Los 'outsider' de la carrera electoral

Gaspar Llamazares, durante un encuentro de Actúa./EFE
Gaspar Llamazares, durante un encuentro de Actúa. / EFE

Los partidos pequeños y con escasos recursos sueñan con emular la irrupción de Podemos en las europeas de 2014

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

Son partidos que estos días apenas tienen presencia mediática, pero que sueñan con emular lo que Pablo Iglesias y Podemos lograron hace cinco años en las elecciones europeas: irrumpir a lo grande en la política nacional. Los hay de todos los tipos y colores. Está Actúa, la formación liderada por Gaspar Llamazares y Baltasar Garzón. Empezar de cero es complicado, más aún si se quiere tener repercusión. Ni siquiera el tirón del exlíder de IU ha permitido a Actúa, no ya codearse con los grandes partidos, sino tampoco con otros emergentes como el Pacma. Tanto es así que, a mitad de campaña, desde esta formación de izquierda se envío una carta en la que se apelaba a la profesionalidad de los medios para dar eco a sus propuestas. La baza que juegan Llamazares y los suyos es la de atraer a una la izquierda desencantada, más concretamente a los votantes progresistas que, como el propio candidato hizo en su momento dentro de IU, se oponen a la alianza entre Podemos y la formación liderada ahora por Alberto Garzón.

Una candidatura más experimentada es la de Recortes Cero-Grupo Verde, que ha logrado la proeza para un pequeño partido de presentarse en las 52 circunscripciones electorales. En 2016 sumó algo más de 50.000 papeletas, lo que le dejó a años luz de conseguir un escaño. Pero esta formación izquierdista no se rinde. Entre las singularidades de Recortes Cero destaca que todos y cada uno de sus cabezas de lista son mujeres. Entre sus propuestas, figura una redistribución salarial para que ningún sueldo esté por debajo de los 1.000 euros y tampoco ninguno por encima de los 10.000 euros o reformar el Código Penal para equiparar la corrupción con el crimen organizado.

LA CLAVE

54
sugragios fueron los que logró la Unión de Todos en las generales de 2016. En aquellas elecciones fue el partido menos votado.
Publicidad.
Las formaciones extraparlamentarias no cuentan con medios para difundir su mensaje

Por un mundo más justo (M+J) es otra de las candidaturas que busca hacerse un hueco en la actualidad informativa. Augustin Ndour es su aspirante a la Moncloa. Este senegalés ha retado sin éxito a Santiago Abascal a un debate. En su programa, que el partido presenta en su página web a ritmo de rap, aboga por la reducción de la jornada semanal a las 30 horas para favorecer la conciliación familiar, eliminar los billetes superiores a los 50 euros para combatir la corrupción o promover un plan de desarrollo africano.

El último de 2016

La Unión de Todos (UDT) fue el partido menos votado en junio de 2016. Se presentó solo por la circunscripción de Teruel y sacó 54 votos, lo que no le ha hecho tirar la toalla. Este domingo intentará superar su anterior marca. Su líder es Helen Mukoro Idisi, de origen nigeriano. La candidata asegura conocer al presidente del país africano y se ha comprometido a que el mandatario visite Teruel para estudiar inversiones. En esta circunscripción aragonesa se presenta también Muerte al Sistema, que defiende derogar la Constitución y después acabar con el capitalismo para vivir sin dinero. Su jefe de filas es Alberto Saura, quien en la publicación de la candidatura en el Boletín Oficial del Estado (BOE) figura, además de con su nombre, con su apodo 'El Lobo de la Alberca'. Saura sostuvo en una ocasión que «los diputados discutirían mejor fumando hierba».

Otra lista llamativa es la de Escaños en blanco. Lleva un solo punto en su programa: «Dejar vacíos los escaños que consigamos renunciando a cualquier tipo de sueldo o subvención». Fieles a esta idea, en 2017 solicitó en el Congreso la inclusión en la ley electoral de un voto en blanco que deje sus escaños sin ocupar. Su argumento es que así se daría visibilidad al rechazo de forma oficial e inequívoca dentro de las instituciones.