Los jóvenes burgaleses no se 'encuentran' en los discursos políticos pero votarán «al menos malo»

Óscar, Daniel, César, Javier y Fabiola charlan en la Universidad de Burgos sobre los próximos comicios del 26 de mayo. / APM

Cinco estudiantes burgaleses, que se estrenan en las urnas, cuentan a BURGOSconecta sus impresiones sobre la política, sus inquietudes y su desconfianza en los representantes

AYTHAMI PÉREZ MIGUEL y ANDREA IBÁÑEZBurgos

Este 26 de mayo, 13.939 jóvenes participarán por primera vez en unas elecciones para elegir la composición del Parlamento Europeo en Burgos. Igualmente, 11.262 jóvenes votarán, por vez primera, a sus representantes municipales en la provincia y a los procuradores de las Cortes de Castilla y León.

Forman parte de la llamada Generación Z, aquellos que han nacido a partir del año 2000, nativos digitales que toman contacto con la política y, en la mayor parte de los casos, se sienten fuera de los discursos políticos. ¿Cómo se enfrentan estos jóvenes a esta cita electoral? ¿Tienen decidido su foto? ¿Influirá en ellos la campaña electoral? Nos acercamos hasta la Universidad de Burgos para conocer un poco más a estos primeros votantes y descubrir sus inquietudes.

Óscar Salinero, Daniel Llorente, César Sevilla, Javier Cob y Fabiola Chacón son cinco estudiantes burgaleses de la Universidad de Burgos. Todos ellos participarán por primera vez en unas elecciones municipales, autonómicas y europeas. Aunque, realmente, su estreno electoral fue el pasado 28 de abril, en los comicios generales.

Al charlar con ellos se puede desterrar el tópico de que a los jóvenes no les interesa la política. «Cada vez estamos más concienciados», asegura Óscar, aunque Javier añade que «hay mucha gente joven a la que le interesa la política pero también hay demasiada que pasa, no sabe a quién vota o no va a votar». Fabiola comparte estas opiniones pero señala que en el entorno de la universidad, al estar en contacto con la facultad de Ciencias Políticas, se habla más.

Tras salir de un examen en el que se les ha preguntado sobre la Constitución, todos ellos tienen un ejemplar de la 'Ley de leyes', bromean sobre que saben más de la Carta Magna que algunos políticos. «Seguro que más que algunos no, pero más que Rufián sí», apunta uno entre risas.

Todos ellos debaten de temas políticos con sus familiares y amigos pero estas conversaciones no suelen acabar bien. «Intento hablar lo menos posible de política para que no haya discusiones. Entre lados opuestos siempre acaban en discusión», asegura César. Sorprende que, a diferencia de lo que muchas veces se les reprocha a los políticos, que como representantes de los españoles deben mostrar respeto y saber dialogar, estos jóvenes entienden el ambiente crispado, bronco e, incluso, incorrecto que se produce en el Congreso.

Tras examinarse de la Constitución están seguros que saben más sobre la Carta Magna que algunos políticos.
Tras examinarse de la Constitución están seguros que saben más sobre la Carta Magna que algunos políticos. / APM

Aún así, todos ellos tienen una mala impresión sobre los políticos. Javier reflexiona sobre el asunto, «en España ha habido mucha corrupción y eso genera desconfianza». Por su parte, César es más de desconfiar de los políticos rurales, esos a los que menos casos de corrupción salpican, porque «hay muchas irregularidades ocultas en muchos pueblos». En este caso, César forma parte de la lista de Ciudadanos en Orbaneja Riopico. Ante la pregunta de si se presentó con la voluntad de intentar frenar estas irregularidades no se muestra muy seguro, «voy a ver lo que hay por ahí», afirma.

Votar al menos malo

La opinión negativa que les merecen nuestros representantes políticos no los desanima a acudir a las urnas. El domingo todos irán a votar. Los cinco entienden que es «importante». «La política está muy presente en nuestra vida y nos concierne a todos. Yo tengo claro lo que voy a votar», asegura Óscar. «Es importante votar porque mucha gente ha luchado para que tuviéramos este derecho y sería una falta de respetarlo no aprovecharlo», asegura César.

Fabiola añade que «es importante sentirse representado en los que toman decisiones sobre parte de tu vida. Nadie se va a sentir totalmente identificado con un político pero yo votaré al que más me represente». En su caso tiene, «más o menos», decidido su voto pero no cree que la campaña electoral le ayude a decidirse.

Estos cinco jóvenes tienen bastante claro a qué opción votarán y ellos se decantan «por la opción menos mala», confiesa Óscar. «De entre lo malo, al menos malo», sentencia Daniel.

No se encuentran en los discursos

Para estos jóvenes es difícil sentirse identificados con un partido político porque no se encuentran en los discursos ni propuestas de estos. Todos coinciden con Óscar en que «se debería hablar más de proyectos para los jóvenes». Estos estudiantes reclaman propuestas que les desanimen menos de cara al futuro, propuestas que mejoren su vida actual, ayudas para el estudio, menos cambios de leyes educativas, ayudas de vivienda, facilidad para el acceso al empleo. «Los jóvenes nos sentimos fuera de los discursos políticos porque no focalizan en nosotros, estamos apartados», añade Fabiola, a lo que Javier apunta «somos un grupo minoritario para ellos».

De cara a las elecciones autonómicas, Fabiola echa de menos más propuestas sobre despoblación rural, educación y sanidad. Estos dos últimos temas también son dos de las preocupaciones de sus compañeros. «No se profundiza en ellos y son de lo más importante», señala Daniel. Por su parte, Óscar también echa en falta que no se hable lo suficente de la redistribución de la riqueza.

Más información