La creación de empleo se acelera y por primera vez se crean casi medio millón de puestos en primavera

La cifra de parados se reduce en más de 300.000, lo que sitúa la tasa en el 15,2%, el mejor nivel desde hace una década

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

Más empleos que nunca en esta primavera. En el segundo trimestre del año se crearon un total de 469.900 nuevos puestos de trabajo, «el mayor incremento trimestral de ocupados observado en la serie histórica», según recoge la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves. Y, lógicamente, el desempleo también se redujo, aunque en este caso en 306.000 personas, en menor medida que el empleo y también inferior a otros trimestres semejantes, pero a consecuencia del fuerte incremento de la población activa.

Con este 8% de recorte, el número de parados cae hasta los 3.490.100 mientras la tasa disminuye 1,46 puntos hasta situarse en el 15,28%, el mejor nivel de la última década. Y, mientras, los ocupados crecen hasta los 19.344.100, el mejor dato desde el cuarto trimestre de 2008. A su vez, la población activa experimenta un incremento de 163.900 personas y supera los 22,8 millones.

Sin duda se trata de unos datos muy positivos, que compensan la ralentización que venía experimentando el crecimiento del empleo en los últimos meses y el batacazo registrado en el inicio del año (se perdieron 124.000 puestos), aunque también es cierto que el segundo trimestre suele ser el más favorable para el mercado laboral, aunque en esta ocasión no contara con la baza de la Semana Santa, que cayó íntegramente en marzo. En definitiva, se ha pegado un fuerte acelerón.

Y más si cabe si se tiene en cuenta que por primera vez al menos desde la crisis se crean casi tantos empleos indefinidos como temporales: 231.000 con carácter fijo frente a 233.000 con carácter eventual. Si se compara con el mismo periodo de los ejercicios precedentes, la brecha se ha reducido considerablemente, puesto que en el segundo trimestre de 2017 se generaron solo 93.000 puestos indefinidos, casi una tercera parte que temporales (256.000); incluso en la primavera de 2015 los trabajos con fecha de caducidad multiplicaron por cinco a los fijos.

De esta manera, los asalariados con contrato fijo superan por primera vez desde el segundo trimestre de 2009 los 11,9 millones. Pese a esto, y a que la tasa de temporalidad se ha estancado en el último año en el 26,8%, sigue siendo el nivel más alto de toda la Unión Europea.

Por otra parte, la mayor parte del empleo creado en el segundo trimestre fue a tiempo completo (384.400 más), un 2,4% superior al trimestre precedente, frente a los 85.400 puestos generados a tiempo parcial, lo que supone un crecimiento del 3%, y eleva su tasa hasta el 15%, inferior a la de otros países europeos como Alemania, pero con la diferencia de que aquí en su mayor parte es una reducción de jornada no deseada.

Además, hay buenas noticias si se analizan los números de los últimos doce meses: 424.200 parados menos y 530.800 ocupados más, con lo que se cumpliría el objetivo del anterior Gobierno de Mariano Rajoy de lograr medio millón de empleos anuales, algo que ha ocurrido casi que si se ciñe uno a esta primavera, aunque la mayor parte de estos puestos están abocados a desaparecer tras el fin de la campaña veraniega.

Servicios crea un 80% de los empleos

En este sentido, el grueso de los nuevos empleos se produce en el sector servicios, donde se crearon ocho de cada diez nuevos trabajos: un total de 371.400. Muy de lejos le sigue la construcción, con 63.400 ocupados más, mientras que la industria se queda en una discreta tercera posición, habiendo generado 46.400 empleos. Donde sí ha habido una reducción ha sido en la agricultura, que tiene 11.300 ocupados menos que en el primer trimestre. Esta tendencia se repite también si se miran los números del último año, cuando la agricultura perdió 10.000 ocupados mientras que aumentó por este orden en servicios (373.000 empleos más), industria (86.200) y construcción (81.100).

Mucho menos intenso ha sido el crecimiento del empleo en el sector público: apenas 12.100 ocupados más, un alza del 0,39%, pero suficiente para elevar el total de funcionarios a los 3,12 millones, la cifra más alta de los últimos seis años. Por su parte, el número de los trabajadores por cuenta propia se eleva en 3.500 personas (+0,11%), aunque en términos interanuales se reducen en 35.900 el número de autónomos.

Cabe resaltar que el empleo ha crecido en el segundo trimestre en todas las franjas de edad sin excepción, pero de forma especial entre los trabajadores de mayor edad, de 55 y más años, 93.700 encontró una nueva oportunidad en uno de los colectivos más perjudicados por la crisis.

De igual manera, el paro se redujo en todos los colectivos (salvo entre los que buscan su primer empleo), aunque principalmente entre los parados de larga duración (62.500 menos). También cayó el desempleo en to dos los sectores, pero con especial incidencia en servicios, donde hay 181.100 parados menos, y en todas las regiones, salvo Melilla.

Más información

 

Fotos

Vídeos