A las urnas... pero sin poder votar al alcalde

Imagen de un colegio electoral/Leticia Pérez | ICAL
Imagen de un colegio electoral / Leticia Pérez | ICAL
Elecciones Municipales 26-M

Los vecinos de Torregalindo, Zael y Campolara no podrán elegir a su alcalde este 26 de mayo pues en sus municipios ningún partido ha presentado candidatura | La situación es similar en una treintena pedanías de Burgos

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

283.393 burgaleses están llamados a las urnas este 26-M. Nos toca depositar tres papeletas para elegir la representación al Parlamento Europeo, nuestros procuradores en las Cortes de Castilla y León y a nuestros futuros alcaldes y concejales. Sin embargo, no todos los vecinos de la provincia van a poder cumplir con los tres rituales, por mucho que así lo deseasen. En Torregalindo, Zael y Campolara se quedarán con las ganas de elegir alcalde y concejales.

El cargo de alcalde y concejal de pueblo no es, precisamente, lo más atractivo de la política. De hecho, lo que más cuesta a los partidos es conformar las listas provinciales, tratar de presentar candidatos en todos los municipios de Burgos (371) y en sus respectivas entidades locales menores. No siempre se puede, quedan lagunas y estas elecciones locales de 2019 no han sido una excepción.

Torregalindo, Zael y Campolara se han quedado sin candidatos. En Campolara el PSOE no ha conseguido convencer a su alcaldesa actual para que repitiese empresa, y lo mismo le ha debido de ocurrir al PP en Torregalindo y en Zael, pues sendas formaciones se quedan sin candidatura, mientras que otras más recientes, como Ciudadanos, Podemos o Vox, tampoco han conseguido 'engañar' (entiéndase con humor) a nadie.

En una situación un tanto más complicada se encuentran los municipios de Atapuerca y Frandovínez, donde si bien hay candidatos son insuficientes para conformar ayuntamiento. Así, en Atapuerca se han presentado dos personas por el Partido Popular, mientras que el PSOE ha retirado a su candidato, pero al tratarse de un Ayuntamiento de cinco concejales se requeriría un mínimo de 3 ediles para consituir gobierno, así que los vecinos votarán pero el 15 de junio no se podrá conformar Ayuntamiento.

La misma reflexión es aplicable a Frandovínez, pues solo hay un candidato, del PP, y se requeriría un mínimo de dos para un Ayuntamiento de tres ediles. Además, como curiosidad extra, cabe recordar que quien fue alcalde entre 2003 y 2015 por el PSOE, Jacinto Puente, ha dado unos cuantos tumbos en los últimos años. Se presentó a las primarias de Imagina en 2015 y, el pasado año, a las primarias de Cs para la Junta de Castilla y León, aunque finalmente retiró su candidatura y, en esta ocasión, se queda fuera de opciones municipales.

Pedanías sin 'cabeza'

En todos estos casos, y ante la imposibilidad de conformar Ayuntamiento el próximo 15 de junio, se tendrá que convocar una segunda vuelta, allá para octubre y noviembre. Si entonces no hay candidaturas, o suficientes candidatos, para constituir un gobierno municipal, la Diputación de Burgos tendrá que intervenir con una junta gestora, como ha hecho este último mandato en Vilviestre del Pinar, por poner un ejemplo.

Y lo mismo en la treintena de pedanías que tampoco cuentan con candidato a alcalde pedáneo. La más llamativa es Castañares que, tras la dimisión de la junta vecinal en noviembre de 2017 y el nombramiento de Luis Flores como alcalde pedáneo-gestor, no cuenta con alternativa viable para asumir el mando en la única pedanía que le queda a Burgos, lo que acerca aun más la posibilidad de que Castañares acabe convertido en un barrio más de la capital.

Sin candidato están también pinillos de Esgueva, Bentretea, Barrio Panizares, San Martín de Humada, Quintanilla del Monte, Covanera, Las Celadas, Escaldaa, Franco, Taravero, Moriana, Ayuelas, Guinicio, Valejimeno, Quintanilla Cabrera, Campino, Villamor, Quintanilla Montecabezas, Urria, Quintanabaldo, Virues, Guijano, Lechedo, Quintanilla Socigüenza y Villarias.