DiCaprio tendrá que devolver un Oscar de Brando

Leonardo DiCaprio./
Leonardo DiCaprio.

Estaba desaparecido

EL NORTE

Al actor Leonardo DiCaprio parece perseguirle una maldición con los Oscar. En 2016 recogió la estatuilla a Mejor Actor por su interpretación en 'El renacido'. Cumplió así un sueño tras 20 años de trabajo y cinco nominaciones fallidas, pero que casi se desvaneció esa misma noche cuando, en la fiesta posterior, a punto estuvo de dejarse olvidado el ansiado trofeo en el restaurante Ago de Melrose Avenue, donde cenó con familiares y amigos.

Sin embargo, ese no es el Oscar que ahora le reclama la Academia de Cine, sino el que ganó Marlon Brando en 1954 por 'La ley del silencio', que estuvo perdido desde que desapareciera de la casa de su dueño.

Años después, el multimillonario y amante del cine Jho Low lo compró por más de 500.000 euros. El magnate malayo conoció a DiCaprio durante el rodaje de 'El lobo de Wall Street', de Martin Scorsese, en la que participó como productor, y entablaron una estrecha amistad. Tanto que acabó regalándole el Oscar y un cuadro de Picasso, 'Naturaleza muerta' (1944). Sin embargo, fueron regalos envenenados, porque cuatro años después se han convertido en un quebradero de cabeza para DiCaprio. Low ha sido acusado de fraude, supuestamente por desviar fondos del Malasyan Development Berhard, y está en paradero desconocido. Fuentes de la investigación le acusan de haber comprado el Oscar y el cuadro con dinero ilícito, según recoge el 'New York Times'.

La Academia de Cine dice ahora tener el derecho a recuperar la estatuilla, tal y como establece una norma que se impuso en esa institución en 1950. Dicta que si un heredero del galardonado quiere venderla, primero debe ofrecérsela a la Academia por el valor simbólico de un dólar.