Puigdemont retira la petición de voto delegado para la investidura

Carles Puigdemont. / Afp

Junts per Catalunya no descarta ningún escenario | La Mesa del Parlament debatirá si acepta que el resto de diputados en Bélgica pueden delegar su voto

CRISTIAN REINO / AGENCIASBarcelona

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, sigue jugando al gato y al ratón con la justicia española y con el Gobierno central. Si ayer desafiaba al Supremo con su viaje a Copenhague, esta mañana ha retirado la petición que había cursado en la Cámara catalana para poder delegar su voto el día de la investidura.

Al reclamar que otro diputado pudiera votar por él, Puigdemont ya estaba anticipando que no podría asistir in situ a la investidura, según señalaron ayer fuentes parlamentarias. Desde Junts per Catalunya, en cambio, ya no descartan ningún escenario.

Más información

La Mesa de la Cámara catalana ha celebrado hoy su primera reunión ejecutiva y tenía sobre la mesa una decisión controvertida, como era dar validez o no a la petición de delegación de voto cursada por el expresidente de la Generalitat. Ha decidido posponer su respuesta a la solicitud de los diputados encausados en Bélgica.

Se ha decidido con los votos mayoritarios que suman JxCat y ERC, que han querido "dejar sobre la mesa para más adelante" esta decisión, han informado fuentes parlamentarias.

El informe de los letrados del Parlamento concluyó que no es posible esa delegación de voto para el supuesto de diputados que se encuentran en el extranjero, como Puigdemont y los otros cuatro exconsejeros. Junts per Catalunya y ERC sí mantienen la petición para Toni Comín, Meritxell Serrat, Clara Ponsatí y Lluís Puig.

Con este movimiento, desde Junts per Catalunya tratan evitar que los grupos constitucionalistas intenten suspender de manera preventiva la votación de la investidura, desde el argumento de que Puigdemont no asistiría y se llevaría a cabo una elección que no contempla el reglamento.

Su abogado: «¿El objetivo es juzgarlo o que no vuelva?»

El abogado de Carles Puigdemont, Jaume Alonso-Cuevillas, ha preguntado al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, si el objetivo de su Ministerio es detener al expresidente para que sea juzgado "o que no pueda volver" a Cataluña.

Así se ha pronunciado el abogado en un apunte en su cuenta de Twitter después de que Zoido afirmara en una entrevista que las Fuerzas de Seguridad del Estado aportan información a la Fiscalía y realizan seguimientos sobre Puigdemont desde que se fue a Bélgica para evitar que "pueda cruzar la frontera en helicóptero, en barco o en un maletero de un coche".

"Entonces, ¿el objetivo es detenerlo y juzgarlo o que no pueda volver? Por saberlo, señor Ministro", ha cuestionado Cuevillas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos