «ha decaído» en el conjunto del territorio nacional a raíz de la crisis, mientras que en territorios concretos, como Castilla y León, no sólo se ha mantendio, sino que ha funcionado incluso mejor en la última década. Por eso, desde UGT se insiste en la necesidad de aprovechar el «nuevo tiempo» político que surgirá tras las elecciones generales para volver a impulsar el Diálogo Social, según ha explicado Álvarez.

Álvarez: «La irrupción de Vox es un elemento extremadamente negativo»

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha asegurado hoy en Burgos que «la irrupción de Vox es un elemento extremadamente negativo» para el desarrollo social del país. Y es que, más allá de la independencia que el sindicato asegura que mantendrá durante la campaña electoral, la formación liderada por santiago Abascal está «evidenciando su carácter de ultraderecha».

En este sentido, Álvarez, que ha recordado que España «hizo un gran esfuerzo por hacer borrón y cuenta nueva» durante la Transición, ha lamentado que la formación tenga miembros que «reniegan del Holocausto» desde un perfil «supremacista». Tampoco gusta en el seno de UGT que se intente «devolver a la mujer al pasado», un mensaje que «también ha contaminado en parte al PP», ni que algunos generales en la reserva se hayan sumado al proyecto de Vox.

Sea como fuere, Álvarez insiste en que el sindicato «no pedirá el voto» pedirá el voto para ningún partido, lo que no obsta para que «opine» .

En este sentido, el secretario general del sindicato ha reconocido que «muchas de las medidas que están apareciendo en el BOE en las últimas semanas son fruto del Diáolgo Social, pero no forman parte del acuero», sino que han sido impulasdas unilateralmente por el Gobierno socialista. Un Gobierno que, a pesar de los intentos de los sindicatos, no ha recuperado la senda iniciada a este respecto hace más de una década.

«Esperamos que en la próxima legislatura podamos abrir un nuevo tiempo en el que el Diáologo Social sea la base» de la acción parlamentaria, ya que «así se conseguirá recuperar bienestar y un buen reparto de la riqueza», ha aseverado Álvarez. Para ello, tanto UGT como CCOO están preparando un «manifiesto conjunto» en el que se abordan los «retos más importantes» y que será entregado a las diferentes formaciones políticas de cara a la campaña.

La intención, en suma, es conseguir que la Administración central asuma la misma línea que la trazada por parte de la Junta de Castilla y León en los últimos años. Y es que, según ha subrayado Faustino Temprano, secretario regional del sindicato, «en Castilla y León hemos conseguido que el Diálogo Social cale» y genere resultados reales y tangibles, más allá de acuerdos de intenciones.

Más información